La casa de mi padre (2008)

Cartel: La casa de mi padre (2008)
Cuando Txomin Garay (Carmelo Gómez), un empresario vasco que fue pelotari, se entera de que su hermano Koldo se está muriendo, decide regresar a su pueblo en compañía de su mujer y su hija. A pesar de que nunca se han llevado bien, Koldo le pide a Txomin que reconduzca a su hijo Gaizka Garay (Juan José Ballesta), un adolescente con habilidad para la pelota que se está metiendo en el ambiente abertzale. El fallecimiento de Koldo precipita las cosas. Gaizka empezará una tensa relación con su tío, pero también se sentirá muy atraído por su prima.

Valoración: 5,052.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: La casa de mi padre.
Director: Gorka Merchán.
Guionista: Iñaki Mendiguren.
Actores: Álex Angulo, Mikel Aramburu, Juan José Ballesta, Irene Bau, Aitor Beltrán, Verónica Echegui, Iñaki Font, Carmelo Gómez, Emma Suárez.
Productores: Luis de Val, Iker Monfort.
Fotografía: Aitor Mantxola.
Música: Fernando Velázquez.
Montaje: Teresa Font.
Dirección Artística: Mario Suances.
Vestuario:
País Participante: España.
Lugares de Rodaje: Errenteria, Hernani, Hondarribia, Tolosa, Zarautz, Pasaia (España).
Fechas de Rodaje: De 11-06-2007 a 31-07-2007.
Año: 2008.
Duración: 100 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 03-04-2009.
DVD (Venta):
Distribuidora: Castelao Pictures, S. L. (Filmax).
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores (España): 36.461.
Recaudación (España): 211.330,73 €.
Visitas: 4.
Mejor Película Española 2009 (Puesto): 3 / 8.
Mejor Película 2009 (Puesto): 6 / 14.
Mejor Película (Puesto): 154 / 322.
Popularidad (Puesto): 160 / 217.

Fotograma: La casa de mi padre (2008)

Comentario

Gorka Merchán se atreve a debutar en largo con un drama sobre el candente conflicto vasco: Carmelo Gómez encarna a un empresario vasco obligado a residir en Argentina que regresa a su patria, acompañado de mujer (Emma Suárez) e hija (Verónica Echegui), para atender a las últimas voluntades de su hermano moribundo. En su lecho de muerte, este le implora que aparte a su hijo (Juan José Ballesta) del entorno abertzale al que se ve peligrosamente atraído. (Anuario Fotogramas 2010).

Fotograma: La casa de mi padre (2008)

Crítica

08-04-2009 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Ilusionante regreso a casa

De nuevo Euskadi a la palestra, en relación con el regreso a casa de un empresario amenazado por ETA, enfrentado a la cambiante realidad con una particularidad, que ahora es un joven borroka de su propia familia quien adopta posiciones abertzales extremas, inmerso en un entorno de violencia soterrada que, en ocasiones, aflora de forma aberrante. Cruel reflejo de una sociedad que desea ser libre, sumida en profundas transformaciones. Es lo que relata "La casa de mi padre", primer largometraje del cineasta donostiarra Gorka Merchán, tan honesto como discreto.

Uno diría que, a veces, el novel director tiene problemas para componer ciertas imágenes. Tal vez sea que algunas de esas imágenes se parecen demasiado a esas cortinas de plástico que se instalan alrededor de la ducha: es cierto que son cortinas comprensibles, pero detrás de ellas con frecuencia se adivina la presencia de una delgada silueta entrevista. Así, hay imágenes en esta película que se complacen en los vapores y en las cortinas que difuminan o distraen esa 'silueta entrevista'. Y hay otras que aspiran resueltamente a rasgarlas o descorrerlas y tratar de contemplar frente a frente a esa sombra esquiva que es a menudo la intolerancia, el despotismo y la muerte.

A la correcta película de Merchán le falta ahondar en la descripción de unos comportamientos terroristas gratuitos, ajenos a la mayoría del pueblo vasco, que no se corresponden con la ilusionante realidad circundante. Reflexiones que surgen al hilo del filme, en el que se echa en falta apretar el acelerador a fondo, al tiempo que los estereotipos y los tópicos abundan, incluidos los del mismo reparto, en el que brilla con luz propia, eso sí, la garra de esa joven promesa del cine español que es Verónica Echegui. Por lo demás, este cronista les recomendaría la visión de dos películas de ficción recientes que abordan temas parecidos: "La voz de su amo" (Emilio Martínez Lázaro, 2001) y "Todos estamos invitados" (Manuel Gutiérrez Aragón, 2008).

Última Actualización: 28-12-2015.