Entrada destacada

I Am Not a Serial Killer

La vida de John Wayne Cleaver (Max Records) en la pequeña localidad de Clayton está llena de problemas. Trabaja en la funeraria familiar y está obsesionado con los asesinos en serie, sobre todo en cómo no convertirse en uno de ellos. Con el acosador de la escuela y su atractiva vecina como víctimas potenciales, John se ha marcado una serie de pautas para mantenerse en el buen camino, pero cuando una serie de muertes asolen el pueblo, el joven tendrá que abandonarse a su lado oscuro para capturar al homicida. Tráiler.

Valoración:6,082.


FICHA

Título Original: I Am Not a Serial Killer.
Director: Billy O'Brien.
Guionistas: Christopher Hyde, Billy O´Brien.
Reparto: Christopher Lloyd, Laura Fraser, Karl Geary, James Gaulke, Max Records, Tim Russell, Tony Papenfuss, Anna Sundberg, Christina Baldwin, Lucy Lawton, Raymond Brandstrom.
Productores: James Harris, Mark Lane, Nick Ryan.
Música: Adrian Johnston.
Fotografía: Robbie Ryan.
Montaje: Nick Emerson.
Países Participantes: Irlanda, Reino Unido.
Año…

El baile de la Victoria (Fernando Trueba, 2.009)

El baile de la Victoria (Fernando Trueba, 2.009)
El baile de la Victoria (Fernando Trueba, 2.009)

Calificación:

Crítica: 5,293 Público: 5,658 España: S/C Rugoleor: S/C

Ficha:

Título Original: El baile de la Victoria
Director: Fernando Trueba
Guionistas: Antonio Skármeta, Fernando Trueba, Jonás Trueba
Intérpretes: Ricardo Darín, Abel Ayala, Ariadna Gil, Luis Dubó, Miranda Bodenhöfer, Julio Jung, Marcia Haydée, Luis Gnecco
Productora: Jessica Berman
Fotografía: Julián Ledesma
Música: Varios Artistas
Montaje: Carmen Frías
Nacionalidad: España
Año: 2.009
Duración: 130 minutos
Edad: 13 años
Género: Drama
Distribuidoras: Vértice Cine, S. L., Notro Films, S. L.
Estreno: 27-11-2.009
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España
Espectadores: 266.976
Recaudación: 1.618.416,38 €
Visitas: 0
Popularidad: 0,00%

Sinopsis:

Con la llegada de la democracia, el presidente de Chile decreta una amnistía general para todos los presos sin delitos de sangre. Entre ellos se encuentran el joven Ángel Santiago y el veterano Vergara Grey, un famoso ladrón de cajas fuertes. Sus planes no pueden ser más opuestos. Mientras Vergara Grey sólo quiere recuperar a su familia y cambiar de vida, Ángel sueña con vengarse del alcaide de la prisión y dar un gran golpe. Pero en su camino se cruza la joven Victoria; las vidas de los tres sufren un cambio total que les llevará a enfrentarse con un nuevo destino.

Comentario:

Siete años después de “El embrujo de Shanghái”, Fernando Trueba lleva a la pantalla una novela de Antonio Skármeta, también autor de “El cartero (y Pablo Neruda)”, ambientada al final de la dictadura chilena, cuando una amnistía libera a los presos políticos. Un ladrón de cajas fuertes (Ricardo Darín) sale también libre con la intención de recuperar a su mujer (Ariadna Gil). Otro preso liberado (Abel Ayala) le propondrá un plan perfecto y una bailarina enturbiará sus planes.

Crítica:

29-11-2.009 – JOSU EGUREN

El cóndor pasa

Involuntariamente cómica y risible», así me resumía un compañero “El baile de la Victoria”, haciéndose uno con el noventa por ciento de la crítica que asistió alucinada al estreno de la última película de Fernando Trueba (“El embrujo de Shanghái”) en la reciente edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Confirmado, el texto de Antonio Skármeta (“El cartero y Pablo Neruda”), un material de dudosa validez cinematográfica, es, en manos de uno de los más señeros 'Cineastas contra la Orden', un desvarío de proporciones épicas.

A ratos sentimental y nostálgica, a ratos cómica o dramática, a ratos política... “El baile de la Victoria” deambula sin orden ni concierto, en un marco indefinido. Fernando Trueba juega a ser 'auteur' de brocha gorda, y vence al espectador con una acumulación incesante de gestos grotescos, situaciones dramáticas poco inspiradas y tentaciones surrealistas, con las que también aspira a colarse en la carrera de los Oscar, lo dudo.

Una misteriosa bailarina sordomuda, de nombre Victoria, víctima de la dictadura pinochetista, es la tercera pata de un banco en el que ni siquiera la profesionalidad y el empaque de Ricardo Darín ayudan a que el espectador trague con el escaso interés que genera una historia que con cada cambio de plano se anula a así misma.

Desconozco la idea que Fernando Trueba tenía en su cabeza antes de abordar la película, pero sin duda se ha olvidado incluir las piezas mas importantes en el puzzle cognitivo, porque la impresión final que deja su obra es la de un proyecto inacabado, en el que una literalidad pueril y ñoña ha tomado todas las posiciones que el director debía de haber defendido con el lenguaje del cine.

Ahora toca que los académicos nos expliquen las turbias relaciones de intereses que les han movido a elegir este título para representarnos en Hollywood.

Comentarios