El espía (Billy Ray, 2.007)

El espía (Billy Ray, 2.007)

Título original: Breach
Director: Billy Ray
Guionistas: Adam Mazer
  William Rotko
  Billy Ray
Intérpretes: Chris Cooper
  Ryan Phillippe
  Laura Linney
  Dennis Haysbert
  Caroline Dhavernas
  Gary Cole
  Kathleen Quinlan
Productores: Scott Kroopf
  Robert F. Newmyer
  Scott Strauss
Fotografía: Tak Fujimoto
Música: Mychael Danna
Montaje: Jefrrey Ford
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2.007
Duración: 110 minutos
Edad: 13 años
Género: Crimen, Drama, Misterio, Suspense
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España, S. A.
Estreno: 21-12-2.007
Página WEB: Web Oficial de la película en Estados Unidos
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 7,054 Espectadores: 145.476
Vizcaya: 6,891 Recaudación: 831.181,44 €
España: 4,649 Puntos (Popularidad):  
Rugoleor: 5,770 Índice de popularidad:  

Sinopsis:

En febrero de 2.001, el conocido agente del FBI Robert Hanssen fue declarado culpable de traición contra los Estados Unidos. Durante más de dos décadas, Hanssen vendió secretos clave de inteligencia a la antigua Unión Soviética deliberada y sistemáticamente. Hoy, el ganador de un premio de la Academia, Chris Cooper protagoniza a Hanssen, uno de los espías más famosos de Estados Unidos. Ryan Phillipe se une a Cooper interpretando a Eric O’Neill, el joven agente en prácticas seleccionado por el FBI para ayudar a descubrir la tapadera de Hanssen. Cuando ascienden a O’Neill de su trabajo de vigilancia de poca monta al cuartel general del FBI, su sueño de convertirse en un agente hecho y derecho está a punto de convertirse en realidad. Aún más impresionante es que O’Neill es seleccionado para trabajar para el conocido operativo Hanssen dentro de "seguridad de información", una nueva división creada para proteger toda la inteligencia clasificada del FBI. Sin embargo, su entusiasmo pronto se convierte en ansiedad cuando O’Neill se enfrenta a la auténtica razón detrás de su inesperada promoción. Hanssen es el único objetivo de una investigación larga y de alto secreto; es sospechoso de ser un topo que se ha convertido en extremadamente peligroso por la importancia puramente global de la información que protege. El FBI pide a O’Neill que utilice la creciente confianza que Hanssen tiene en el aprendiz para hacer salir poco a poco al traidor de la madriguera. Ahora, involucrado en un juego letal de espía contra espía, O’Neill se ve luchando para detener a Hanssen antes de que el agente doble traidor pueda destruirlo a él, su familia y la nación que han jurado servir.

Robert Philip Hansen posiblemente fue uno de los más dañinos topos a sueldo de los rusos en el seno del FBI. El film relata su caída y como la cúpula del FBI, al descubrir su identidad, decidió ponerle un topo, para lo que escogió a su asistente Eric O’Neill. Chris Cooper da vida al traidor y Ryan Philippe, al agente encargado de descubrirlo. Dirige la película Billy Ray, que ya retrató a otro impostor sacado de la realidad en “El precio de la verdad”, aunque en ese caso era periodista.

Crítica:

02.07.2008 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Un topo en el FBI

El cine de espías o el género de espionaje, como prefieran, siempre ha gozado de la estimación del gran público, hoy en día de capacaída, en parte, por el final de la guerra fría y en parte, también, por la irrupción de James Bond y adláteres, agentes secretos tan sofisticados como mentirosos. Por eso me parece de perlas el reestreno en DVD del filme de Billy Ray “El espía”, que pasó bastante desapercibido en el momento de su estreno. Un título que, sin llegar a la categoría de intrigas del calibre de “13 Rue Madeleine (Henry Hathaway, 1.946)”, “Operación Cicerón (Joseph L. Mankiewicz, 1.952)” y “El espía que surgió del frío (Martin Ritt, 1.965)”, atesora los suficientes elementos de interés como para que lo tengamos muy en cuenta.

Un filme distinto en buena medida a otros desarrollados en la misma longitud de onda, sobre todo por los singulares aspectos éticos, morales y hasta religiosos que evidencian sus principales protagonistas. Chris Cooper es un veterano -y frustrado- agente del FBI, sospechoso de pasar información a los rusos. Ryan Phillipe es un joven agente de la misma organización, que trata de coger con las manos en la masa al topo en cuestión. Se da la circunstancia de que la película se basa en hechos reales, en relación con el siniestro Robert Philip Hanssen, un sujeto que durante más 20 años estuvo traicionando a su país.

Un caso reciente, que todavía escuece en Estados Unidos. Personaje sesgado, pues, para un espía muy diferente a, por ejemplo, Margaretha Geertruida Zelle (Mata Hari), Richard Sorge, Kim Philby, Guy Burgess, Garbo y Galíndez, quienes justificaron sus labores de espionaje por razones patrióticas o políticas. Una escenografía minuciosa, ordenada (también un tanto televisiva), que sabe mantener la tensión hasta el final, junto a las impecables interpretaciones de los inmensos Chris Cooper y Laura Linney que realzan el filme.