Julia (Erick Zonca, 2.008)

Julia (Erick Zonca, 2.008)

Póster: Julia

Título original: Julia
Director: Erick Zonca
Guionistas: Michael Collins
  Camille Natta
  Aude Py
  Erick Zonca
Intérpretes: Tilda Swinton
  Saul Rubinek
  Kate del Castillo
  Aidan Gould
  Jude Ciccolella
  Bruno Bichir
Productores: Bertrand Faivre
  François Marquis
Fotografía: Yorick Le Saux
Música: Pollard Berrier
  Darius Keeler
Montaje: Philippe Kotlarski
Nacionalidad: Francia
  Estados Unidos
  México
  Bélgica
Año: 2.008
Duración: 138 minutos
Edad: 18 años
Género: Drama
Distribuidora: Vértigo Films, S. L.
Estreno: 27-02-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España

Sinopsis:

Julia es una mujer de cuarenta años alcohólica, manipuladora, desconfiada y mentirosa. Entre vodkas, sobrevive con trabajos con lo que gana una miseria. Presionada por la desesperación y la necesidad económica, se ve forzada a cometer un crimen.

Calificación:

Crítica: 6,892
Vizcaya: 5,531
España:  
Rugoleor:  
Espectadores: 10.467
Recaudación: 59.541,96 €

Crítica:

03.03.2009 – JOSU EGUREN

Una mujer marcada por el alcohol

Vuelve al primer plano Érick Zonca, el mismo director que hace casi diez años nos hizo soñar con aquellos dos ángeles interpretados por Élodie Bouchez y Natacha Régnier. Y lo hace a lo grande, puede que para saciar el apetito de quienes disfrutaron la frugalidad de su penúltima delicatessen fílmica, una minúscula joya que aquí vino a titularse “El pequeño ladrón”.

La historia del cine está plagada de mujeres con nombre propio, pero pocos han quedado tan profundamente impresos en las retinas cinéfilas como el de la “Gloria” de John Cassavetes. Quizá por eso, una vista de perfil de Tilda Swinton termina remitiéndonos al personaje interpretado por Gena Rowlands casi treinta años atrás, aunque esta vez la heroína de Zonca se desenvuelve en un territorio fronterizo, situado a miles de kilómetros de las calles que “Gloria” pateaba en Nueva York.

Aquí la banda sonora se mueve al ritmo de las notas mestizas de Calexico, acompañando en su huida hacia delante a una mujer consumida por una personalidad autodestructiva que ahoga sus penas en el alcohol. Puede que por eso se aferre a su papel de madre soltera, aunque sus atenciones se dirijan a un niño de ocho años al que acaba de secuestrar. Esta original interpretación de la maternidad se convierte en el particular camino de redención de “Julia”, sabedora de que su futuro incierto y un pasado borrado por las resacas la obligan a vivir el presente como si ésta fuese su última oportunidad.

Evidentemente, todo el peso de la película termina recayendo sobre su personaje central, aunque la impresionante interpretación de Tilda Swinton se alivia gracias a la aparición de una buena galería de secundarios, entre los que destaca Saul Rubinek. No obstante, lo que debería ser la parte más tensa del relato, aquí dispuesta a modo de 'thriller', no resiste la comparación con una primera mitad en la que Swinton apura sus cigarrillos mientras se sumerge en una copa de vodka con tónica.