Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

Ángeles y demonios (Ron Howard, 2.009)

Ángeles y demonios (Ron Howard, 2.009)

Título original: Angels & Demonds
Título en Argentina: Ángeles y demonios
Director: Ron Howard
Guionistas: David Koepp
  Akiva Goldsman
Intérpretes: Tom Hanks
  Ewan McGregor
  Ayelet Zurer
  Stellan Skarsgard
  Pierfrancesco Favino
  David Pasquesi
  Cosimo Fusco
Productores: John Calley
  Brian Grazer
  Ron Howard
Fotografía: Salvatore Totino
Música: Hans Zimmer
Montaje: Daniel P. Hanley
  Mike Hill
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2.009
Duración: 140 minutos
Edad: 13 años
Género: Thriller
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España, S. A.
Estreno: 15-05-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en Estados Unidos
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en You Tube

Calificación:

Crítica: 6,493 Espectadores: 2.614.057
Vizcaya: 6,698 Recaudación: 15.605.231,61 €
España:   Puntos (Popularidad): 0
Rugoleor:   Índice de popularidad: 0

Sinopsis:

A medida que el experto profesor en temas religiosos de la Universidad de Harvard, Robert Langdom, comienza a descubrir evidencias del resurgimiento de una secreta y antigua hermandad conocida como los Illuminati -la organización clandestina más poderosa de la Historia-, comienza a comprender también que deberá enfrentarse a la mortífera amenaza que suponen para su enemigo más ferviente: la Iglesia Católica.

Es por eso que Langdom, al saber que los Illuminati han colocado una bomba en el Vaticano, Langdom decide viajar a Roma, donde se aliará con Vittoria Vetra, una bella y enigmática científica italiana. Embarcados en una interminable y arriesgada búsqueda a través de criptas selladas, peligrosas catacumbas y catedrales desiertas, llegando incluso al corazón de la cámara acorazada más secreta de la Tierra, Langdom y Vetra seguirán el rastro de símbolos con más de 400 años de antigüedad, los cuales marcan la única esperanza del Vaticano para su supervivencia.

Crítica:

16.05.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Intriga en el Vaticano

Reconozcamos que el cine comercial norteamericano actual se limita a tratar de repetir, venga o no a cuento, temas de probado éxito taquillero. Fue el caso de “El código Da Vinci” y vuelve a ocurrir lo mismo con “Ángeles y demonios”, basada en una novela del mismo escritor, llevada al cine por idéntico director y protagonizada de nuevo por Tom Hanks. Aquí se vuelve a jugar con elementos esotéricos, religiosos, apocalípticos y pseudohistóricos, en relación con una rocambolesca intriga conducida por un profesor de simbología, en la que una secta tan terrorífica como la de los Illuminati se convierte en el elemento catalizador de toda la trama. Así pues, ciencia y religión son los dos pilares sobre los que se sustenta un guión con más agujeros que un colador.

Cine escapista donde los haya, filmado con toda la parafernalia conceptual y técnica propia del caso, con la ciudad del Vaticano como centro neurálgico del tinglado, en el que hay un poco de todo: personajes estrambóticos, seres ruines, sufridas colaboradoras del arriesgado protagonista, ambientes tenebrosos, secretos inconfesables, crímenes espeluznantes y un suspense traído por los pelos, en sintonía con los hechos descritos.

Porque las pesquisas que forman el núcleo del relato se hacen alargadas, desnortadas e inverosímiles. Además de todo esto, las causas del fracaso hay que buscarlas en la efectista escenografía de Ron Howard y en su trabajosa imitación del cine gótico, cayendo en el tópico mal digerido. Desaprovecha un reparto de lujo, especialmente el buen hacer del veterano Armin Mueller-Stahl (en el papel de cardenal Strauss), en un conjunto tan aparente como vacuo. Así pues, lo satánico, la corrupción reinante, la decadencia, la opacidad de un mundo que se disgrega son los ingredientes con los que Howard ha pergeñado una película que pasa por ser metáfora de nuestra época, un tiempo que parece buscar a gritos su expiación, su plegaria atendida. Pero “Ángeles y demonios” no cumple con estas expectativas.

Comentarios