Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

V.O.S.: Versión original subtitulada (Cesc Gay, 2.009)

V.O.S.: Versión original subtitulada (Cesc Gay, 2.009)

Título original: V. O. S.
Director: Cesc Gay
Guionista: Cesc Gay
Intérpretes: Andrés Herrera
  Paul Berrondo
  Vicenta Ndongo
  Ágata Roca
  Esther Cifuentes
  Emilia Carrilla
  Estel Solé
Productora: Marta Esteban
Fotografía: Andreu Rebés
Música: Joan Díaz
Montaje: Frank Gutiérrez
Nacionalidad: España
Año: 2.009
Duración: 87 minutos
Edad: Todos los públicos
Género: Comedia
Distribuidora: Alta Classics S. L. Unipersonal
Estreno: 10-07-2.009
Página WEB: Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 5,392 Espectadores: 31.209
Vizcaya: 5,386 Recaudación: 189.484,14 €
España:   Puntos (Popularidad):  
Rugoleor:   Ratio de popularidad:  

Sinopsis:

Un juego entre dos parejas, entre cuatro personajes. Cuatro miradas sobre una misma historia. Cuatro maneras de vivirla. Una comedia centrada en las relaciones personales, el amor y la amistad. Y, por encima de todo, era una historia sobre la gran mentira que significa contar historias en la frontera que separa la ficción de la realidad. “La pareja es cuestión de suerte. Pienso que es algo totalmente fuera de nuestro control. Sólo un feliz accidente puede conseguir que dos personas que se quieran lleguen a encajar perfectamente las piezas para así poder disfrutar de toda una vida. Woody Allen”. (Cita que formaba parte del programa de mano de la obra cuando se estrenó en el Teatre Lliure).

Ficción y realidad se confunden en la exitosa obra teatral de Carol López que Cesc Gay lleva al cine contando con el mismo cuarteto protagonista. Ágata Roca es Clara, quien decide tener un hijo con su amigo Manu (Paul Berrondo), ante la atónita mirada de la pareja formada por Vicky (Vicenta Ndongo) y Ander (Andrés Herrera), un guionista que reescribe para la pantalla la realidad que está viviendo con sus amigos en lo que entiende será una magnífica comedia romántica.

Crítica:

16.07.2009 – JOSU EGUREN

Realidad enlatada

La vida es puro teatro, o puro cine, si se le pregunta a Cesc Gay, un director que, con “V.O.S.”, juega a romper las delicadas líneas que separan realidad y ficción. Respetando la arquitectura narrativa de su referente teatral -obra homónima firmada por Carol López- Cesc Gay dispone un juego de espejos entre dos realidades paralelas que se confunden durante el rodaje de una comedia romántica. La realidad, deliberadamente antinaturalista, interrumpe constantemente la ficción dando libertad a los personajes de la cinta para que reflexionen sobre los problemas que afectan a su vida personal aunque, curiosamente, incluso cuando han abandonado el set de rodaje, todos siguen respetando las convenciones del género cinematográfico que acaban de representar.

Simplificando al máximo los mecanismos de retorno desde la ficción a la 'realidad', el realizador catalán difumina los límites de ambas esferas, abortando al mismo tiempo toda posibilidad de que el espectador se pierda en el viaje de vuelta. La metaficción que aparentemente quedaría reducida a un burdo esquema, vuelve a cobrar protagonismo en un texto que resume las aspiraciones cinematográficas del personaje al que da vida Andrés Herrera. Él es un guionista en crisis, claramente influenciado por Woody Allen, que no renuncia a beber de otras fuentes de inspiración más turbias como las que representan las comedias románticas de Meg Ryan, idea que parece compartir el director catalán cuando habla por boca de sus personajes.

Lamentablemente, el cortocircuito mental del guionista no es lo bastante severo como para producir una obra del calado de la felliniana “'8 1/2” , y todo acaba reduciéndose al barajeo de las mismas cartas con las que Cesc Gay jugaba en anteriores proyectos. Parejas en crisis que andan rondando los cuarenta, en un entorno urbanita en el que los problemas afloran cuando sienten el pinchazo de la rutina diaria. Es una pena que con tanta ficción a Cesc Gay se le haya olvidado tomarle el pulso a las emociones reales.

Comentarios