Fighting: Puños de asfalto (Dito Montiel, 2.009)

Fighting: Puños de asfalto (Dito Montiel, 2.009)

Título original: Fighting
Director: Dito Montiel
Guionistas: Robert Munic
  Dito Montiel
Intérpretes: Channing Tatum
  Terrence Howard
  Brian White
  Luis Guzmán
  Zulay Henao
  Brian J. White
  Flaco Navaja
Productor: Kevin Misher
Fotografía: Stefan Czapsky
Música: Jonathan Elias
  David Wittman
Montaje: Sarre Klein
  Jake Pushinsky
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2.009
Duración: 105 minutos
Edad: 18 años
Género: Acción, Drama, Deporte
Distribuidora: Universal Pictures International Spain, S. L.
Estreno: 15-05-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en Estados Unidos
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en You Tube

Calificación:

Crítica: 5,162 Espectadores: 108.413
Vizcaya: 5,199 Recaudación: 633.555,66 €
España:   Puntos (Popularidad): 0
Rugoleor:   Índice de popularidad: 0

Sinopsis:

Shawn MacArthur se ha trasladado a Nueva York sin nada. Apenas consigue sobrevivir vendiendo ropa y objetos falsificados en la calle, pero su suerte cambia cuando el timador Harvey Boarden descubre que tiene un talento natural para la lucha callejera. Harvey le ofrece a Shawn asociarse para sacar un buen dinero, y los dos acaban uniéndose. Harvey se convierte en el representante de Shawn y le introduce en el corrupto circuito de boxeo a puño desnudo, donde los ricos apuestan por luchadores dispuestos a todo. Casi de la noche a la mañana, Shawn se convierte en un luchador estrella. Aprende que debe abrirse camino luchando en una serie de peleas de gran intensidad y deshacerse de sus implacables oponentes. Pero si Shawn quiere escapar del oscuro mundo en el que ha caído, deberá ganar el peor combate de su vida.

Crítica:

20.05.2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Golpe al sueño americano

Con “Puños de asfalto”, el joven realizador neoyorquino de origen nicaragüense Dito Montiel (“Memorias de Queens”) describe los avatares que rodean la vida de un chaval sin oficio ni beneficio, dispuesto a sobrevivir en una inhóspita Nueva York con la única ayuda de sus puños. Así, toda una serie de peleas callejeras le convertirán en una especie de héroe 'underground', contando, eso sí, con la inestimable colaboración de un par de colegas del barrio, abocados a un callejón sin salida. Tampoco faltan los embates amorosos, a cargo del prometedor Channing Tatum y la recién llegada Zulay Henao, en un conjunto ágil, superficial y parcialmente entretenido.

El submundo de las apuestas ilegales también está presente en “Puños de asfalto” a modo de microcosmos humano, enmarcado en los ambientes más deprimidos de una ciudad tan emblemática como la 'Gran Manzana', a la que de nuevo Dito Montiel rinde tributo -agridulce- de admiración, muy diferente al realizado a menudo por Woody Allen. Sin embargo, un círculo infernal va cerrándose alrededor de los protagonistas del filme, la mayoría perdedores natos, en el que al fin aflora un rayo de esperanza.

Así que el público juvenil puede encontrar motivos de interés en esta áspera mixtura de película 'indie' y cine comercial para adolescentes, en la que echamos en falta la vertiente inquietante y brutal de un filme tan a contracorriente como “El club de la lucha”. Pero no hay que pedir peras al olmo, y bastante logra el meritorio Montiel con ofrecernos unos personajes creíbles, una realización aseada y una descripción de estados anímicos tan sinceros como hiperrealistas. Cine a ras de suelo, pues, que muy bien podría ser la otra cara de cintas al servicio de Hannah Montana, Zac Efron o Miley Cyrus, en su afán esta vez por retratar unas vidas errantes: las de unos chicos y chicas cercanos a las fuentes de la vida, cuyo mayor desafío consiste en saber madurar a tiempo.