Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

Fuga de cerebros (Fernando González, 2.009)

Fuga de cerebros (Fernando González, 2.009)

Póster: Fuga de cerebros

Título original: Fuga de cerebros
Director: Fernando González Molina
Guionistas: Álex Pina
Curro Velázquez
Intérpretes: Mario Casas
Amaia Salamanca
Alberto Amarilla
Pablo Penedo
Antonio Resines
Fernando Guillén
Loles León
Productores: Daniel Écija
Mercedes Gamero
Fotografía: Sergio Delgado
Música: Manel Santisteban
Montaje: Irene Blecua
Nacionalidad: España
Año: 2.009
Duración: 116 minutos
Edad: 18 años
Género: Comedia
Distribuidora: Hispano Fox Film, S. A.
Estreno: 24-04-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España
Tráiler de la película en You Tube

Sinopsis:

En un humilde Instituto de barrio estudia Emilio, un chico tímido y con una media de cinco, que lleva toda su vida enamorado en secreto de Natalia, la chica guapa y lista de la clase. Cuando el último día de curso, por fin se decide a declararse, a Natalia le conceden una beca para estudiar Medicina en Oxford. Todo parece perdido para Emilio, pero sus colegas marginados del Instituto no están dispuestos a rendirse. Tras falsificar expedientes y becas, esta pandilla de descerebrados desembarcan en Oxford revolucionando la apacible vida del Campus: Un ciego decidido a tener las mismas oportunidades que los videntes, un heavy en silla de ruedas con exceso de testosterona, un líder intelectual sin intelecto y un gitano cuyo punto fuerte, además de los trapicheos y la estafa, es su buen corazón.

Calificación:

Crítica: 4,832
Vizcaya: 4,844
España:
Rugoleor:
Espectadores: 1.175.128
Recaudación: 6.859.270,04 €

Crítica:

27.04.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Salidos sin cerebro

La sombra de “American Pie” es alargada, vista y comprobada la semejanza que existe entre el subproducto de Paul Weitz con la “Fuga de cerebros” del debutante Fernando González, ambientada en el campus de Oxford, pero rodada en realidad en la Universidad Laboral de Gijón. El caso es que a la prestigiosa institución británica llegan toda una serie de estudiantes españoles, dispuestos a poner patas arriba semejante centro de enseñanza.

El pretexto es de signo romántico, pero los resultados son de un mal gusto subido de tono, filmado sin ton ni son por un entusiasta director, siempre en busca de la risotada fácil, a cargo de actores procedentes de la televisión entre los cuales, como en botica, hay de todo.

Cine sonajero, pues, trufado de un humor a la sal gorda, personajes salidos de madre y escatología para dar y tomar. A partir de semejante berenjenal, su máximo responsable deja chiquitos a los hermanos Farrelly -los de “Algo pasa con Mary”, sin ir más lejos-, donde el desmadre marca la pauta, seguido a pies juntillas por el voluntarioso reparto, dispuesto a poner toda la carne en el asador, en un incontinente desfile de situaciones grotescas, capaces de despistar al más pintado.

Porque no mola en absoluto esta populachera cinta, con excepción de la deslumbrante Amaia Salamanca, a la deriva entre la retahíla de escenas chuscas, destinadas a espectadores poco exigentes. No da más de sí un título despendolado donde los haya, resuelto con el desaliño propio del caso, capaz de superar, con un entusiasmo digno de mejor causa, comedietas del mismo estilo, deleznables 'clásicos' estudiantiles, cafres, descerebrados, psicotrónicos y hasta con alguna que otra escapada a lo musical.

Y es que aquí se confunde la frescura con la grosería, el surrealismo con el humor absurdo, lo 'heavy' con la memez. Eso sí, reconozcamos que la películas es consecuente hasta el final, en su afán por filmar a lo bestia personajes onanistas, más 'destroyers' que el bueno de Rhys Ifans, en la romántica “Notting Hill”.

Comentarios