Entrada destacada

Llega de noche

Después de un cataclismo que ha cambiado el mundo, Travis (Kelvin Harrison Jr.), un joven de 17 años, vive en una casa segura pero desoladora junto a sus protectores padres. Un día, una pareja desesperada en busca de refugio para ellos y su hijo aparece en sus vidas. La convivencia empieza con buen pie, pero poco a poco el miedo y la paranoia harán que el horror del exterior entre en el hogar, dando lugar a una amenaza aún peor: la de un padre que está dispuesto a renunciar a su alma con tal de proteger a su familia.

Valoración:5,864.


FICHA

Título Original: It Comes at Night.
Director: Trey Edward Shults.
Guionista: Trey Edward Shults.
Reparto: Joel Edgerton, Carmen Ejogo, Kelvin Harrison Jr., Riley Keough, Christopher Abbott, David Pendleton, Griffin Robert Faulkner, Mick O'Rourke.
Productores: David Kaplan, Andrea Roa.
Música: Brian McOmber.
Fotografía: Drew Daniels.
Montaje: Matthew Hannam, Trey Edward Shults.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 97 minutos…

El albergue rojo (Gérard Krawczyk, 2.007)

El albergue rojo (Gérard Krawczyk, 2.007)

Título original: L’auberge rouge
Título en Argentina: El albergue rojo
Director: Gérard Krawczyk
Guionistas: Christian Clavier
  Michel Delgado
Intérpretes: Josiane Balasko
  Christian Clavier
  Gérard Jugnot
  Jean-Baptiste Maunier
  Sylvie Joly
  Anne Girouard
  Urbain Cancelier
Productor: Christian Fechner
Fotografía: Gérard Sterin
Música: Alexandre Azaria
Montaje: Nicolas Trembasiewicz
Nacionalidad: Francia
Año: 2.007
Duración: 95 minutos
Edad: 13 años
Género: Comedia
Distribuidora: Filmax
Estreno: 15-05-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en You Tube

Calificación:

Crítica: 5,577 Espectadores: 6.123
Vizcaya: 4,996 Recaudación: 34.020,57 €
España:   Puntos (Popularidad): 0
Rugoleor:   Índice de popularidad: 0

Sinopsis:

A finales del Siglo XIX la siniestra Posada Olde Fogeye, escondida entre montañas en los Pirineos, espera pacientemente la llegada de nuevos clientes. Desde hace varios años, los dueños, Martin y Rose, ayudados por su torpe hijo adoptado, tienen por costumbre matar a los huéspedes que viajan solos para robarles sus pertenencias.

Una noche, un numeroso grupo de paso se aloja en la Posada, entre ellos está el Padre Camus. Rose decide arreglar cuentas con Dios y pedir perdón por sus pecados, de modo que confiesa al Padre Camus sus siniestras costumbres, además, también le cuenta que planean acabar con la vida de todos huéspedes recién llegados. El Padre Camus deberá ingeniárselas para alertar a sus compañeros sin violar el voto de secreto de confesión.

Crítica:

18.05.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

La posada del peregrino

Nueva versión de una historia real, filmada de forma previa en 1.923 y 1.951, que dio pie a una novela de Honoré de Balzac, de fuerte impacto entre la opinión pública francesa de la época. Los hechos tuvieron lugar en el departamento de Ardèche, allá por 1.830, en el Albergue de Peyrebeille, propiedad del matrimonio Pierre y Marie Martin, guillotinados al fin ante ante una multitud enfebrecida. Una sangrienta posada es el insólito marco donde se desarrolla esta comedia negra, a partir de la desaparición de toda una serie de ingenuos huéspedes, acogidos con enorme cordialidad por unos simpáticos mesoneros.

Pero, en vez de disfrutar de un placentero reposo, lo que les espera a los peregrinos que allí pernoctan es una noche de espanto. “El albergue rojo” se convierte así en la típica astracanada, filmada con su desmañado estilo habitual por el máximo responsable de “Fanfan la Tulipe”. Porque lo que pretende Gérard Krawczyk con el presente 'remake' es que los espectadores nos muramos de risa; sin embargo, de golpe y porrazo, la comedia se convierte en farsa, los golpes se repiten sin gracia y unos actores de prestigio, abandonados a su suerte, tampoco logran camelar al gran público.

Tal vez con excepción del siempre irónico Gérard Jugnot (al que pudimos admirar en “Los chicos del coro”), que echa el resto en un papel de eclesiástico cortado a su medida. Al tiempo, con el fin de actualizar el maldito embrollo en la medida de lo posible, su autor intenta sacar partido de una cierta crítica social, metida con calzador, esa es la verdad, además de propinar algún que otro puyazo a las clases aristocráticas. No obstante, el poco inspirado realizador debería saber que el humor es una de las cosas buenas de la vida; pero a tenor de lo visto en “El albergue rojo”, cuesta muchos años de aprendizaje. Así pues, remito al lector a la versión realizada por Claude Autant-Lara, en 1.951, con Fernandel y Françoise Rosay al frente del reparto.

Comentarios