Entrada destacada

El hombre del corazón de hierro

Reinhard Heydrich (Jason Clarke) entró en contacto con la ideología nazi a través de su mujer (Rosamund Pike), una aristócrata alemana. De carácter implacable, Heydrich protagonizó en poco tiempo un ascenso meteórico hasta la cúpula del partido, llegando a ser jefe de las SS, la Gestapo y el principal ideólogo de la Solución Final. Un grupo de luchadores de la Resistencia checa planearía un atentado contra Heydrich en Praga, lo que le convertiría en el oficial nazi de más alto rango asesinado durante la II Guerra Mundial.

Valoración:6,241.


FICHA

Título Original: HHhH.
Director: Cédric Jimenez.
Guionistas: Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez.
Reparto: Rosamund Pike, Jason Clarke, Mia Wasikowska, Jack O'Connell, Jack Reynor, Volker Bruch, Stephen Graham, Enzo Cilenti, Geoff Bell, Thomas M. Wright, Noah Jupe.
Productores: Daniel Crown, Alain Goldman.
Música: Guillaume Roussel.
Fotografía: Laurent Tangy.
Montaje: Chris Dickens.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 1…

Exorcismo en Connecticut (Peter Cornwell, 2.009)

Exorcismo en Connecticut (Peter Cornwell, 2.009)
Exorcismo en Connecticut (Peter Cornwell, 2.009)

Calificación:

Crítica: 5,108 Público: 5,283 España: 3,797 Rugoleor: 4,540

Ficha:

Título Original: The Haunting in Connecticut
Director: Peter Cornwell
Guionistas: Adam Simon, Tim Metcalfe
Intérpretes:

Virginia Madsen, Martin Donovan, Elias Koteas, Kyle Gallner, Amanda Crew, Ty Wood

Productores: Paul Brooks, Daniel Ferrands, Wendy Rhoads, Andrew Trapani
Fotografía: Adam Swika
Música: Robert J. Kral
Montaje: Tom Elkins
Nacionalidad: Estados Unidos, Canadá
Año: 2.009
Duración: 100 minutos
Edad: 18 años
Género: Drama, Suspense, Terror
Distribuidoras: DeA Planeta, S. L.
Estreno: 07-08-2.009
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España
Espectadores: 290.638
Recaudación: 1.702.957,35 €
Visitas: 25
Popularidad: 78,13%

Sinopsis:

Basada en una escalofriante historia real, “Exorcismo en Connecticut” narra la terrorífica experiencia de una familia cuya casa fue tomada por las oscuras fuerzas de lo sobrenatural. La familia Campbell se muda a una impresionante casa victoriana en Connecticut sin saber nada de su terrible pasado: no sólo fue una funeraria donde ocurrieron acontecimientos inconcebibles, sino que el hijo del propietario, Jonah, fue utilizado como mensajero satánico y como portal a través del cual espíritus malignos llegaron a nuestro mundo. Ahora Jonah, el joven que se comunicaba con los muertos, ha vuelto para acosar a la inocente familia y convertir sus vidas en un infierno.

Comentario:

Virginia Madsen, una de las actrices más infravaloradas de Hollywood, protagonizó esta cinta de terror basada en hechos supuestamente reales que fue todo un taquillazo en USA: una familia se traslada a un siniestro caserón que se encuentra empero cerca del hospital donde uno de los hijos, enfermo de cáncer, recibe tratamiento. No tardarán en descubrir que se trata de una antigua funeraria en la que se gestaron diabólicos acontecimientos.

Crítica:

07-08-2.009 - ANTON MERIKAETXEBARRIA

Espíritus malignos

Las sesiones de espiritismo propician, por lo general, situaciones tensas, enigmáticas, cargadas de suspense. Algo que ya demostró en su momento Alejandro Amenábar con “Los otros”, quizás recordando lo que logró el genio de Frizt Lang en su no demasiado conocida obra maestra “El ministerio del miedo”. Ahora, “Exorcismo en Connecticut” falla por su base, puesto que las sesiones de espiritismo con las que su máximo responsable pretende engatusar al espectador, carecen de entidad. Si a todo ello añadimos la inevitable casona encantada, habitada por entes diabólicos, tendremos como resultado un filme de terror repleto de tópicos y trufado de alguna que otra secuencia del horror más efectista que quepa imaginar.

Nada nuevo bajo el sol, pues, donde la creación de atmósferas asfixiantes, punto fuerte de este tipo de productos, tampoco logran superar el pie forzado del que parten. Sobre todo si tenemos en cuenta que la intriga con carácter fantástico era un marco incomparable para insertar alegóricas imágenes de nuestros peores miedos y miserias. A priori, los miedos y miserias de la familia Campbell protagonista no eran demasiado interesantes. Por eso sorprende que un joven realizador se atreva a lidiar con un material de desecho, cuando el riesgo -además del presunto talento- eran las armas creativas a emplear en este exorcismo descafeinado.

Frustrada visión satánica de unos hechos, en principio, espeluznantes, a la que se ven arrastrados unos intérpretes de segunda fila,incapaces de examinar, a través de los ojos paranoicos y cotidianos de unos personajes en eterno conflicto con su propia mediocridad, el modo en que una comunidad cerrada intenta comunicarse con los espíritus malignos. De ahí que esta pandilla de quiméricos inquilinos no termine de abismar al recalcitrante espectador en un submundo de inquietantes presencias, marcado a sangre y fuego por todos esos pérfidos diablos que, en realidad, residen en nuestros corazones.

24-11-2.009 – JOSU EGUREN

La mansión infernal

No falla. Cuando se trata de avivar el terror nada mejor que recurrir a las historias basadas en hechos reales, aunque a veces haya que retorcer tanto la realidad que ni los protagonistas se reconozcan en la versión cinematográfica. Algo parecido ocurre con “Exorcismo en Connecticut”, un relato a medio camino entre “Poltergeist” y “La mansión infernal” de Richard Matheson con el que Peter Cornwell debuta tras el espaldarazo que le dio el reconocimiento internacional de su corto animado “Ward 13”, visto en Donosti.

Cornwell firma sobre una línea de puntos que le obliga aceptar todas las cláusulas asociadas al subgénero de las casas encantadas, arriesgándose a perder el control de una obra que tarde o temprano acabará rindiéndose al uso y abuso de ciertos recursos tópicos.

El arranque resulta esperanzador, en la medida que sus personajes gozan de cierta profundidad dramática, aunque el mérito, además de al guión, hay que atribuírselo a Kyle Gallner y Virginia Madsen, los dos actores que llevan el peso de la película y con los que el espectador establece cierta empatía inmediata.

“Exorcismo en Connecticut” se camufla bajo los ropajes de un telefilme dominguero, en el que asistimos a la lucha de una madre coraje y su hijo contra el cáncer, antes de dar paso a una historia de terror que combina los habituales golpes de efecto con una descripción detallada del tercer personaje protagonista: la casa.

El color, por muchos filtros que le queramos aplicar a la cámara, no ha sido nunca un buen aliado a la hora de generar atmósferas inquietantes (tomemos como referencia el blanco y negro de “La escalera de caracol” de Robert Siodmak), aunque Cornwell intenta generar cierta intriga en el espectador descubriendo pasajes ocultos por los que caminamos con la seguridad de que la película se adentra en el territorio de los manidos karaokes audiovisuales.

Resulta frustrante que Cornwell haya caído en la tentación de sobreexponer a sus espectros, pero en estos tiempos de hipervisibilidad hasta el niño de “Al final de la escalera” tendría su cuenta en Facebook.

Comentarios