Una palabra tuya (Ángeles González-Sinde, 2.008)

Una palabra tuya (Ángeles González-Sinde, 2.008)

Póster: Una palabra tuya

Título original: Una palabra tuya
Director: Ángeles González-Sinde
Guionista: Ángeles González-Sinde
Intérpretes: Malena Alterio
Esperanza Pedreño
Antonio de la Torre
Luis Bermejo
Chiqui Fernández
Marilyn Torres
Juan Sanz
Productores: José Antonio Félez
Antón Reixa
Fotografía: David Omedes
Música: Julio de la Rosa
Montaje: Fernando Pardo
Nacionalidad: España
Año: 2.008
Duración: 96 minutos
Edad: 13 años
Género: Comedia dramática
Distribuidora: Alta Classics S. L. Unipersonal
Estreno: 22-08-2.008
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España

Sinopsis:

Una palabra tuya es el retrato de Rosario y Milagros, de dos vidas corrientes que tras años de tropiezos, ilusión, miedo y realidades, han dado forma al temor de no merecer ser felices. En compañía de Morsa, las dos amigas recorren dos trayectorias vitales: una hacia la nada más cruel, desde una actitud alegre y vitalista, y la otra hacia un futuro expectante desde una vida redimida; y en medio el perdón.

Calificación:

Crítica: 5,623
Vizcaya: 5,265
España: 4,504
Rugoleor: 4,884
Espectadores: 197.115
Recaudación: 1.135.655,09 €

Crítica:

28.08.2008 – JOSU EGUREN

Candidatas a nada

El día que alguien pueda proclamar «Qué grande es el cine español», me retiro. El órdago viene con trampa, lo sé, pero no es menos tramposa toda la pompa que envuelve la historia contada en “Una palabra tuya”. A González-Sinde se le notan maneras de presidenta de la Academia en su segunda puesta de largo como directora de cine y para hacer justicia al cargo nos regala desde sus primeros planos una colección de postales filmadas en las que se hace difícil saber si es ella o el director de fotografía el que dirige. Como prueba de su lealtad a la institución que preside, González-Sinde raya por debajo de la media de calidad de un cine patrio cuya lamentable situación difícilmente puede justificarse mediante los discursos, pero todo queda muy aparente porque en la foto promocional ejercen de gancho dos estrellas televisivas: Esperanza Pedreño y Malena Alterio.

Recuerdo que Vicente Aranda se quejaba de la superficialidad de la crítica, y yo creo que nuestra directora y guionista ha tomado nota de las palabras del maestro, porque en toda la película se nota el esfuerzo titánico por subrayar lo evidente con un trazo grueso y errático. Drama y comedia se suceden en “Una palabra tuya” como preparados instantáneos a los que poco a poco el espectador termina inmunizado.

Pero, por encima de todo, lo que perjudica a la película es su fidelidad no tanto a la novela homónima de Elvira Lindo sino a cierto menosprecio por el lenguaje cinematográfico, lo que obliga a las dos actrices protagonistas a componer sus personajes echando mano del texto literario. Al final queda la sensación de que a la amistad de dos mujeres que se resisten a asumir el papel que les ha tocado representar en esta vida podría habérsele sacado más jugo, y cuando llega el momento de juzgar las notas están claras: aprobado para Alterio, suspenso para el resto.