X-Men Orígenes: Lobezno (Gavin Hood, 2.009)

X-Men orígenes: Lobezno (Gavin Hood, 2.009)

Título original: X-Men Origins: Wolverine
Director: Gavin Hood
Guionistas: David Benioff
  Skip Woods
Intérpretes: Hugh Jackman
  Liev Schreiber
  Ryan Reynolds
  Danny Huston
  Lynn Collins
  Dominic Monaghan
  Taylor Kitsch
Productores: Hugh Jackman
  John Palermo
  Lauren Shuler Donner
  Ralph Winter
Fotografía: Donald McAlpine
Música: Harry Gregson-Williams
Montaje: Nicolas de Toth
  Megan Gill
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2.009
Duración: 107 minutos
Edad: 18 años
Género: Acción, Fantástica, Ciencia Ficción, Suspense
Distribuidora: Hispano Fox Film
Estreno: 30-04-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 5,908 Espectadores: 1.396.985
Vizcaya: 6,210 Recaudación: 8.446.291,00 €
España:   Puntos (Popularidad): 10
Rugoleor:   Índice de popularidad: 9,62%

Sinopsis:

Hugh Jackman repite el papel que le encumbró como estrella - la feroz máquina de luchar que posee increíbles poderes curativos, garras retráctiles y una furia sobrenatural. “X-Men Orígenes: Lobezno” cuenta la historia del pasado violento y romántico de Lobezno, su compleja relación con Víctor Creed, y con el siniestro programa Arma X. Por el camino, Lobezno se encontrará con numerosos mutantes, conocidos y nuevos, incluyendo varias leyendas muy esperadas del universo X-Men.

Hugh Jackman se metió, por cuarta vez, en la peluda piel de Lobezno para este spin-off / precuela que esclarece la traumática forja de superhéroe. Así, vemos como Lobezno, mutante de nacimiento, evoluciona a lo largo de la historia del siglo XX junto a su hermano Dientes de Sable (Liev Schreiber), al que le une una más tensa relación. Será a finales del pasado siglo cuando Stryker (Danny Huston) les propondrá entrar a formar parte de un grupo entrenado para llevar a cabo misiones muy especiales.

Crítica:

02.05.2009 – JOSU EGUREN

Menos lobos

Empezaré por lo obvio. “X-Men Orígenes” forma parte de una nueva estrategia de la Marvel que consiste en sacrificar sus más carismáticos personajes enviándolos a las Termópilas de la taquilla. Ahora bien, si esto es lo mejor que tienen, es preferible que se retiren, porque más vale aguantar las acometidas de una falange completa de mutantes que tener que medirse con ellos uno a uno. Y dicho esto, no creo que “Lobezno” defraude a casi nadie, ya estábamos avisados del rumbo que tomaría la saga tras la deserción de Bryan Singer, y habíamos comprobado los efectos abominables provocados por otros títulos, aunque, dicho sea de paso, mejorar las prestaciones “X-Men 3” tampoco era difícil.

Imagino que para evitar el peligro de enfrentarse con directores de reconocidas tendencias egóticas y perfeccionistas, la Fox ha entregado las riendas de este proyecto al sudafricano Gavin Hood, un realizador que aquí cumple el expediente para firmar un trabajo de autoría transferible, que podría haber sido filmado por cualquier otro realizador del turno de oficio.

Lo verdaderamente importante era que Hugh Jackman estuviese presente en cada plano, para garantizar la más que probable inversión de los lobbys de prendas interiores masculinas. El australiano trata de dignificar el personaje con el que le han bendecido, pero una cosa son sus buenas intenciones y otra tener que lidiar con un guión corto de lógica que avanza en línea recta y sin sentido. Si me apuran, creo que la verdadera historia de “Lobezno” era la del pupilo del coronel Trautman, pero aquí se impone una realidad insoslayable que hace sucumbir al personaje víctima de la relación romántica de turno.

Por lo demás, la acción está correctamente filmada y se agradece la aparición, inopinada, de un eterno secundario como es 'Gambito', pero si lo que quieren es conocer el origen de “Arma X”, será mejor que recurran a Barry Winsor Smith, porque me temo que nuestro lobo ha dejado paso a “Dientes de Sable” en los sueños húmedos de Caperucita.