Mal ejemplo (David Wain, 2.008)

Póster: Mal ejemplo

Título original: Role Models
Director: David Wain
Guionistas: Paul Rudd
David Wain
Ken Marino
Timothy Dowling
Intérpretes: Paul Rudd
Seann William Scott
Elizabeth Banks
Christopher Mintz-Plasse
Jane Lynch
Productores: Luke Greenfield
Mary Parent
Scott Stuber
Matthew Seigel
Fotografía: Russ T. Alsobrook
Música: Craig Wedren
Montaje: Eric Kissach
Nacionalidad: Estados Unidos
Alemania
Año: 2.008
Duración: 99 minutos
Edad: 18 años
Género: Comedia
Distribuidora: Universal Pictures International Spain, S. L.
Estreno: 30-01-2.009
Página WEB: www.malejemplo-lapelicula.es
www.universalpicturesiberia.es

Sinopsis:

Danny y Wheeler son dos vendedores que tienen un accidente durante una juerga con mucho alcohol. Son arrestados y el juez les condena a realizar ciento cincuenta horas de trabajo social.

Calificación:

Crítica: 6,725
Vizcaya: 5,623
España:
Rugoleor:
Espectadores: 218.468
Recaudación: 1.287.348,34 €

Crítica:

04.02.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Chirenes servicios sociales

Que la anécdota de dos colegas castigados por la autoridad competente a realizar trabajos sociales (exactamente 150 horas de servicios a la comunidad) por los estropicios perpetrados tras una juerga bien alicatada de alcohol pueda tener momentos divertidos, es algo que nadie esperaba viendo “Mal ejemplo”, absurdo título español de “Role Models” que, sin ser nada del otro jueves, sirve al menos para pasar un rato entretenido. Desde luego, la impronta dejada por las pasotas comedietas hollywoodienses de los últimos tiempos no hacía presagiar nada bueno a la hora de visionar el título que nos ocupa, ribeteado de secuencias hilarantes y de imprevisibles equívocos familiares, interpretados por un reparto de comediantes jóvenes y no tanto.

En ese sentido, conviene destacar la presencia de la actriz Jane Lynch, convertida aquí en una ex adicta a las drogas y en una virgen de 40 tacos, capaz con su sola presencia de elevar el tono disparatado del enredo. El resto es una sucesión de secuencias chirenes, no exentas de una cierta vertiente subversiva, aunque, a la postre, lo almibarado acaba imponiéndose como era de prever. Así que en la descripción de los encuentros a los que deben hacer frente nuestros dos atribulados protagonistas -niñatos incluidos- hay un poco de todo: como en botica.

Filmada por David Wain (“Wet Hot American Summer”) con la inevitable tendencia a los excesos escatológicos propios de estos casos, jaleados de manera ruidosa por un sector del público espectador, “Mal ejemplo” no aporta nada novedoso a comedias para adolescentes del mismo estilo, salvo en lo que ya apuntábamos de subir al menos un poco más el listón de la comicidad más exigente a la hora de provocar la risotada estentórea, que embolados al estilo de “Cerdos salvajes”, “Niñera a la fuerza” o “Un rockero de pelotas”. Un enredo, en resumidas cuentas, que tiene a su favor la complicidad de los espectadores jóvenes, en un juego que pasa de cualquier ambición de realismo para entregarse sin reparos al puro divertimento.

Comentarios