Green Zone. Distrito protegido

Fotograma: Green Zone. Distrito protegido

Irak, 2003. El subteniente americano Roy Miller (Matt Damon) y su equipo buscan armas de destrucción masiva bajo el desierto. Para llevar a cabo su misión tendrán que sortear un sinfín de trampas sobre el terreno, pero el mayor problema será desentrañar las distintas informaciones proporcionadas por los servicios de inteligencia. Unas informaciones que parecen atender a oscuros intereses y que, además de derrocar a un régimen, han provocado la guerra. En este panorama, Miller luchará por encontrar la verdad. Tráiler.

Valoración: 6,564.

Fotograma: Green Zone. Distrito protegido

FICHA

Título Original: Green Zone.
Director: Paul Greengrass.
Guionista: Brian Helgeland.
Reparto: Greg Kinnear, Matt Damon, Brendan Gleeson, Jason Isaacs, Amy Ryan, Antoni Corone, Sean Huze, Khalid Abdalla, Igal Naor, Michael O'Neill, Patrick St. Esprit.
Productores: Tim Bevan, Eric Fellner, Paul Greengrass, Lloyd Levin.
Música: John Powell.
Fotografía: Barry Ackroyd.
Montaje: Christopher Rouse.
Países Participantes: Estados Unidos, España, Francia, Reino Unido.
Año de Producción: 2010.
Duración: 115 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 13 años.
Género: Suspense, Acción, Bélica, Drama.
Estreno (España): 12 de marzo de 2010.
DVD (Venta): 4 de octubre de 2017.
Distribuidora (España): Universal Pictures Spain.
Espectadores (España): 494.162.
Recaudación (España): 3.129.350,68 €.

Fotograma: Green Zone. Distrito protegido

COMENTARIO

Equipado con su característica estética hiperrealista, el realizador británico Paul Greengrass ("Bloody Sunday", "United 93", "El ultimátum de Bourne") decidió poner de relieve las mentiras de la guerra de Irak inspirándose en un libro de Rajiv Chandrasekaran, periodista de The Washington Post. Durante la ocupación de Bagdad, en 2003, el subteniente Roy Miller (Matt Damon) y su equipo van en busca de las infames armas de destrucción masiva. Pero en vez de agentes químicos, descubren un turbio y elaborado plan político. (Anuario Fotogramas 2011: Manuel Yáñez Murillo).

Fotograma: Green Zone. Distrito protegido

CRÍTICA

13-03-2010 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

El héroe y el traidor

Adrenalina a tope para este nuevo 'thriller' del tándem Damon/Greengrass (tras la serie Bourne), ambientado en ese infierno sobre la tierra que es ahora mismo la ciudad de Bagdad. Se basa en el libro 'Imperial Life in the Emerald City', del periodista Rajiv Chandrasekaran, centrado en la búsqueda de armas de destrucción masiva emprendida por el pelotón que aquí comanda Matt Damon. Detonante argumental de "Green Zone" que, paso a paso, deriva en un auténtico callejón sin salida. Una cámara nerviosa, un montaje vertiginoso y unos convincentes intérpretes son las armas cinematográficas de las que se vale su máximo responsable para denunciar los tejemanejes de la Administración Bush durante la Guerra de Irak, tras los atentados del 11-S.

El resultado es una película enfebrecida, impactante y entretenida, superficial desde un punto de vista político pero que, al menos, sirve para comprender ciertas cosas. Porque el estilo hiperrealista de Greengrass no se anda con zarandajas a la hora de mostrar los violentos giros del guión, sobre todo cuando la acción se anuda en torno al caos que se produce en los alrededores del palacio presidencial de Saddam Hussein, donde los americanos intentan instaurar un gobierno provisional.

Rabiosamente comercial, "Green Zone" desarrolla toda una iconografía visual, presente ya en "Tres reyes", "La batalla de Hadiza" y la oscarizada "En tierra hostil": el humo de las explosiones, el crepitar de las balas, las carreras de los soldados, la tensa espera, el enemigo invisible... No obstante, resulta obvio que Greengrass no pretende renovar un género, sino integrar unas convenciones intuidas con habilidad en un discurso propio, a través de unas imágenes casi documentales, incluso periodísticas. A fin de cuentas sus héroes expresan su preocupación por descubrir la verdad en medio de un marasmo de mentiras, esa falsedad que obsesivamente gira en sus películas anteriores. Héroes, en fin, que tratan de ser decentes en un mundo indecente.

Fotograma: Green Zone. Distrito protegido

22-07-2010 – JOSU EGUREN

En tierra hostil

Al margen de los comentarios que siempre suscita la obra de Greengrass, es justo reconocer que su ficción sobre la ficción de lo que realmente ocurrió con las armas de destrucción masiva es mucho más verosímil que el cuento de hadas aireado por los altavoces mediáticos estadounidenses. Otro tema es saber si la tensión que se respira en "Green Zone", un híbrido entre la levedad argumental de "Bourne" y la gravedad de "Syriana" (Stephen Gaghan, 2005), va a ser lo bastante potente como para engancharnos a una trama que ya está resuelta.

Puede que Greengrass juegue con ventaja alineando a Matt Damon, un actor que domina el arte de entrar y salir de las marcas invisibles delineadas por la cámara al hombro, pero no es menos cierto que lo que pretende no es sólo prolongar el éxito de la trilogía de "Bourne", sino reformular la búsqueda identitaria del antihéroe amnésico en nuevos términos. ¿Qué?, ¿cómo? y ¿cuando? son las preguntas que Greengrass trata de responder, apoyándose en un texto escrito por el periodista Rajiv Chandrasekaran y retocado por Brian Helgeland, y que van a conducirnos a un callejón sin salida diseñado por la agencias de desinformación norteamericanas, hasta que, -y aquí toca santiguarse- un oficial del ejército alertado por la CIA decide tirar del hilo de una red tejida con mentiras y conspiraciones secretas.

La responsabilidad patriótica, que no patriotera, es la razón que impulsa al director de "United 93" (2006) a desmadejar el enredo, aunque lo haga teniendo en cuenta que las reflexiones de calado político son más digeribles si la película se mueve a un ritmo frenético. Y en este punto a Greengrass no hay quien le tosa, tanto si se trata de acelerar el metraje como si lo que toca es sujetar la cámara a pulso para que Brendan Gleeson y Greg Kinnear se infiltren en la acción con escenas dramáticas. Afirmar que el Matt Damon de "Green Zone" es Bourne puede ser excesivo, no lo es tanto sentenciar que Greengrass se ha convertido en el maestro de los 'thrillers' políticos para todos los públicos.

Fotograma: Green Zone. Distrito protegido