Entrada destacada

Atómica (Atomic Blonde) (2017)

Lorraine Broughton (Charlize Theron) es la agente del servicio secreto de inteligencia británica considerada como la joya de la corona. Lorraine es enviada a Berlín a recompilar información sobre el extraño asesinato de otro agente encubierto. Ella es espionaje, sensualidad y fiereza en partes iguales y está dispuesta a utilizar cualquiera de sus habilidades para mantenerse viva en esta misión imposible.

Valoración:6,356.


FICHA

Título Original: Atomic Blonde.
Director: David Leitch.
Guionista: Kurt Johnstad.
Reparto: John Goodman, Charlize Theron, James McAvoy, Sofia Boutella, Toby Jones, Eddie Marsan, Bill Skarsgård, Til Schweiger, James Faulkner, Barbara Sukowa, Roland Møller.
Productores: A.J. Dix, Eric Gitter, Beth Kono, Kelly McCormick, Peter Schwerin.
Música: Tyler Bates.
Fotografía: Jonathan Sela.
Montaje: Elísabet Ronaldsdóttir.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 115 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Acción, …

El niño con el pijama de rayas (Mark Herman, 2.008)

El niño con el pijama de rayas (Mark Herman, 2.008)

Título original: The Boy in the Striped Pyjamas
Director: Mark Herman
Guionista: Mark Herman
Intérpretes: Vera Farmiga
  David Thewlis
  Ruper Friend
  Jim Norton
  Sheila Hancock
  Assa Butterfield
  Jack Scanlon
  Cara Horgan
  Amber Beattie
Productor: David Heyman
Fotografía: Benoît Delhomme
Música: James Horner
Montaje: Michael Ellis
Nacionalidad: Reino Unido
  Estados Unidos
Año: 2.008
Duración: 90 minutos
Edad: 7 años
Género: Bélica, Drama, Suspense
Distribuidora: The Walt Disney Company Iberia, S. L.
Estreno: 26-09-2.008
Página WEB: Web Oficial de la película en el Reino Unido
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 7,723 Espectadores: 1.867.595
Vizcaya: 7,674 Recaudación: 10.809.078,58 €
España:   Puntos (Popularidad):  
Rugoleor:   Índice de popularidad:  

Sinopsis:

La película es una adaptación de la novela del mismo nombre de John Boyne, un best seller internacional y un enorme éxito de crítica. Narra la fascinante historia de una inverosímil amistad entre dos chicos que viven a ambos lado de la alambrada de un campo de concentración. Berlín, 1942 - Bruno tiene nueve años y desconoce totalmente el significado de la Solución Final y del Holocausto. No es consciente de las pavorosas crueldades que su país está infligiendo a los pueblos de Europa. Todo lo que sabe es que su padre ha ascendido en su trabajo y que ha pasado de vivir en una confortable casa de Berlín a una zona aislada en la que no hay mucho que hacer y sobre todo nadie con quien jugar. Pero todo cambia cuando conoce a Shmuel, un chico que vive una extraña existencia paralela al otro lado de la alambrada y que, como todos los que habitan allí, viste un uniforme similar a un pijama de rayas. La amistad de Bruno con Shmuel marcará el fin de su inocencia infantil. Sus encuentros secretos desembocan en una amistad cuyas consecuencias serán asombrosas y devastadoras.

El best seller de John Boyne tiene el valor, o la originalidad, de presentarnos el Holocausto a través de los ojos de un niño (Asa Butterfield), el hijo del comandante de un campo de exterminio (David Thewlis, casado en la ficción con Vera Farmiga), y de su improbable amistad, a través de las alambradas, con el niño del título (Jack Scanlon). Ni uno ni otro entienden muy bien lo que ocurre, aunque, como toda la nación alemana, poco a poco se verán encaminados hacia la horrible verdad.

Crítica:

30.09.2008 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Alambradas de intolerancia

Auténticas alambradas de intolerancia son las que separan a dos niños, un alemán y un judío, en el filme “El niño con el pijama de rayas” (sería más correcto decir “El niño con el pijama a rayas”), adaptación a la gran pantalla de la exitosa novela homónima de John Boyne, ambientada durante la II Guerra Mundial. Bruno es hijo del comandante de un campo de exterminio nazi, mientras que el pequeño Shmuel vive una extraña existencia paralela al otro lado de dicha alambrada. Paso a paso, el realizador Mark Herman (máximo responsable que fue de “Tocando el viento”) nos va descubriendo lo que sucede en esa misteriosa 'granja' próxima al hogar de Bruno y lo hace con la brida de su oficio cinematográfico bien a punto.

Sin embargo, a la película le falta un hervor, puesto que el desarrollo de la trágica historia, fluida y filmada con corrección, resulta un tanto convencional. Que le falta dramatismo, vamos, excepto al final. Ahí sí, Herman aprieta el acelerador a fondo, conforme Bruno y Shmuel caminan juntos, como dos buenos amiguitos que son, hacia la 'solución final'... El resto aparece compuesto por toda una serie de viñetas, en las que también participan su rastrero padre, su desmantelada madre, un abuelo admirador sin reservas de Adolf Hitler, un profesor lavacerebros y un fanático oficial nazi de dudoso pasado y problemático futuro.

Personajes de una pieza en un conjunto entretenido dentro de la dureza de su propuesta, diluida como decimos por ese afán por limar asperezas, por su falta de incisión a la hora de atrapar al espectador en una pavorosa tela de araña en unos tiempos de locura colectiva, de guerra sin cuartel, cuando el mundo ardía por sus cuatro costados propiciado por políticos intolerantes. Y ya se sabe que toda forma de desprecio, si interviene en política, prepara o instaura la barbarie, el nazismo.

Comentarios