Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

Los muertos van deprisa (Ángel de la Cruz, 2.008)

Los muertos van deprisa (Angel de la Cruz, 2.008)

Póster: Los muertos van deprisa

Título original: Los muertos van deprisa
Director: Ángel de la Cruz
Guionista: Ángel de la Cruz
Intérpretes: Chete Lera
Neus Asensi
Manuel Manquiña
Sergio Bermúdez
María Castro
Gonzalo Uriarte
Berta Ojea
Productor: Ángel de la Cruz
Fotografía: Suso Bello
Música: Arturo B. Kress
Montaje: Mercedes Alted
Nacionalidad: España
Año: 2.008
Duración: 104 minutos
Edad: Todos los públicos
Género: Comedia
Distribuidora: The Walt Disney Company Iberia, S. L.
Estreno: 13-03-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España

Sinopsis:

Irene, camionera de una empresa mayorista de transporte de pescado y marisco, llega a la pequeña y pintoresca villa marinera de Fariño do Mar con la intención de adquirir marisco. Por desgracia su camión queda atascado sobre un estrecho puente en el interior del pueblo, impidiendo el paso hacia el cementerio, justo el día en que los fariñenses van a dar su último adiós a Cándido Bouzas, viejo marinero y padre de Filomeno, patrón mayor de la cofradía de mariscadores. El suceso aplaza las honras fúnebres y el féretro con el cuerpo de Cándido es trasladado de nuevo a su casa donde volverá a ser velado indefinidamente...

Calificación:

Crítica: 6,540
Vizcaya: 6,212
España:
Rugoleor:
Espectadores: 52.969
Recaudación: 334.286,00 €

Crítica:

20.03.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Un cadáver recalcitrante

Hubiera hecho falta el tono esperpéntico de un Luis García Berlanga en su mejor forma para sacar adelante la premisa argumental de “Los muertos van de prisa” o, cuando menos, el desternillante sentido del humor de Frank Oz en “Un funeral de muerte”, para que el espectador pudiera divertirse con las andanzas de los protagonistas de esta comedia negra. Porque un entierro, el que tiene lugar en un pueblecito gallego y en el que participa de forma involuntaria una aguerrida camionera, es el detonante argumental de una farsa populachera, resuelta sin la exigible ironía y sentido del humor por el premiado realizador Ángel de la Cruz, coautor en 2.001 del estupendo filme de animación “El bosque animado”.

Desgraciadamente, su salto al largometraje de ficción no ha sido todo lo afortunado que debiera, por culpa del desfile de personajes estereotipados, que da pie a un parlanchín divertimento, filmado por su máximo responsable con cierta mandanga, como si no creyera en lo que nos está contando. Falta de convicción que se transmite asimismo al numeroso reparto, con la otras veces excelente Neus Asensi (“El corazón del guerrero”, “Marujas asesinas”), al frente.

Cuando un gallego se muere de risa y le hacen la autopsia, resulta que no le encuentran el chiste. Algo de todo ello sucede con “Los muertos van de prisa”, donde la peculiar ironía de la Galicia eterna, la de Wenceslao Fernández Flórez, por ejemplo, no aparece por ningún lado en esta bienintencionada pero mediocre película, cuyo conjunto delata errores de bulto, como la falta de unidad de tono (o de poética humorística si se quiere), de manera que ya se comprende que con estos elementos puestos en juego no hay manera de tomarse en serio las bromas de la película, aunque pretendan hacernos gracia. Porque las situaciones son ridículas, no ridiculizantes, porque se confunde la risotada con la risa y porque, en definitiva, el 'cativo' Ángel de la Cruz confunde el culo con las témporas.

Comentarios