El truco del manco (2008)

Cartel: El truco del manco (2008)
A sus 28 años, Enrique Heredia 'Cuajo' (Juan Manuel Montilla 'El Langui') vive en un barrio marginal a las afueras de la ciudad. Su parálisis física no le impide sobrevivir a base de trapicheos, aunque su verdadera pasión es todo lo que tiene que ver con la cultura del hip hop. Cuando 'Cuajo' se convence de que puede convertir la música en un modo de vida, pide la colaboración de su amigo Adolfo (Ovono Candela), un joven mulato que coquetea con las drogas. Pese a las reticencias iniciales, los dos se unen para intentar montar un estudio musical.

Valoración: 6,347.

TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: El truco del manco.
Director: Santiago Zannou.
Guionistas: Iván Morales, Santiago Zannou.
Reparto: Juan Manuel Montilla, Javier Iglesias Bustamante, Jorge Ovono Candela, Juan Navarro, Diego Carrasco, Alicia Orozco, Elio Toffana, Francesc Garrido, Mala Rodríguez, Younes Bachir.
Productores Ejecutivos: Aitana de Val, Luis de Val.
Música: Woulfrank Zannou.
Fotografía: Albert Pascual.
Montaje: Jaume Martí.
Nacionalidad: España.
Año de Producción: 2008.
Duración: 91 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 18 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 16 de enero de 2009.
DVD (Venta): 26 de agosto de 2009.
Distribuidora (España): Alta Films.
Espectadores (España): 70.639.
Recaudación (España): 404.075,88 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 294 / 881.

Fotograma: El truco del manco (2008)

COMENTARIO

Nuestro entumecido cine (social) recibió una bocanada de aire fresco con el debut de Santiago Zannou, que presenta una historia de extrarradio protagonizada por un par de amigos empeñados en levantar un estudio para grabar hip-hop. No lo tienen fácil. Además de falta de dinero, el mulato Adolfo (Ovono Candela) arrastra problemas con la droga, mientras que 'El Cuajo' (Juan Manuel Montilla 'Langui') padece una parálisis cerebral por la que no puede moverse con facilidad. (Anuario Fotogramas 2010).

Fotograma: El truco del manco (2008)

CRÍTICA

17-01-2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

A tumba abierta

Con "El truco del manco" estamos ante el descubrimiento de un cineasta de raza, Santiago A. Zannou. Un director debutante que llamó poderosamente la atención en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián, con una historia de nuestros días, de superación personal, filmada a ras de suelo y urdida en torno a unos seres más o menos marginales, ilusionados con la música hip hop e irresistibles en muchas de sus propuestas. Insólita primera realización, pues, de un director dispuesto a atrapar con su cámara retazos de vida, realista hasta las cartolas, que incluye un canto a la verdadera amistad y pone en la picota la amistad de la persona que, si te ve en riesgo, te abandona.

Porque "El truco del manco" destila autenticidad y mala uva por los cuatro costados, en un conjunto enrabietado, verosímil, filmado con pasión, a tumba abierta, algo no muy corriente en el cine español de ahora mismo. A partir de ahí, estamos ante una de las películas más patéticas y secamente conmovedoras que hayamos visto en mucho tiempo. Con ella conectarán sobre todo aquellos que saben lo que es sobrevivir en el extrarradio de las grandes ciudades, acosados siempre por una realidad inclemente.

Todo ello complementandose con una visión sincera y certera de un sector significativo de nuestra sociedad. Denso, duro y triste, el filme de Zannou no se anda por las ramas a la hora de llamar a las cosas por su nombre, en su afán por describir sin perifollos inútiles unas vidas cargadas de ideas, desafiantes y seguras de sí mismas, realzadas por las interpretaciones de un sólido reparto, con mención especial para un vibrante Juan Manuel Montilla 'Langui'. Ahí está la película: fresca, viva, valiente y diciendo todo lo que hay que decir. Destila asimismo una amoralidad crispada de pudor y sensibilidad. Un aire nuevo para el cine español.

Comentarios