Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

Las mantenidas sin sueños (Vera Fogwill, Martín De Salvo, 2.005)

Las mantenidas sin sueños (Vera Fogwill, Martín de Salvo, (2.005)

Título original: Las mantenidas sin sueños
Directores: Martín de Salvo
  Vera Fogwill
Guionistas: Martín de Salvo
  Vera Fogwill
Intérpretes: Vera Fogwill
  Lucía Snieg
  Mirta Busnelli
  Mía Maestro
  Gastón Pauls
  Edda Díaz
  Elsa Berenguer
  Julián Krakov
Productores: Verónica Cura
  Stefan Schmitz
Fotografía: Nicolás Trovato
Música: Babasónicos
Montaje: Rosario Suárez
Nacionalidad: Argentina
  Francia
  Holanda
  España
Año: 2.005
Duración: 97 minutos
Edad: 18 años
Género: Comedia, Drama
Distribuidora: Avalon Productions, S. L.
Estreno: 09-02-2.007
Página WEB: Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la Distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 6,738 Espectadores: 6.523
Vizcaya: 5,804 Recaudación: 29.665,53 €
España: 4,034 Puntos (Popularidad): 54
Rugoleor: 4,919 Índice de popularidad: 42,52%

Sinopsis:

Intimidades del mundo femenino. Una madre joven, Florencia, que no sabe qué hacer con su hija. Eugenia, su hija, que sí sabe que haría siendo madre. Olga, ¿una vecina o parte de la familia? Celina, ¿crisis vocacional o vocación de nada? Sara, ¿abuela o marido? Lola, ¿se quedó sin nada o nunca tuvo? Cocaína y embarazo. Feminidad. Menstruación y un parto. Aquí ninguna puede nadar sola. Juntas pueden llegar a soñar aunque sea algo.

El multipremiado debut tras las cámaras de la argentina Vera Fogwill, ella misma, actriz vista en “El viento se llevó lo que (Alejandro Agresti, 1.998)”, da vida a una mujer embarazada que ya tiene una hija crecidita y muchos problemas. Drogadicta y sin trabajo, viven el la precariedad hasta que, una antigua compañera de colegio (Mía Maestro), a la que le han ido mucho mejor las cosas, se propone ayudarla y recuperar una vieja amistad que sigue pesando en sus recuerdos.

Crítica:

18.02.2007 – EDUARDO SOTOMAYOR

Abuela, madre e hija

Interesante debut en la dirección de la actriz Vera Fogwill y del realizador de televisión Martín De Salvo con una comedia dramática que recurre a las relaciones abuela, madre e hija, que ha tenido una muy buena acogida en distintos festivales donde ha cosechado nominaciones y premios. Con ubicación en la Argentina en crisis, el guión se mueve entre el drama austero y la comedia de resignación ante la adversidad con singular acierto y eficacia.

El planteamiento es, sin duda, duro. Una joven madre desengañada y adicta a la desesperación y la falta de estímulos e ilusiones o, lo que es lo mismo, a la droga, sobrevive con su pequeña hija ante la mirada siempre crítica de la abuela y la incondicional y, a veces, interesada asistencia de una serie de personajes cercanos, tan perdedores como los propios protagonistas. El tono inicialmente dramático va relajándose mediante ciertos diálogos y consideraciones que empapan la negra visión de la existencia con momentos irónicamente cómicos, para culminar con la idea de que, hasta en los peores momentos, hay parcelas de felicidad y ternura.

Los realizadores han recurrido a crear cuadros fijos en los que la interpretación prima sobre la cámara. Una estética formal, muy teatral, que presenta ciertas secuencias con un alto valor narrativo. Así, la llegada de la abuela y el descubrimiento del embarazo de su hija o las indicaciones sobre el proceder ante la primera menstruación de la niña, excelente Lucía Snieg, son una buena demostración de la difícil combinación del drama con la comedia.

Comentarios