London River (2009)

Fotograma: London River (2009)

Ousmane (Sotigui Kouyaté) y Elizabeth (Brenda Blethyn) son dos perfectos desconocidos: él es un musulmán residente en Francia; ella, una viuda cristiana que vive en una isla del Canal de la Mancha. Sus caminos se cruzan la mañana del 7 de julio de 2005, cuando una serie de bombas explotan en el metro de Londres. A partir de ese momento, todas las diferencias religiosas que separan a Ousmane y Elisabeth van a quedar unidas en un fin común: buscar a sus respectivos hijos por toda la ciudad con la esperanza de que siguen vivos.

Valoración: 6,488.

TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: London River.
Director: Rachid Bouchareb.
Guionistas: Rachid Bouchareb, Olivier Lorelle, Zoé Galeron.
Reparto: Roschdy Zem, Brenda Blethyn, Sami Bouajila, Sotigui Kouyaté, Francis Magee, Marc Bayliss, Bernard Blancan, Mathieu Schiffman, Diveen Henry.
Productores: Rachid Bouchareb, Jean Bréhat.
Música: Armand Amar.
Fotografía: Jérôme Alméras.
Montaje: Yannick Kergoat.
Países Participantes: Reino Unido, Francia, Argelia.
Año de Producción: 2009.
Duración: 91 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 16 de julio de 2010.
DVD (Venta): 16 de febrero de 2011.
Distribuidora (España): Vertigo Films.
Espectadores (España): 57.080.
Recaudación (España): 352.906,48 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 741 / 823.

Cartel: London River (2009)

COMENTARIO

Oso de Plata al Mejor Actor (Sotigui Kouyaté) y mención especial en el Festival de Berlín de 2009, el film dirigido por Rachid Bouchareb ("Days of Glory", 2006) nos sitúa en la mañana del 7 de julio de 2005, cuando una serie de bombas explotaron en el metro de Londres a partir de la odisea conjunta de Ousmane y Elizabeth, dos desconocidos unidos en busca de sus hijos respectivos. La cinta subraya cómo el contraste cultural se disipa cuando el objetivo de una misión es tan intenso como salvar la vida de un hijo. (Anuario Fotogramas 2011: Paula A. Ruiz).

Fotograma: London River (2009)

CRÍTICA

18-07-2010 – JOSU EGUREN

Tolerancia

No hay más remedio que celebrar la honradez con la que Rachid Bouchareb escenifica el encuentro de dos extraños unidos por los atentados del 7J, aunque el director argelino afincado en Francia reincida en una temática prácticamente agotada. El discurso integrador de Bouchareb apela a la tolerancia, desde la total convicción de que no es necesario ponerse en la piel del otro para experimentar el dolor ajeno, y así nos muestra dos formas de asimilar los efectos de una tragedia desde las perspectivas que nos ofrecen la madre de una joven estudiante inglesa y el padre de un alumno musulmán africano.

La madre sufre, llora y alimenta su esperanza con pequeños detalles, mientras el padre lo asume, abrumado por una pérdida que no se puede expresar con lágrimas. No es una simple cuestión de género, aunque todos sepamos que el dolor de la madre que pare tiene que ser mucho más profundo que el de un padre que se despidió de su hijo hace casi dos décadas, y es ahí donde Bouchareb subraya las diferencias entre dos culturas dispares. La madre conversa con su hija muerta, colgando mensajes en el buzón de un teléfono móvil, mientras el padre se pliega sobre sí mismo y medita reflexiones que afloraron para matizar los accesos de maniqueísmo con el que Bouchareb trata el terrorismo islámico.

"London River" no hubiese sido posible sin Sotigui Kouyaté y Brenda Blethyn, auténticas rocas que siempre salen airosas del primer plano y a las que Bouchareb les pavimenta el camino eliminando su morboso peregrinar por los pabellones funerarios de la capital británica. Lo que no es posible asumir, entendiendo que la fotografía agrietada es un síntoma de rigor estético, es la utilización puntual de una banda sonora que se asocia con los momentos más sentimentaloides, y la aparición de planos picados que no aportan prácticamente nada a una planificación sostenida desde la media distancia. Son algunos peros que seguramente no harán mella en los espectadores ávidos de dramas en formato pequeño.