La teta asustada (2009)


Durante la guerra del terrorismo en Perú, Fausta (Magaly Solier) no había nacido, pero presenció el asesinato de su padre y la violación de su madre desde el vientre. Dicen que ella tiene 'La teta asustada', una extraña enfermedad que transmite el miedo y el sufrimiento de madres a hijos a través de la leche. Ahora que ha pasado el tiempo, ya no hay nada qué temer, pero Fausta no puede evitar sentirse indefensa. La inesperada muerte de su madre, le obligará a enfrentarse sola a sus traumas sexuales como mujer.

Valoración: 6,323.

Tráiler de la Película

Ficha

Título Original: La teta asustada.
Directora: Claudia Llosa.
Guionista: Claudia Llosa.
Actores: Magaly Solier, Susi Sánchez, Efraín Solís, Bárbara Lazón, Delci Heredia, Karla Heredia, Fernando Caycho, Miller Revilla Chengay, Spencer Salazar, Summy Lapa, María del Pilar Guerrero, Leandro Mostorino, Anita Chaquiri, Edward Llungo, Daniel Núñez, Lucy Noriega, Yostin Caycho, Anthony Caycho, Marco Antonio Ramírez, Doris María Ramírez, Antolín Prieto, Andrés Díaz, Iván Luyo, Carlos Herrera.
Productores: Antonio Chavarrías, Claudia Llosa, José María Morales.
Música: Selma Mutal.
Fotografía: Natasha Braier.
Montaje: Frank Gutiérrez.
Dirección Artística: Patricia Bueno, Susana Torres.
Vestuario: Ana Villanueva.
Nacionalidad: Perú.
Países Participantes: España, Perú.
Lugares de Rodaje: Lima (Perú).
Fechas de Rodaje: De 28 de enero de 2008 a 11 de marzo de 2008.
Año de Producción: 2009.
Duración: 94 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Drama, Musical.
Estreno (España): 13 de febrero de 2009.
DVD (Venta): 26 de agosto de 2009.
Distribuidora (España): Wanda Films.
Espectadores (España): 34.575.
Recaudación (España): 192.510,23 €.
Visitas: 0.
Mejor Película 2009: 14 / 35.
Mejor Película: 322 / 648.
Mejor Película 2009 (Drama): 7 / 12.
Mejor Película (Drama): 102 / 157.
Popularidad: 634 / 648.

Comentario

Claudia Llosa, la realizadora peruana afincada en Barcelona que debutó con "Madeinusa", vuelve a dirigir a Magaly Solier en un film impregnado de realismo mágico que muestra las consecuencias de veinte años de guerra de guerrillas en Perú. El título, que puede confundir, hace referencia a una leyenda según la cual los hijos de mujeres violadas por la guerrilla, cogen miedo a la leche materna y pierden su alma. La protagonista es una de ellas y, para combatir el mal, canta. (Anuario Fotogramas 2010).

Crítica

24-02-2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Fluidos de leche materna

Mujeres peruanas violadas por guerrilleros de Sendero Luminoso y maltratadas durante su embarazo son las protagonistas de "La teta asustada", nuevo esfuerzo creativo de Claudia Llosa con un filme tan insólito como estimulante, cuyo título nos remite al síndrome que sufren todas esas mujeres, con la bella Fausta al frente. Drama de la vida cotidiana urdido en torno a la cultura andina, elemento motor de toda la historia, incluida la recuperación de su identidad y la denuncia de una situación extrema, en un país donde todavía se practica la esterilización forzosa de muchas mujeres indígenas. Seres humillados y ofendidos, obligadas a ocultar sus emociones por la brutalidad circundante.

Asimismo, los paramilitares son puestos en la picota en esta película a todas luces necesaria, a través de la cual se describen los sinsabores familiares, las alegrías y tristezas de unas vidas humildes, enmarcadas en Lima pero que se pueden extrapolar a otros ámbitos. Fluidos de leche materna contaminados por los traumas del pasado, representados aquí por la recién llegada Magaly Solier, con una sensibilidad y una sinceridad que la hacen acreedora de todos los premios habidos y por haber. La intensidad, el fuego que de sus ojos brota, es capaz de abrasar nuestros corazones.

Amarga historia intimista, por tanto, ribeteada por una vibrante banda sonora, que deriva en un honrado ejercicio de cine comprometido, despojado de florituras y narrado con pulso firme por una cineasta capaz de transmitirlo con sencillez y sinceridad. A partir de ahí, "La teta asustada" rechaza tanto la abstracción como el tópico, hurgando en detalles cotidianos, en las relaciones madre-hija, para forjar así una gran victoria: lograr que el espectador crea en una historia situada físicamente muy lejos de su entorno vital, pero que emocionalmente resulta próxima. Brindemos por estas mujeres auténticas, a las cuales no se debería herir ni con el pétalo de un clavel.

Adsense