Che: Guerrilla (Steven Soderbergh, 2.008)

Che: Guerrilla (Steven Soderberg, 2.008)

Póster: Che: Guerrilla

Título original: Che: Part Two
Director: Steven Soderbergh
Guionistas: Peter Buchman
Benjamin A. van der Veen
Intérpretes: Benicio del Toro
Franka Potente
Benjamin Bratt
Matt Damon
Jordi Mollá
Carlos Bardem
Demián Bichir
Joaquim de Almeida
Productores: Laura Bickford
Benicio del Toro
Fotografía: Steven Soderbergh (Peter Andrews)
Música: Alberto Iglesias
Montaje: Pablo Zumárraga
Nacionalidad: España
Francia
Estados Unidos
Año: 2.008
Duración: 131 minutos
Edad: 7 años
Género: Drama
Distribuidora: Hispano Fox Film, S. A.
Estreno: 27-02-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España

Sinopsis:

El Che desaparece durante un tiempo y reaparece de incógnito en Bolivia, irreconocible y realizando operaciones encubiertas. Organiza un pequeño grupo de camaradas cubanos y reclutas bolivianos para comenzar la Gran Revolución Latinoamericana.

Calificación:

Crítica: 6,493
Vizcaya: 6,595
España:
Rugoleor:
Espectadores: 139.388
Recaudación: 818.365,28 €

Crítica:

05.03.2009 – JOSU EGUREN

Un hombre y un destino

Con el estreno de “Guerrilla” conocemos por fin la segunda parte de un díptico que originalmente fue concebido para ser reproducido en una única cara, por lo que no deja de ser una terrible ironía que este retrato del 'Che' se presente en dos mitades siguiendo una estrategia de marketing puro y duro. Tras el final de “El argentino” quedaba la sensación de que asistíamos a la cauterización en falso de una herida, como si el 'síndrome del miembro fantasma' nos obligase a reclamar la parte del metraje amputado, aquí estrenado con un paréntesis de casi seis meses que hieren de muerte la visión del mural en su conjunto.

Quienes recuerden “El argentino” echarán de menos el montaje paralelo con el que Soderbergh relataba la caza y captura de Batista, la progresión escalonada de un relato que terminaba en victoria, revolucionaria y fílmica, gracias al dinamismo de unas imágenes casi vacías de contenido político, aunque perfectamente digeribles para todo tipo de público. Sin embargo, esta segunda parte recurre a la prosa lineal, sin ofrecer al espectador puntos de fuga, lo que nos obliga a permanecer pegados a los tobillos del 'Che' en la espesura de la jungla boliviana, un cementerio de mitos donde encontraron la muerte los célebres protagonistas de “Dos hombres y un destino”.

Conocido el final del personaje, la intriga podría haberse centrado en la relectura política del guerrillero argentino, pero Soderbergh sigue filmando sin el puño levantado, tratando de mantener una equidistancia que le aleja de tentaciones romanticistas. No obstante, como siempre que media el ojo humano en la relación entre cámara y objetivo, la subjetividad acaba emergiendo y aquí se sustancia en la apuesta de Soderbergh por elaborar el retrato del hombre totalmente alejado del mito. “Guerrilla” trata de llenar el espacio vacío entre icono de Korda y la fotografía funeraria de un personaje que todavía merece nuevas interpretaciones para llegar a representarse con justicia.

Comentarios