Espíritu del bosque (2008)

Póster: Espíritu del bosque (2008)
Un poderoso hombre de negocios pretende construir una carretera y la malvada Sra. d'Abondo ve llegar su oportunidad para acabar con el bosque. Carballo y sus compañeros están en peligro y todos los animales que viven a su amparo tendrán que huir. Pero los topos Furi y Linda y el ratón Piorno no piensan rendirse, y tampoco Cebolo, un topo asustadizo recién llegado de la ciudad. En su nueva aventura cuentan con la ayuda del 'Clan de los Gatos Libres', liderado por el valiente, aunque algo engreído, Tigre. Incluso Hu-Hu y Ho-Ho, las moscas gamberras, deciden echar una mano. Cuando descubre de qué tiene miedo la Sra. d'Abondo, Furi propone dar 'vida' al "Espíritu del Bosque".

Calificación: 4,771.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Espíritu del bosque (El bosque animado 2).
Directores: David Rubín, Juan Carlos Pena.
Guionista: Beatriz Iso.
Actores: No hay actores (Animación).
Actores de Doblaje (V. O.): María Adánez, Sean Astin, Anjelica Huston, Juan Ibáñez Pérez, Luis Merlo, Ron Perlman, Giovanni Ribisi, Damián Molla Herman (Trancas y Barrancas).
Productor: Manolo Gómez.
Fotografía: No hay (Animación).
Música: Arturo B. Kress.
Montaje: Juan Galiñanes.
Dirección Artística: David Rubín.
Diseño de Vestuario: No hay (Animación).
País: España.
Lugares de Rodaje:
Fechas de Rodaje: De 02-04-2003 a 10-12-2007.
Año: 2008.
Duración: 80 minutos.
Edad: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Familiar, Fantástica.
Estreno: 12-09-2008.
Película Online: Filmin.
DVD (Venta): 02-12-2008.
Distribuidora: Vértice Cine, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores: 190.126.
Recaudación: 1.037.169,87 €.

Comentario

Nueva animación española con espíritu ecológico. Es, de hecho, la productora Dygra Films, quien ya estuvo detrás de "El bosque animado" (Ángel de la Cruz, Manolo Gómez, 2001), la que recupera personajes como el topo Furi, que deberá salvar el bosque de un nuevo peligro: la sierra mecánica de aquellos que quieren talar los árboles para trazar una carretera. Deudor de la estética del primero, el film se estrenará en Estados Unidos, donde Sean Astin le pondrá voz al topo.

Crítica

15-09-2008 – JOSU EGUREN

Desventuras en un bosque animado

Recogiendo buena parte de las intenciones, ya sean narrativas, comerciales o estéticas, de la película más rentable hasta la fecha para el estudio de animación gallego Dygra Films se estrena en España "Espíritu del bosque", una fábula inspirada en la obra de Wenceslao Fernández Florez, padre intelectual de su predecesora "El bosque animado" (Ángel de la Cruz, Manolo Gómez, 2001).

Al ilustre Wenceslao ('El malvado Carabel'), a quien José Luis Cuerda ("Los girasoles ciegos", 2008) recuperó con la adaptación parcial de su maravillosa colección de relatos (de nuevo 'El bosque animado'), la gran pantalla nunca le había sentado demasiado bien, quizá porque el espíritu del gallego se desenvuelve por terrenos a los que solo es posible acceder con el pasaporte de la imaginación, y el ejercicio de esta última es un bien que poco a poco hemos olvidado. Quizá le resulte más sencillo al público infantil deleitarse con la recreación de fantásticos paisajes animados, pero queda por ver si su mirada virginal justifica la simplificación de determinado tipo de relatos. Facturas técnicas al margen -esto es España y los estudios Pixar nos quedan bastante a desmano- a una película de animación teledirigida para impactar en un blanco menudo (aunque las víctimas colaterales somos los que nos sentamos al lado) debería poder exigírsele algo más que 80 minutos de entretenimiento y mensajes moralistas baratos («todo el mundo es bueno, salvemos el bosque... »), porque si bien es cierto que edificar la película partiendo de una línea argumental tortuosa parece el proyecto menos indicado, también lo es partir de la argumentación simplista de que los niños solo entienden lo que se les ofrece muy mascado. Personalmente empiezo a dar crédito a la idea de que Walt Disney sigue vivito y coleando, pero me temo que a su sarcófago de nitrógeno líquido se llevó el espíritu de un cine de animación infantil que, con escasas excepciones, todavía permanece congelado.