Entrada destacada

50 primaveras

Nunca es demasiado tarde para hacer algo, sobre todo para Aurore Tabort (Agnès Jaoui), una mujer separada que acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar congelada, pero un día se encuentra con un antiguo amor de su juventud. Esta reunión produce un cambio en Aurore, que se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Conseguirá dejar atrás su orgullo y darse a sí misma una última oportunidad?

Tráiler.

Valoración:6,124.


FICHA

Título Original: Aurore.
Directora: Blandine Lenoir.
Guionistas: Jean-Luc Gaget, Blandine Lenoir.
Reparto: Agnès Jaoui, Pascale Arbillot, Samir Guesmi, Thibault de Montalembert, Sarah Suco, Lou Roy-Lecollinet, Eric Viellard, Nicolas Chupin, Rachel Farmane.
Productores: Fabrice Goldstein, Antoine Rein.
Música: Bertrand Belin.
Fotografía: Pierre Milon.
Montaje: Stéphanie Araud.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 89 minutos.
Calificación por Edades: No …

Il divo (Paolo Sorrentino, 2.008)

Il divo (Paolo Sorrentino, 2.008)

Il divo (Paolo Sorrentino, 2.008)

Valoraciones:

Crítica: 7,084 Público: 7,984 España: S/C Rugoleor: S/C

Ficha:

Título Original: Il divo
Director: Paolo Sorrentino
Guionista: Paolo Sorrentino
Intérpretes: Toni Servillo, Anna Bonaiuto, Flavio Bucci, Carlo Buccirosso, Giorgio Colangeli, Alberto Cracci, Piera Degli Esposti, Paolo Graziosi, Giulio Bosetti, Fanny Ardant
Productores: Francesca Cima, Nicola Giuliano, Andrea Occhipinti
Fotografía: Luca Bigazzi
Música: Teho Teardo
Montaje: Cristiano Travaglioni
Nacionalidad: Italia, Francia
Año: 2.008
Duración: 120 minutos
Edad: 13 años
Género: Biográfica, Drama
Distribuidora: Wanda Visión, S. A.
Estreno: 12-12-2.008
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España
Espectadores: 47.171
Recaudación: 283.142,19 €
Visitas: 0
Popularidad: 0,00%

Sinopsis:

En Roma, al amanecer, cuando todo el mundo duerme, un hombre está despierto. Ese hombre es Giulio Andreotti. Está despierto porque tiene que trabajar, escribir libros, moverse en los círculos de moda, y por último, aunque no menos importante, para rezar. Tranquilo, astuto e inescrutable, hace más de cuarenta años que Andreotti es sinónimo de poder en Italia. A principios de los años noventa, este hombre impasible pero sugerente, ambiguo pero tranquilizador, está preparado para asumir su séptimo mandato de Primer Ministro sin arrogancia y sin humildad. Andreotti se acerca a los setenta años y es un gerontócrata al que, con todos los atributos de Dios, no le da miedo nadie y no conoce el significado de intimidación, ya que está acostumbrado a verla en las caras de todos sus interlocutores. Su satisfacción es opaca, impalpable. Para él, la satisfacción es poder, con el que mantiene una relación simbiótica. El poder como a él le gusta. Inquebrantable e inmutable, desde el principio. Emerge indemne de todo: de las batallas electorales, de las masacres terroristas, de las acusaciones calumniosas. Nada de esto le toca, nada le cambia. Hasta que la Mafia, el contrapoder más poderoso de Italia, le declaró la guerra. Entonces las cosas cambiaron. Incluso para el enigmático, el inmortal Andreotti. Pero la cuestión es la siguiente: ¿cambian de verdad o sólo en apariencia? Estamos seguros de una cosa: es difícil empañar la figura de Andreotti, el hombre que sabe de qué va el mundo mucho mejor que cualquiera de nosotros.

Comentario:

Paolo Sorrentino, que ya dio mucho que hablar con “Las consecuencias del amor (2.004)”, abraza ahora la historia reciente de su país con un satírico biopic de Giulio Andreotti, para el que vuelve a contar con la solvencia del genial Toni Servillo. Ante la tarea de resumir la trayectoria de uno de los políticos vivos más importante de Italia, el realizador y guionista se limita colocar en boca de otros las más graves acusaciones que no han sido demostradas.

Crítica:

16-12-2.008 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

El poder invisible

Tras “Gomorra”, otra película perteneciente al renacido cine italiano, “Il divo”, llega a nuestras pantallas. Y aunque el título induce a pensar que se trata de la biografía de algún cantante de ópera famoso, en realidad estamos ante el inclemente retrato del político romano Giulio Andreotti, miembro de la Democracia Cristiana, varias veces ministro y jefe de gobierno respecto a quien, en 1.993, el parlamento de su país concedió un suplicatorio para su procesamiento por presuntas conexiones con la mafia. Vampírico personaje, encarnado de forma espléndida por el poco conocido actor Toni Servillo, en un filme inquietante, cuya escenografía, de sombría belleza, sirve para describir la corrupción imperante en un sector de la clase política italiana.

Y, como no podía ser de otro modo, también se hacen referencias a las finanzas del Vaticano, a Roberto Calvi (Banco Ambrosiano) y a toda una serie de asesinatos y suicidios, así como a la oscura logia masónica P2, de la que, por cierto, en su día formó parte el mismísimo Berlusconi. Sesgados personajes e ingente cantidad de datos, que pueden agobiar un tanto al espectador no avisado, pero que resultan imprescindibles para entender el mayor escándalo surgido en la República Italiana en toda su historia.

Obviamente, con Andreotti como elemento catalizador de toda la trama, cuyo libro de cabecera muy bien podría ser “El príncipe”, de Maquiavelo. Tengamos en cuenta que se trata de un estadista que lleva a pies juntillas aquello de que un político debe imponer miedo y esperanza. En otro orden de cosas, el mismo Andreotti se encarga de afirmar con un cinismo estremecedor que «hay que perpetuar el mal para mantener el bien». Apasionante película, en definitiva, a la hora de mostrar las maquinaciones de una determinada clase dirigente y de un astuto hombre público, más peligroso que una piraña en un bidé.

Comentarios