La sombra del poder (Kevin Macdonald, 2.009)

La sonbra del poder (Kevin Macdonald, 2.009)

Póster: La sombra del poder

Título original: State of Play
Director: Kevin Macdonald
Guionistas: Matthew Michael Carnahan
Tony Gilroy
Billy Ray
Intérpretes: Russell Crowe
Ben Affleck
Rachel McAdams
Helen Mirren
Jeff Daniels
Robin Wright Penn
Jason Bateman
Productores: Tim Bevan
Eric Fellner
Andrew Hauptman
Fotografía: Rodrigo Prieto
Música: Alex Heffes
Montaje: Justine Wright
Nacionalidad: Estados Unidos
Reino Unido
Francia
Año: 2.009
Duración: 132 minutos
Edad: 13 años
Género: Thriller
Distribuidora: Universal Pictures International Spain, S. L.
Estreno: 17-04-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España

Sinopsis:

Cal McAffrey es un periodista que investiga el asesinato de la amante de Stephen Collins, un congresista. En el curso de la investigación, McAffrey descubre una red de corrupción en la que están implicados los más altos funcionarios del gobierno.

Calificación:

Crítica: 7,439
Vizcaya: 7,447
España:
Rugoleor:
Espectadores: 735.336
Recaudación: 4.340.217,61 €

Crítica:

19.04.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Periodismo en libertad

Considerable 'thriller' político, donde el periodismo de investigación tiene asimismo capital importancia. Porque “La sombra del poder” es un filme deudor, en cierto modo, del tristemente célebre Caso Watergate y de la película de Alan J. Pakula “Todos los hombres del presidente”. En el caso que nos ocupa, la intriga se basa en una miniserie televisiva de la BBC, titulada “State of Play”. Un reportero a la vieja usanza (encarnado con garra por Russell Crowe) y un estirado congresista demócrata (interpretado con empaque por Ben Affleck), metidos hasta el cuello en una intriga de corrupción, crimen y conflicto de intereses en las altas esferas gubernamentales estadounidenses, son sus protagonistas.

También figura una exigente directora del diario donde trabaja Crowe, el Washington Globe, a la que da vida con su proverbial elegancia Helen Mirren, en una historia compleja, resuelta con sobriedad por Kevin Macdonald, autor de “El último rey de Escocia”. Son intérpretes de recibo para una película entretenida y sin fisuras que, sin llegar a las cotas expresivas de obras maestras relacionadas con la prensa escrita, como “El gran carnaval” (Billy Wilder, 1.951), “El cuarto poder” (Richard Brooks, 1.952) o “Chantaje en Broadway” (Alexander Mackendrick, 1.957), merece un respeto.

Así pues, crónica negra filmada con pericia, corrección y fluidez, que incluye un bello homenaje final al periodismo en libertad, el que bucea en las cloacas del poder, en la corrupción galopante de políticos arribistas, denunciados por redactores íntegros, de los que creen en la veracidad de la información contrastada, por encima de las malas influencias, las amistades peligrosas y la falta de rigor. Una película, en definitiva, que se ve con suma atención, la inteligencia al acecho, y su resolución deja al espectador cavilando ante el desenlace de situaciones que, insospechadas, se imaginan muy otras. Nada o muy poco es lo que parece. Y es que el corazón humano tiene pliegues sorprendentes.

Comentarios