Háblame de amor (2008)

Háblame de amor (2008)

Hijo de padres drogadictos, Sasha (Silvio Muccino) ha pasado toda su vida en una comunidad de ayuda para la toxicodependencia. Allí ha sabido lo que es amar gracias a la joven Benedetta (Carolina Crescentini), pero ahora, convertido en un adulto, por fin ha salido al exterior para conocer el mundo real. En su destino se cruza Nicole (Aitana Sánchez-Gijón), una mujer bella e inteligente que ha puesto un candado a sus sentimientos después de dos malas experiencias con los hombres. Sasha y Nicole van a renacer juntos, pero no les va a resultar nada fácil.

Valoración: 5,200.

Háblame de amor (2008)

FICHA

Título Original: Parlami d'amore.
Director: Silvio Muccino.
Guionistas: Silvio Muccino, Carla Vangelista.
Reparto: Aitana Sánchez-Gijón, Geraldine Chaplin, Silvio Muccino, Carolina Crescentini, Andrea Renzi, Giorgio Colangeli, Flavio Parenti, Max Mazzotta.
Productores: Marco Chimenz, Giovanni Stabilini, Riccardo Tozzi.
Música: Andrea Guerra.
Fotografía: Arnaldo Catinari.
Montaje: Patrizio Marone.
Países Participantes: Italia, España.
Año de Producción: 2008.
Duración: 109 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 13 años.
Género: Romántica, Comedia.
Estreno (España): 17 de julio de 2009.
DVD (Venta): 9 de julio de 2014.
Distribuidora (España): Emon.
Espectadores (España): 15.391.
Recaudación (España): 93.664,15 €.
Visitas: 1.
Popularidad (Visitas): 8 / 49.
Popularidad (Blog): 9 / 49.

Háblame de amor (2008)

COMENTARIO

Más amor a la italiana, pero con un toque dramático y participación de nuestra Aitana Sánchez-Gijón. El actor Silvio Muccino, hermano de Gabriele Muccino ("El último beso", 2001), debuta tras la cámara adaptando su propia novela. También protagonista, aparece como el risueño hijo de una pareja de toxicómanos que acaba de salir de un centro de acogida y trata de buscarse la vida. En el camino, encontrará una bella psiquiatra atormentada por un amor que acabó en tragedia. (Anuario Fotogramas 2010).

Háblame de amor (2008)

CRÍTICA

20-07-2009 – JOSU EGUREN

Ego, me, mei

Choque de trenes fotogénicos entre Aitana y Silvio, hermanísimo del director de pasteladas americanas como "Siete almas" (2008) y "En busca de la felicidad" (2006). Gana por K.O. el joven potro italiano porque es más joven, dirige 'il suo filme' y tiene un ego al que se le quedan cortos 30.000 metros de celuloide para explotar. En su debut, la polifacética estrella romana apunta alto, tanto que mata con el mismo tiro dos clásicos de la talla de "El buscavidas" y "L'Atalante" (1934) de Jean Vigo (anoten bien), aunque no le hace ascos a tomar prestadas referencias literarias como el "Cyrano" de Edmond Rostand. La historia es simple: chico enamorado de una Roxana cocainómana que busca el consejo de una experta en el arte de la seducción, pero Silvio se las arregla para complicar la trama ampliando los márgenes de la comedia romántica hasta abarcar el clásico melodrama de ascenso, caída y redención.

Al "Háblame del amor" de Muccino se le ven las costuras por todos lados, y ya en su primera secuencia telegráfica muestra su pretérita y desaforada admiración por el videoclip. La música de Andrea Guerra -molesta, machacona y delatora- irrumpe en todos los pasajes de la cinta tratando de subrayar cada emoción, algo que se le puede pasar inadvertido al espectador que ande contando las infinitas veces que el director y guionista entra en acción. Cuando se faja en los terrenos románticos a Silvio le basta con echar mano del repertorio que puso en práctica en la taquillera "Manual de Amor" (2005), pero cuando las aguas corren turbias le faltan veinte tallas para llenar el traje del mítico Eddie Felson. Muccino no convence en su papel de joven atormentado que trata de dejar atrás un pasado como hijo de politoxicómanos y jugador compulsivo de póker, y cuando se ve en la obligación de afilar el drama, siempre lo hace sin precipitarse al fondo de un abismo desde el que no tiene recursos para emerger.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR