Vicky Cristina Barcelona (Woody Allen, 2.008)

Póster: Vicky Cristina Barcelona

Póster: Vicky Cristina Barcelona

Título original: Vicky Cristina Barcelona
Director: Woody Allen
Guionista: Woody Allen
Intérpretes: Javier Bardem
Scarlett Johansson
Penélope Cruz
Rebecca Hall
Patricia Clarkson
Chris Messina
Kevin Dunn
Productores: Letty Aronson
Stephen Tenenbaum
Gareth Wiley
Fotografía: Javier Aguirresarobre
Música: Varios artistas
Montaje: Alisa Lepselter
Nacionalidad: España
Estados Unidos
Año: 2.008
Duración: 110 minutos
Edad: 7 años
Género: Comedia dramática
Distribuidora: Warner Bros Entertainment España, S. L.
Estreno: 19-09-2.008
Página WEB: Web Oficial en España
Web Oficial Distribuidora en España

Sinopsis:

Dos jóvenes americanas, Vicky y Cristina, llegan a Barcelona para pasar sus vacaciones de verano. En Barcelona, se ven envueltas en una serie de líos amorosos poco convencionales con Juan Antonio, un carismático pintor que sigue manteniendo su relación con María Elena, su temperamental ex mujer.

Calificación:

Crítica: 7,485
Vizcaya: 6,076
España:
Rugoleor:
Espectadores: 1.290.588
Recaudación: 7.739.876,95 €

Crítica:

22.09.2008 – JOSU EGUREN

Salsa rosa

Cómo medir a Woody Allen? ¿Comparándolo consigo mismo? Lo cierto es que me resulta imposible hacer el ejercicio de abstracción necesario para juzgar a “Vicky Cristina Barcelona” como un ejercicio cinematográfico aislado al margen de una obra tan sugerente como irregular y divertida.

Si fuese otro tipo menos neurótico el responsable de esta cinta, diría que ha conseguido trazar una sólida línea recta en la que las situaciones cómicas sirven como catalizadores de una larga serie de reflexiones mucho más profundas. Sin embargo, este no es el caso porque, para bien o para mal, ya sea encabezando el reparto o manejando el cotarro entre bambalinas, la personalidad de Woody Allen siempre emerge como un valor de una naturaleza personal e intransferible. Y esta película, pese a mostrarse como una obra notablemente superior a sus trabajos anteriores, todavía queda lejos de su cima.

Si me preguntasen qué versión de Woody Allen se ha mudado a Barcelona, si la de “Annie Hall”, “El sueño de Cassandra” o “Scoop”, debería responder que ninguna. En esta ocasión, el director americano ha sabido empaparse de un marcado acento castellano, quizá menos catalán que castizo, que le ha llevado a plasmar sus clásicos laberintos de relaciones desde la perspectiva de un turista.

Una colección de bonitas postales de Barcelona, Avilés y Oviedo sirven como marco envidiable a los juegos amorosos de Vicky (Hall), Juan Antonio (Bardem), Mª Elena (Cruz) y Cristina (Johansson), cuatro personajes que se enzarzan en una divertida sucesión de duelos dialécticos en los que Penélope practica su mejor esgrima. Es cierto que Woody Allen abunda en los tópicos (y empieza consigo mismo), pero resulta obligado señalar que esto le sirve para agilizar la representación de sus personajes y aligerar el tono del discurso.

Ligera, agradable y, por momentos, tremendamente lúcida, la salsa rosa de Woody Allen pasará a formar parte de su mejor recetario junto a otros platos más exquisitos.

Crítica:

12.02.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

El poderío de Penélope Cruz

Tras conseguir el Goya y el Premio Bafta, Penélope Cruz se encamina con paso firme hacia el Oscar gracias a su vibrante interpretación en “Vicky, Cristina, Barcelona”. Un 'tour de force' interpretativo que es lo mejor de la comedia, centrada en los rifirrafes sentimentales que se producen en un sugerente 'ménage a trois' en el que participan Javier Bardem, Scarlett Johansson y la menos conocida, pero estupenda actriz, Rebecca Hall. Cuarteto de personajes -un apasionado pintor, su ex mujer y dos turistas americanas- típicos del autor de “Manhattan”, deambulando por Barcelona, Asturias y Nueva York.

Pero la película sube muchos enteros si se ve en versión original, puesto que así podrán troncharse de risa con el macarrónico inglés de Penélope Cruz. Versiones a las que, por lo general, no está acostumbrado el público de nuestro país pero que, en buena ley, debería ir practicando sin pérdida de tiempo como exige este mundo globalizado. De ese modo descubrirían una celebración de la libertad interpretativa, que nos sugiere que no es tan importante la película como el entusiasmo que se esconde tras ella.

Más turística que reveladora (a estas alturas no le vamos a exigir al director neoyorquino que nos muestre el barrio barcelonés del Raval o las cuencas mineras de Mieres), más superficial que profunda, “Vicky, Cristina, Barcelona” se beneficia con la presencia de Penélope Cruz. Una estrella que juega a atrapar a los hombres como en una tela de araña, a confundirlos con su veneno y a volverlos corderitos. Se trata de la táctica de la Carmen de Mérimè, que consiste en cultivar una mezcla de aspecto inocente con un trasfondo de niña traviesa. Así que, para quienes resulte complicado acercarse a la cambiante personalidad de la intuitiva protagonista de “Jamón, jamón”, ella misma facilita la forma de hacerlo: «Lean 'El guardián entre el centeno', de Salinger; hay mucho de mí misma en esas líneas».