Entrada destacada

El hombre del corazón de hierro

Reinhard Heydrich (Jason Clarke) entró en contacto con la ideología nazi a través de su mujer (Rosamund Pike), una aristócrata alemana. De carácter implacable, Heydrich protagonizó en poco tiempo un ascenso meteórico hasta la cúpula del partido, llegando a ser jefe de las SS, la Gestapo y el principal ideólogo de la Solución Final. Un grupo de luchadores de la Resistencia checa planearía un atentado contra Heydrich en Praga, lo que le convertiría en el oficial nazi de más alto rango asesinado durante la II Guerra Mundial.

Valoración:6,241.


FICHA

Título Original: HHhH.
Director: Cédric Jimenez.
Guionistas: Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez.
Reparto: Rosamund Pike, Jason Clarke, Mia Wasikowska, Jack O'Connell, Jack Reynor, Volker Bruch, Stephen Graham, Enzo Cilenti, Geoff Bell, Thomas M. Wright, Noah Jupe.
Productores: Daniel Crown, Alain Goldman.
Música: Guillaume Roussel.
Fotografía: Laurent Tangy.
Montaje: Chris Dickens.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 1…

Australia (Baz Luhrmann, 2.008)

Australia (Baz Luhrmann, 2.008)
Australia (Baz Luhrmann, 2.008)

Calificación:

Crítica: 5,877 Público: 6,311 España: S/C Rugoleor: S/C

Ficha:

Título Original: Australia
Director: Baz Luhrmann
Guionistas: Stuart Beattie, Baz Luhrmann, Ronald Harwood, Richard Flanagan
Intérpretes: Nicole Kidman, Hugh Jackman, David Wenham, Bryan Brown, Bruce Spence, Jack Thompson
Productores: G. Mac Brown, Catherine Knapman, Baz Luhrmann
Fotografía: Mandy Walker
Música: David Hirschfelder
Montaje: Dody Dorn, Michael McCusker
Nacionalidad: Australia, Estados Unidos, Reino Unido
Año: 2.008
Duración: 168 minutos
Edad: 7 años
Género: Aventuras, Bélica, Drama, Histórica, Romántica
Distribuidora: Hispano Fox Film, S. A.
Estreno: 25-12-2.008
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España
Espectadores: 1.889.574
Recaudación: 11.376.855,59 €
Visitas: 0
Popularidad: 0,00%

Sinopsis:

“Australia”, creación del visionario realizador Baz Luhrmann, es una aventura épica y romántica llena de acción, ambientada en dicho país en la perturbadora época en que la Segunda Guerra Mundial estaba a punto de estallar. En la película, una aristócrata inglesa (Kidman) viaja al remoto continente donde conoce a un tosco oriundo (Jackman) y, de mala gana, acepta que ambos unan sus fuerzas para salvar la tierra que ella acaba de heredar. Juntos se embarcan en una odisea que los transformará llevándolos a través de cientos de millas del paisaje más bello e implacable del mundo, sólo para acabar enfrentándose al bombardeo de la ciudad de Darwin por parte de las fuerzas japonesas que atacaron Pearl Harbor. Con esta nueva película, Luhrmann muestra su arte en un vasto lienzo, creando una experiencia cinematográfica en la que se mezclan el romance, el drama, la aventura y el espectáculo. Es una aventura tan épica como la tierra en la que se desarrolla el argumento.

Comentario:

Siete años después de la trepidante “Moulin Rouge (2.001)”, Nicole Kidman y Baz Luhrmann, inactivo desde entonces, se reencuentran para tratar de llevar a buen puerto un grandioso melodrama épico que pretende erigirse en el “Lo que el viento se llevó (Víctor Fleming, 1.939)” de las antípodas. Hugh Jackman ejerce de rudo ranchero de la Australia profunda. La rubia llega al lugar con la idea de hacerse cargo del rancho de su marido, pero la Segunda Guerra Mundial le pisa los talones.

Crítica:

28-12-2.008 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Continente en tono menor

Intentar a estas alturas de la película enmendar la plana a las grandes superproducciones cinematográficas de todos los tiempos le parece a este cronista empresa harto arriesgada. Eso es, precisamente, lo que intenta el director de Sydney, Baz Luhrmann, a la hora de contar la historia de un continente durante un largo período de tiempo, a través de los avatares de toda una serie de pioneros, dispuestos a encontrar su particular lugar en el sol.

Y nunca mejor dicho, porque medrar en un medio bronco y hostil, es el elemento catalizador de toda la historia. Una mujer inmersa en esa tierra salvaje y un asilvestrado aventurero, que se las da de duro y acaba resultando un semiduro, son los ejes sobre los que pivota el filme, realizado de forma correcta, pero aburrida, en la mayoría de sus propuestas.

Y, como no podía ser de otro, modo, un chaval aborigen forma parte importante del desarrollado de la trama, que procura satisfacer las exigencias antropológicas al respecto, pero que exigía el buen pulso narrativo de otro realizador de nuestras antípodas, Peter Weir (“La gran ola”), para rendir creíbles las vicisitudes descritas en “Australia”.

Un continente magnífico, mostrado de forma ampulosa, pero en tono menor, como resultado de un esfuerzo creativo, que se queda entre dos aguas. Las epopeyas románticas exigen una entrega, un talento y una capacidad de introspección distinta a la mostrada en esta ocasión, sobre todo si tenemos en cuenta que no deseamos caer en el tópico de relacionar el filme que nos ocupa con obras maestras que permanecen en la memoria de todos.

Tampoco voy a negar que atesora secuencias espectaculares -el bombardeo de Darwin, capital del Territorio Septentrional, es la más reseñable de todas-, inmersas en un relato frío, aliñado con rimbombantes imágenes y la pedantería de un cineasta que se cree el mismísimo amo del Nuevo Mundo.

Comentarios