Espías en la sombra (Jean-Paul Salomé, 2.008)

Espías en la sombra (Jean-Paul Salomé, 2.008)

Póster: Espías en la sombra

Título original: Les femmes de l’ombre
Director: Jean-Paul Salomé
Guionistas: Jean-Paul Salomé
Laurent Vachaud
Intérpretes: Sophie Marceau
Julie Depardieu
Marie Gillain
Déborah François
Moritz Bleibtreu
Maya Sansa
Vincent Rottiers
Productor: Éric Névé
Fotografía: Pascal Ridao
Música: Bruno Coulais
Montaje: Marie-Pierre Renaud
Nacionalidad: Francia
Año: 2.008
Duración: 118 minutos
Edad: 13 años
Género: Acción
Distribuidora: Vertice Cine, S. L.
Estreno: 08-04-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España

Sinopsis:

Mayo de 1.944. Un grupo de mujeres de la resistencia francesa tienen una peligrosa misión: rescatar a un geólogo militar inglés capturado mientras hacía un reconocimiento de las playas de Normandía y matar a un coronel de las SS, que está a punto de descubrir el inminente secreto del Día D.

Calificación:

Crítica: 6,624
Vizcaya: 6,095
España:
Rugoleor:
Espectadores: 66.606
Recaudación: 393.192,87 €

Crítica:

13.04.2009 – JOSU EGUREN

Cinco en el patíbulo

“Espías en la sombra” tira del ya clásico manual de comandos para poner en juego a un póker de reinas en el que Sophie Marceau lleva los galones del grupo. Fiel al repertorio de recetas con las que se cocina este tipo de títulos, Salomé ahorra en sustancia para engordar el pastel con un buen puñado de levadura, olvidando que la tesis de partida del argumento debería haber ido más allá del mero alumbramiento de un pequeño grupo de heroínas resistentes, para reconciliar a Francia con su propia Historia, poniendo en el tendedero los viejos trapos sucios del colaboracionismo. “Espías en la sombra” sigue engordando las abultadas varices patrióticas galas con una cinta de acción que poco o nada cuestiona el compadreo de sus ciudadanos con el régimen de Vichy, de tal forma que lo que se dirime en pantalla es una pequeña historia, pero sin Historia, lo que para nada glorifica el sacrificio de unas mujeres que aseguraron el desembarco aliado en Normandía.

Ahora bien, es justo reconocer que los espectadores capaces de pasar por alto el estrabismo crónico del director de “Arsenio Lupin” podrán disfrutar de una entretenida misión que juega sus mejores bazas enfocando a un destacado plantel de actrices, lideradas por la siempre eficaz Sophie Marceau, otrora francotiradora en algunos filmes de culto. Infiltradas en una Francia ocupada en la que deben dar caza a un diabólico y apuesto Reinhard Heydrich (qué distinto de aquel retratado por Lang en “Hangmen Also Die!”), las mujeres de Salomé oscilan entre posiciones que van desde el feminismo al machismo, aunque la cámara del realizador francés opta por estilizar sus facciones, maquillando la subterránea potencia de un drama que queda solapado por una teatrera dirección artística. Incapaz de manejar con acierto las secuencias más cinéticas de la película, Salomé cubre su retaguardia con una coraza de escenas de escaso alcance emotivo, que podrían haber funcionado si la trama hubiese corregido el tono ligero de su melodía elevándola al plano operístico.