Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

Mi vida es una ruina (Bernie Goldmann, Melisa Wallack, 2.007)

Mi vida es una ruina (Bernie Goldmann, Melisa Wallack, 2.007)

Póster: Mi vida es una ruina

Título original: Bill
Directores: Bernie Godmann
Melisa Wallack
Guionista: Melisa Wallack
Intérpretes: Aaron Eckhart
Jessica Alba
Elizabeth Banks
Timothy Olyphant
Logan Lerman
Holmes Osborne
Todd Louiso
Productores: John Penotti
Matthew H. Rowland
Fisher Stevens
Fotografía: Peter Lyons Collister
Música: Ed Shearmur
Montaje: Greg Hayden
Nick Moore
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2.007
Duración: 92 minutos
Edad: 7 años
Género: Comedia
Distribuidora: Filmax
Estreno: 17-04-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
Web Oficial de la distribuidora en España
Tráiler de la película en YouTube

Sinopsis:

Bill es un hombre de vida gris que descubre que su mujer le engaña con un presentador de televisión. A partir de entonces intentará que su vida tome otro rumbo. Para ello, contará con la ayuda de un joven de quince años al que servirá de tutor en un programa de voluntariado al que se apunta.

Calificación:

Crítica: 6,339
Vizcaya: 5,817
España:
Rugoleor:
Espectadores: 6.436
Recaudación: 36.286,50 €

Crítica:

23.04.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Infielmente tuya

No tiene nada de particular esta adocenada comedia romántica de regusto inequívocamente americano, centrada en los líos de una mujer infiel (Elizabeth Banks), a la que su marido (Aaron Eckhart), un hombre supeditado a los intereses familiares, ya no le hace tilín. Trillada premisa argumental que da paso a una retahíla más o menos ocurrente de situaciones estereotipadas, filmadas sin la imprescindible ironía por un tándem directivo poco inspirado. Sobre todo a la hora de resolver el cambio experimentado por el atribulado protagonista, dispuesto a recuperar la autoestima y dar un giro de 180 grados a su vida y ser independiente -también en lo económico-, con todas sus consecuencias.

Tengamos en cuenta que la fidelidad de las mujeres en el matrimonio cuando no hay amor es, probablemente, algo contra natura. Con semejantes mimbres, hubiera hecho falta la mano firme de un realizador exigente y el buen hacer de unos intérpretes con clase para llevar a buen puerto el proyecto. Tal y como les ha quedado el entuerto a Goldmann & Wallack, la cinta no logra superar el pie forzado del que parte, como tampoco el monocorde Aaron Eckhart y la neumática Jessica Alba (en el papel de una vendedora de lencería que echa un cable a Eckhart), consiguen camelar al gran público con sus rifirrafes sentimentales. Olvidable enredo, por tanto, al que le falta asimismo una pizca de picardía, en sintonía con todo el embrollo narrado.

Porque “Mi vida es una ruina” carece de la chispa exigible en estos casos, escorada hacia un humor simplón y una escenografía rayana en la sosería. Así pues, fallando el material de base, los debutantes realizadores lo tenían muy difícil. Como se puede comprobar tras un prometedor arranque y alguna situación a cargo de los actores secundarios -incluido un dicharachero quinceañero, encarnado con cierta frescura por Logan Lerman-, sus máximos responsables no han sabido aplicar en su debe cinematográfico una máxima de don Alfredo: «No importa el qué, sino el cómo».

Comentarios