Entrada destacada

Abracadabra (2017)

Carmen (Maribel Verdú) es una ama de casa que vive en el extrarradio de Madrid con su hija y su marido Carlos (Antonio de la Torre), un hombre celoso que, sin embargo, sólo tiene ojos para el Real Madrid. Su rutinario matrimonio da un giro cuando, en la boda de su sobrino, Carlos es hipnotizado por Pepe (José Mota), primo de Carmen y mentalista aficionado. A la mañana siguiente, Carlos se comporta de manera insólita, lo que llevará a los primos a buscar cómo revertir el proceso. Mientras, Carmen empezará a sentirse atraída por su nuevo marido.

Valoración:5,538.


FICHA

Título Original: Abracadabra.
Director: Pablo Berger.
Guionista: Pablo Berger.
Reparto: Maribel Verdú, José Mota, Antonio de la Torre, Quim Gutiérrez, Josep Maria Pou, Priscilla Delgado, Javivi, Julián Villagrán, Saturnino García, Ramón Barea, Rocío Calvo.
Productores: Pablo Berger, Ibon Cormenzana, Ignasi Estapé, Mercedes Gamero, Mikel Lejarza.
Música: Alfonso de Vilallonga.
Fotografía: Kiko de la Rica.
Montaje: David Gallart.
Paí…

Yo serví al rey de Inglaterra (Jirí Menzel, 2.006)

Yo serví al rey de Inglaterra (Jirí Menzel, 2.006)

Título original: Obsluhoval jsem anglického krále
Director: Jirí Menzel
Guionistas: Bohumil Hrabal
  Jirí Menzel
Intérpretes: Ivan Barnev
  Oldrich Kaiser
  Julia Jentsch
  Martin Huba
  Marián Labuda
  Milan Lasica
Productor: Rudolph Biermann
Fotografía: Jaromír Sofr
Música: Ales Brezina
Montaje: Jirí Brozek
Nacionalidad: República Checa
  Eslovaquia
Año: 2.006
Duración: 120 minutos
Edad: 7 años
Género: Bélica, Comedia, Drama, Romántica
Distribuidora: Wanda Visión. S. A.
Estreno: 18-07-2.008
Página WEB: Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 6,646 Espectadores: 79.929
Vizcaya: 6,324 Recaudación: 462.316,96 €
España:   Puntos (Popularidad):  
Rugoleor:   Índice de popularidad:  

Sinopsis:

Jan Dite es bajito, pero muy ambicioso. Hablando en plata, el joven camarero provinciano quiere convertirse en millonario. Y sabe exactamente cómo conseguirlo: escuchándolo todo, observándolo todo, y utilizando todo lo que ha escuchado y observado. Con esa convicción y un deseo irrefrenable de complacer a todo el mundo, pronto abandona su primer empleo, en un pub, por un burdel de lujo y, finalmente, por un elegante restaurante Art Nouveau de Praga. Pero ahora ha llegado el final de la década de 1.930, y las cosas están cambiando: Hitler ha ocupado Sudetenland y está dividiendo Checoslovaquia. Jan se enamora de Lisa, una alemana de los Sudetes orgullosa de su sangre aria. Se casan y, cuando Lisa regresa del frente, lo hace con una fortuna en sellos singulares que los judíos "dejaron atrás"... Tras su muerte, nada heroica, Jan vende los sellos y se convierte... en millonario. Sin embargo, sólo puede disfrutar de su fortuna durante tres años.

Comedia picaresca de Jirí Menzel, gran clásico del cine checo que, como Milos Forman, se dio a conocer durante la llamada Primavera de Praga. Al igual que en “Trenes rigurosamente vigilados (1.968)”, el film que le valió el Oscar a la Mejor película de Habla No Inglesa, Menzel parte de una novela del hoy fallecido Bohumil Hrabal para retrazar buena parte de la historia reciente de su país s través de las vicisitudes de un ambicioso camarero.

Crítica:

23.07.2008 – JOSU EGUREN

La vida es bella, a veces

A sus casi 70 años, Jirí Menzel vuelve a las pantallas con “Yo serví al rey de Inglaterra”, en la que es una nueva entrega de su prolífica colaboración con el escritor y dramaturgo Bohumil Hrabal. La carrera de cineasta checo no podría entenderse si la desligamos de la figura de Hrabal, de quien Menzel toma prestados tanto los textos que sirven como argamasa de sus mejores películas como el punto de vista alegre y vitalista que impregna toda su obra. Para Menzel -máximo representante de la aristocracia cinematográfica checa- resulta imprescindible retratar la vida utilizando los tonos más cálidos, de ahí que en toda su obra se aprecie una filia, confesada, por abordar incluso los acontecimientos más trágicos desde un punto de vista a medio camino entre la ironía y la ternura.

Han pasado más de 40 años desde que, con “Trenes rigurosamente vigilados” -la que aún sigue siendo su película más aclamada-, Menzel apuntase las claves de su obra, demostrando, como hicieron antes Chaplin y Berlanga, que el cine puede ser abiertamente combativo sin necesidad de recurrir a las armas. Porque en la cinematografía de Menzel, la crítica, política y social es un hecho recurrente que no queda solapado por la naturaleza cómica de sus personajes, pequeños héroes de lo cotidiano a los que maneja poniendo el dedo en la llaga de las alegrías y miserias humanas. En este sentido, el pequeño camarero protagonista de “Yo serví al rey de Inglaterra” se presenta como paradigma del personaje tipo del director eslavo, que lo utiliza como hilo conductor de una narración que termina convirtiéndose en un diálogo con el pasado. La película de Menzel es, en definitiva, un espejo en el que debemos mirarnos para saber si nos recocemos o si, por el contrario, tanto hemos cambiado.

Comentarios