Push (Paul McGuigan, 2.009)

Push (Paul McGuigan, 2.009)

Póster: Push

Título original: Push
Director: Paul McGuigan
Guionista: David Bourla
Intérpretes: Chris Evans
Dakota Fanning
Djimon Hounsou
Colin Ford
Joel Gretsch
Camilla Belle
Cliff Curtis
Productores: Bruce Davey
William Vince
Glenn Williamson
Fotografía: Peter Sova
Música: Neil Davidge
Montaje: Nicolás Trembasiewicz
Nacionalidad: Canadá
Reino Unido
Estados Unidos
Año: 2.009
Duración: 113 minutos
Edad: 13 años
Género: Thriller
Distribuidora: Aurum Producciones, S. A.
Estreno: 20-02-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España

Sinopsis:

Unos jóvenes con poderes telequinéticos y habilidades clarividentes se esconden de una agencia gubernamental clandestina que trata de capturarlos.

Calificación:

Crítica: 6,147
Vizcaya: 6,570
España:
Rugoleor:
Espectadores: 364.336
Recaudación: 2.132.576,47 €

Crítica:

23.02.2009 – JOSU EGUREN

Rebeldes de la ciencia

¿Por qué pagar los derechos de autor de un cómic de superhéroes si nos lo podemos inventar? Más o menos esta debió ser la reflexión que animó a Paul McGuigan a poner en imágenes “Push”, una película que bebe del abrevadero en el que reponen fuerzas casi el 50% de los últimos estrenos de acción. A decir verdad esto de inventarse un superhéroe no es nuevo, lo acaban de hacer con “Hancock” y amenazan con repetir, y si nos remontásemos a la primera mitad de los años ochenta encontraríamos pruebas de lo que fue una de los primeras patrullas mutantes sin mallas, autodenominada por aquel entonces como “Mistfits of Science”. Visto con el paso del tiempo, aquel grupete de amigos con superpoderes era de un cutre que echaba para atrás, pero servía perfectamente a su único propósito que no era otro que el de entretener. Y en esta misma línea se mueve la película de un McGuigan al que no le ha hecho falta la tutela de Stan Lee y Avi Arad para componer un pastiche que da menos de lo que promete el tráiler, acción por acción. Al menos parte con la ventaja de no defraudar a nadie, como lo han hecho “Hulk” y “Superman”, por lo que esta vez nuestros mitos de la infancia quedan a salvo de las trapicheos mercantilistas de la Marvel y DC. Imagino que, como ocurre en las Olimpiadas, la fascinación del público por los superhéroes viene motivada por su rotundo desprecio a las leyes de la física, aunque “Push” aparca el 'citius, altius, fortius' para volcarse en la telequinesia como campo de batalla de sus figuras de acción. De tal forma que nos encontramos con una cuadrilla de 'urigellers' postmodernos migrados hasta tierras hong-konesas -fotografiadas a lo Wong Kar-Wai- para enfrentarse a Djimon Hounsou, actor que a modo de coche escoba va recogiendo todos los papeles a los que Morgan Freeman dice que no. Salvan la papeleta Dakota Fanning y el fotogénico Chris Evans, aunque de los bostezos no les librará nadie, por mucho que la consuman conscientes de que “Push” es serie-B.

Comentarios