Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

El cuerno de la abundancia (Juan Carlos Tabío, 2.008)

El cuerno de la abundancia (Juan Carlos Tabío, 2.008)

Título original: El cuerno de la abundancia
Director: Juan Carlos Tabío
Guionistas: Arturo Arango
  Juan Carlos Tabío
Intérpretes: Jorge Perugorría
  Enrique Molina
  Paula Ali
  Yoima Valdés
  Laura de la Uz
  Tahimi Alvariño
  Vladimir Cruz
  Mirtha Ibarra
Productores: Mariela Besuievski
  Gerardo Herrero
  Camilo Vives
Fotografía: Hans Burman
Música: Lucio Godoy
Montaje: Berta Frías
Nacionalidad: España
  Cuba
Año: 2.008
Duración: 108 minutos
Edad: 13 años
Género: Comedia
Distribuidora: Golem Distribución, S. L.
Estreno: 24-10-2.008
DVD Alquiler: 25-02-2.009
DVD Venta: 25-03-2.009
Página WEB: Ficha completa en IMDb
  Ficha completa en FilmAffinity
  Web Oficial de la película en España
  Web Oficial de la distribuidora en España
  Tráiler de la película en YouTube

Calificación:

Crítica: 5,885 Espectadores: 63.670
Público: 5,857 Recaudación: 366.335,53 €
España: 4,427 Puntos (Popularidad): 0
Rugoleor: 5,098 Ratio de popularidad: 0,00%

Sinopsis:

Según el diario "El País", más de 25.000 cubanos pueden ser los herederos de una fortuna multimillonaria depositada en las arcas del Banco Británico. En un pequeño pueblo de Cuba, una noticia explota como un petardo: los que se apelliden Castiñeiras recibirán una jugosa herencia que unas monjas depositaron en un banco de Inglaterra en el siglo XVIII. Todos los que así se apellidan empiezan entonces con los trámites para hacerse con su parte, pero como, es de imaginarse, muchas obstáculos se cruzan en el camino. Bernardito (Jorge Perugorría) será el líder en esta disparatada búsqueda del tesoro... Después de “Guantanamera” y “Lista de espera”, Juan Carlos Tabío vuelve a la comedia con su humor corrosivo sobre la sociedad cubana.

Comedia costumbrista cubana que, a excepción del fallecido Tomás Gutiérrez Alea, reúne el equipo que estuvo detrás del éxito de “Fresa y chocolate (1.994)”. Jorge Perugorría, Vladimir Cruz y Mirtha Ibarra repiten pues en esta fábula que cuenta cómo una supuesta herencia proveniente de un lejano pariente exiliado puede cambiar la vida de toda una familia. Según parece, la historia se basa en una serie de rumores que provocaron una suerte de fiebre del oro en los 90.

Crítica:

01.11.2008 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

La herencia Castiñeiras

Le falta mala uva a esta simpática comedia cubana, cuyo argumento se centra en las peloteras que se producen cuando se anuncia que quienes se apelliden Castiñeiras recibirán una sustanciosa herencia. Pero resulta que hay miles... Así da comienzo “El cuerno de la abundancia”, enredo popular realizado por Juan Carlos Tabío, colaborador que fue del ya desaparecido Tomás Gutiérrez Alea en “Fresa y chocolate”. El entramado argumental se organiza alrededor de un montón de coloristas secuencias, donde la capacidad de 'inventar' por parte del sufrido pueblo cubano queda más que demostrada, a pesar de las limitaciones de un meritorio cineasta, que se queda con frecuencia a medio gas.

Variopintas familias, chillones rifirrafes entre padres e hijos, pintorescos personajes, ambientes lúdicos y la sensualidad propia del caso no son factores suficientes para elevar la película al rango de las buenas comedias, si bien es justo resaltar el donaire de los intérpretes secundarios, particularmente el divertido actor que da vida al padre de esa bulliciosa familia, en contraste con el casi siempre pasado de vueltas Jorge Perugorría (“Guantanamera”), perdido a veces en su propia caricatura.

Dirigida de forma desmadejada por su máximo responsable, el sentido del humor funciona sólo de forma esporádica, puesto que el cliché o lo tópico de los personajes asoma de forma peligrosa con demasiada frecuencia, no por los rasgos generales que puedan tener, sino por las situaciones que el director pueda crear para definirlos, y sobre todo para amplificar ese rasgo que los deforma. Desde este punto de vista, lo tragicómico se impone en muchas secuencias, en la línea de aquel español que le pregunta a un cubano: «-¿Qué, cómo andan en Cuba?». «-Mira chico, no nos podemos quejar». «-¡Ah! Ni bien ni mal, ¿no?». «-No, no. ¡Que no nos podemos quejar!».

Comentarios