Entrada destacada

I Am Not a Serial Killer

La vida de John Wayne Cleaver (Max Records) en la pequeña localidad de Clayton está llena de problemas. Trabaja en la funeraria familiar y está obsesionado con los asesinos en serie, sobre todo en cómo no convertirse en uno de ellos. Con el acosador de la escuela y su atractiva vecina como víctimas potenciales, John se ha marcado una serie de pautas para mantenerse en el buen camino, pero cuando una serie de muertes asolen el pueblo, el joven tendrá que abandonarse a su lado oscuro para capturar al homicida. Tráiler.

Valoración:6,082.


FICHA

Título Original: I Am Not a Serial Killer.
Director: Billy O'Brien.
Guionistas: Christopher Hyde, Billy O´Brien.
Reparto: Christopher Lloyd, Laura Fraser, Karl Geary, James Gaulke, Max Records, Tim Russell, Tony Papenfuss, Anna Sundberg, Christina Baldwin, Lucy Lawton, Raymond Brandstrom.
Productores: James Harris, Mark Lane, Nick Ryan.
Música: Adrian Johnston.
Fotografía: Robbie Ryan.
Montaje: Nick Emerson.
Países Participantes: Irlanda, Reino Unido.
Año…

Miss Marzo (Zach Cregger, Trevor Moore, 2.009)

Miss Marzo (Zach Cregger, Trevor Moore, 2.009)

Título original: Miss March
Directores: Zach Cregger
  Trevor Moore
Guionistas: Zach Cregger
  Trevor Moore
Intérpretes: Zach Cregger
  Trevor Moore
  Raquel Alessi
  Betsy Rue
  Molly Stanton
  Craig Robinson
  Hugh M. Hefner
Productores: Vince Cirrincione
  Tobie Haggerty
  Tom Jacobson
  Steven J. Wolfe
Fotografía: Anthony B. Richmond
Música: Jeff Cardoni
Montaje: Tim Mirkovich
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2.009
Duración: 89 minutos
Edad: 18 años
Género: Comedia
Distribuidora: Hispano Fox Film, S. A.
Estreno: 12-06-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 4,863 Espectadores: 3.136
Vizcaya: 4,638 Recaudación: 16.969,50 €
España:   Puntos (Popularidad):  
Rugoleor:   Índice de popularidad:  

Sinopsis:

Desde el momento en que, en su más tierna infancia, los amigos Eugene Bell y Tucker Cleigh encuentran en el armario de un hermano mayor la revista Playboy, su sentido de la vida difiere: tras mirar la revista, Eugene, avergonzado por la imagen del cuerpo femenino, se siente angustiado ante el sexo; sin embargo, a Tucker le excita de tal forma que se convierte en un obseso. Rápidamente nos situamos diez años después: Eugene está enamorado de su virtuosa novia del instituto, Cindi Whitehall, con la que preconiza la abstinencia sexual ante los estudiantes. Mientras tanto, el obseso de Playboy, Tucker, acosa a las chicas y sueña con asistir a la fiesta que anualmente celebra Hugh Hefner en la Mansión Playboy. Después de tres castos años con Eugene, Cindi cree que por fin está preparada para consumar su romance. Nerviosamente, Eugene acepta, y la pareja fija la noche del baile del instituto como fecha en la que definitivamente van a perder juntos su virginidad. Pero el plan se ve alterado fatalmente cuando Tucker, intentando mentalizar a Eugene para el gran acontecimiento, le hace beber tanto que Eugene se cae por unas escaleras y pierde el conocimiento. Tras pasar los siguientes cuatro años en coma, Eugene despierta y descubre que su amada Cindi ha posado desnuda para Playboy. Y así comienza el hilarante viaje de ambos amigos por todo el país con el objetivo de reconquistar a Cindi. Perseguidos por la neurótica novia de Tucker y por una caterva de bomberos homicidas, ¿podrán llegar a tiempo a Los Ángeles? ¿Podrá conseguir su amigo Horsedick.MPEG, artista de hip-hop, que entren en la famosa morada de Hef? ¿Y Cindi, la chica corriente convertida en portada del Playboy de marzo, querrá mantener relaciones con el enamorado Eugene tras tantos años desperdiciados?

Zach Cregger y Trevor Moore debutan tras la cámara con esta comedia descerebrada que también han escrito y protagonizan. Zach es Eugene, un tipo que despierta de un coma de cuatro años para descubrir que su otrora virginal novia es ahora Miss Marzo en la revista que fundó Hugh Hefner que brinda por cierto su emblemática presencia al film. Ayudado por Trevor, tratará de ponerse al día en materia sexual con el romántico fin de recuperar el amor de su vida.

Crítica:

16.06.2009 – JOSU EGUREN

Humor reaccionario

Tras un repaso a comedias como “Miss Marzo” dan ganas de replantearse la creación de nuevos mecanismos de censura, no con la idea de limitar la expresión de ciertas ideologías políticas (si alguna las hubo), sino para recuperar el noble arte de la escritura entre líneas. Bajo el disfraz aparente de una típica comedia gamberra, de nuevo franqueada por una fachada recubierta de tetas y culos caravista, “Miss Marzo” lanza un buen puñado de mensajes reaccionarios que harán las delicias de los ‘neocons’ de Hollywood. Libertinaje sí, pero controlado, y sólo a condición de que el supersalido termine casándose con la chica. Nada que ver con la ‘inocente’ partida de cartas que cerraba “Viridiana”, aquella de la que sirvió Buñuel para colarle un ‘menage à trois’ al franquismo; ahora toca recorrer el camino inverso, simulando que lo escatológico rompe las férreas barreras de la corrección política. Los más ancianos salimos espantados ante la acumulación de gags hipotéticamente cómicos y absurdos, pero es peor comprobar como los más jóvenes asisten impasibles al goteo de despropósitos firmados, dirigidos e interpretados por Zach Cregger y Trevor Moore.

En plena era de la revolución tecnológica que ha engendrado a esta turba de espectadores adolescentes a la que se dirige “Miss Marzo”, no tienen sentido este tipo de comedias, y menos cuando ya sabemos que los más jóvenes consumen su ración diaria de humor descerebrado vía Yonquis.com, Dalealplay o YouTube. Al menos ellos controlan el montaje y la duración de sus pases privados, mientras que el resto tenemos que echarle un ojo al minutero esperando el momento de soltar una carcajada, aunque todos sepamos que esta no llegará nunca. Que un hatajo de cómicos contrastados (The Whitest Kids U’Know) se haya estrellado en su salto de la televisión al cine, vuelve a evidenciar la brecha existente entre ambos formatos, sobre todo cuando se trata de fundir artificialmente una colección de gags hertzianos para armar un amago de película.

Comentarios