Ir al contenido principal

Los abrazos rotos (Pedro Almodóvar, 2.009)

Los abrazos rotos (Pedro Almodóvar, 2.009)
Los abrazos rotos (Pedro Almodóvar, 2.009)

Calificación:

Crítica: 6,539 Público: 7,004 España: 4,951 Rugoleor: 5,977

Ficha:

Título Original: Los abrazos rotos
Director: Pedro Almodóvar
Guionista: Pedro Almodóvar
Intérpretes: Penélope Cruz, Lluís Homar, Blanca Portillo, José Luis Gómez, Ángela Molina, Rossy de Palma, Lola Dueñas, Chus Lampreave, Carmen Machi, Kiti Manver, Rubén Ochandiano, Tamar Novas, Mariola Fuentes, Alejo Sauras
Productores: Agustín Almodóvar, Esther García
Fotografía: Rodrigo Prieto
Música: Alberto Iglesias
Montaje: José Salcedo
Nacionalidad: España
Año: 2.009
Duración: 130 minutos
Edad: 13 años
Género: Drama, Romántica, Suspense
Distribuidora: Warner Bross Entertainment España, S. L.
Estreno: 18-03-2.009
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España
Espectadores: 691.447
Recaudación: 4.141.633,54 €
Visitas: 0
Popularidad: 0,00%

Sinopsis:

Un hombre escribe, vive y ama en la oscuridad. Catorce años antes sufrió un brutal accidente de coche en la isla de Lanzarote. En el accidente no sólo perdió la vista, también perdió a Lena, la mujer de su vida. Este hombre usa dos nombres, Harry Caine, lúdico seudónimo bajo el que firma sus trabajos literarios, relatos y guiones, y Mateo Blanco, su nombre de pila real, con el que vive y firma las películas que dirige. Después del accidente, Mateo Blanco se reduce a su seudónimo, Harry Caine. Si no puede dirigir películas se impone sobrevivir con la idea de que Mateo Blanco murió en Lanzarote junto a su amada Lena. En la actualidad, Harry Caine vive gracias a los guiones que escribe y a la ayuda de su antigua y fiel directora de producción, Judit García, y de Diego, el hijo de ésta, secretario, mecanógrafo y lazarillo. Desde que decidiera vivir y contar historias, Harry es un ciego activo y atractivo que ha desarrollado todos sus otros sentidos para disfrutar de la vida, a base de ironía y una amnesia autoinducida. Ha borrado de su biografía toda sombra de su primera identidad, Mateo Blanco. Una noche Diego tiene un accidente y Harry se hace cargo de él (su madre, Judit, está fuera de Madrid y deciden no comunicarle nada para no alarmarla). En las primeras noches de convalecencia, Diego le pregunta por la época en que respondía al nombre de Mateo Blanco, después de un momento de estupor Harry no sabe negarse y le cuenta a Diego lo ocurrido catorce años antes con la intención de entretenerle, como un padre le cuenta un cuento a su hijo pequeño para que se duerma. La historia de Mateo, Lena, Judit y Ernesto Martel es una historia de "amour fou", dominada por la fatalidad, los celos, el abuso de poder, la traición y el complejo de culpa. Una historia emocionante y terrible cuya imagen más expresiva es la foto de dos amantes abrazados, rota en mil pedazos.

Comentario:

El muy esperado reencuentro de Almodóvar y Penélope Cruz resultó en un drama tan complejo como “Hable con ella” o “La mala educación” que, entre sus múltiples referentes, rinde un explícito tributo, ya desde el título, a una de las mejores películas de la historia del cine “Te querré siempre”, de Rossellini. Lluís Homar es un realizador que ha quedado ciego y se ha reinventado como guionista bajo el nombre de Harry Caine. Así, empezará a recordar un pasado muy ligado a la actriz con la que rodó “Chicas y maletas”.

Crítica:

19-03-2.009 – JOSU EGUREN

El cineasta tuerto

En este punto álgido de su carrera, Almodóvar se revela presa de las limitaciones que ya le hicieron flaquear en anteriores estrenos. Su estrecha jaula dorada se levanta tras los barrotes de una peligrosa autoconsciencia que nos hace difícil distinguir dónde limita su autoría, con la obligación de seguir facturando líneas argumentales que remitan al Almodóvar de los primeros tiempos. Como decía, esta es una tarea ardua, sobre todo para quienes tengan sus retinas contaminadas con los restos de su mayores excesos.

Ya sabemos que el manchego siempre coloca su campo base en altitudes extremas, de modo que el radical punto de partida de “Los abrazos rotos”, un cineasta ciego, puede resultar insuficiente en una primera comparación con “Hable con ella”. Lejos de depurarse, actitud lógica y compartida por los grandes maestros, Almodóvar propone una química irregular entre la risa y el llanto, que siempre termina decantándose por la amargura del sufrimiento. Voluntariamente cae rendido ante la potencia dramática de “Te querré siempre”, a la que dedica innumerables guiños cinéfilos, si bien la distancia entre Rossellini y el manchego es inabarcable, sobre todo si nos fijamos en las diferentes magnitudes de sus universos.

El de Almodóvar es un decorado barroco, en el que todo surge fruto de maniobras calculadas para que la cámara capture el primer plano de un gesto. Y es ahí donde sus películas triunfan, brindándonos intensos monólogos exteriores en los que el director articula los labios de sus personajes para confesarnos la verdadera profundidad de sus sentimientos. Afortunadamente, aquí deja en un segundo plano la delectación estética para experimentar con la alteración del silencio, aunque abunda en un confuso cruce de géneros irregularmente resuelto.

Hay una película dentro de esta película que merece la pena volver a leerse, pero desenterrarla exige un esfuerzo titánico por parte de aquel espectador que no esté dispuesto a soportar los arrebatos ombliguistas del manchego.

Crítica:

27-11-2.009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Chicas y maletas

Lo primero que llama la atención en una película como “Los abrazos rotos” es la memoria cinéfila de que hace gala Pedro Almodóvar. El protagonista es un director de cine ciego, dispuesto a saldar cuentas pendientes con su pasado, que incluye la preparación de un rodaje: “Chicas y maletas”. Ingenioso 'macguffin' que le permite al cineasta manchego saltar de una película a otra, de un homenaje a otro, desde el genial Alfred Hitchcock (“Encadenados”), hasta la sublime Jean Moreau ('”scensor para el cadalso”), pasando por Roberto Rossellini (“Te querré siempre”). De ahí que la película de Almodóvar se convierta en un emotivo acto de amor al cine. Una especie de convencida profesión de fe, a través de uno de sus títulos más personales.

Estamos, pues, ante una confesión o frente a una suerte de diario íntimo, puesto que se expresa en primera persona -aunque en el filme le represente ese excelente actor que es Lluís Homar-, en su toma de postura ante la vida y ante el mal llamado 'séptimo arte'. Filmado en sugestivos paisajes de la isla volcánica de Lanzarote, Penélope Cruz representa a una mujer, Lena, convertida en el 'amour fou' del protagonista. Nunca el cine es más cine que cuando, utilizando el diálogo como música de contrapunto, logra que penetremos en los pensamientos de los personajes.

Es lo que les sucede a estos hombres y mujeres en busca de un no siempre fácil punto de encuentro. Y el director de la historia -venderse o no venderse- interpretable como una metáfora del propio autor de “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, se expresa a veces como si de un folletín se tratara, es verdad, pero también con un vigor y sinceridad de cineasta vuelto a nacer. El resultado es una forma nueva y extraña de naturalismo o, si se quiere, de una fantasía perversa que tiende a confundirse ominosamente con nuestra más llana y vulgar realidad cotidiana. Bueno, quizás sea verdad aquello de que sólo la fantasía puede salvarnos, como exhortaba Goethe a Eckermann.

Comentarios

Entradas populares

Un día vi 10.000 elefantes (2015)

Angono Mba, un octogenario guineano rememora desde el salón de su casa la expedición en la que hizo de porteador para el cineasta madrileño Manuel Hernández Sanjuán y su equipo (Hermic Films), que los llevó entre 1944 y 1946 a recorrer la Guinea española documentando la vida en la colonia y buscando un misterioso lago, donde según contaba una leyenda africana, se podían ver 10.000 elefantes juntos. De la obsesión del cineasta español por encontrar aquel lago, de las aventuras propias de una expedición por aquel país desconocido y de los sentimientos contradictorios de ambos personajes, surge esta historia de fascinación por África, el pasado y la memoria. Valoración: 6,139 .

Feliz día de tu muerte (2017)

Tree (Jessica Rothe) es una despreocupada estudiante universitaria que el día de su cumpleaños se despierta en la cama de Carter (Israel Broussard), su ligue de la noche anterior, en lo que será el principio de una jornada de situaciones extrañas en las que vivirá un constante deja vu. Al caer la noche, Tree es asesinada por un misterioso enmascarado, para volver a levantarse en la habitación de Carter, el único dispuesto a ayudarla en un bucle que, hasta que no descubra quién es el asesino, terminará siempre con su muerte. Valoración: 6,085 . FICHA Título original: Happy Death Day. Director: Christopher Landon. Guionista: Scott Lobdell. Reparto: Israel Broussard, Jessica Rothe, Ruby Modine, Rachel Matthews, Laura Clifton, Charles Aitken, Jason Bayle, Rob Mello, Phi Vu, Donna Duplantier, Cariella Smith, GiGi Erneta, Tenea Intriago. Productor: Jason Blum. Música: Bear McCreary. Fotografía: Toby Oliver. Montaje: Gregory Plotkin. País participante: Estados Unidos. Año de produc

Un don excepcional (2017)

Frank Adler (Chris Evans) es un hombre soltero que se dedica a tiempo completo a cuidar de su joven sobrina Mary (McKenna Grace), una brillante niña prodigio que, con sólo 7 años, tiene un asombroso dominio de las matemáticas. Los progresos de la pequeña llegan a los oídos de su abuela (Lindsay Duncan), que planea arrebatar su custodia a Frank. Él, que quiere que Mary sea una niña normal, emprenderá una dura y tensa batalla familiar con el apoyo de la profesora de la niña, cuyo interés por su alumna desembocará en una relación con su tío. Valoración: 7,287 . FICHA Título Original: Gifted. Director: Marc Webb. Guionista: Tom Flynn. Reparto: Lindsay Duncan, Chris Evans, Keir O'Donnell, Octavia Spencer, Mckenna Grace, Jenny Slate, John M. Jackson, Glenn Plummer, Julie Ann Emery, Jona Xiao, John Finn. Productores: Andy Cohen, Karen Lunder. Música: Rob Simonsen. Fotografía: Stuart Dryburgh. Montaje: Bill Pankow. País Participante: Estados Unidos. Año de Produc

The Blind Side (Un sueño posible) (2009)

El joven afroamericano Michael Oher ( Quinton Aaron ) sobrevive sólo en la calle, hasta que un buen día Leigh Anne Tuohy ( Sandra Bullock ) se cruza en su destino y le acoge en su hogar. Michael iniciará su nueva vida en el seno de una familia blanca con un entorno muy diferente, pero él no será el único que tenga que afrontar los cambios, ya que los Tuohy deberán aprender a darle al chico el apoyo que necesita para desarrollar su potencial humano y profesional. El talento de Michael para el fútbol americano sorprenderá a todos. Valoración: 7,221 . TRÁILER DE LA PELÍCULA FICHA ´ Título Original: The Blind Side. Director: John Lee Hancock. Guionista: John Lee Hancock. Reparto: Quinton Aaron, Sandra Bullock, Tim McGraw, Kathy Bates, Jae Head, Ray McKinnon, Lily Collins, Rhoda Griffis, Kim Dickens, Adriane Lenox, Catherine Dyer, Andy Stahl. Productores: Broderick Johnson, Andrew A. Kosove, Gil Netter. Música: Carter Burwell. Fotografía: Alar Kivilo. Montaje: Mark

Infierno blanco (Joe Carnahan, 2.011)

Ficha: Título Original: The Grey. Director: Joe Carnahan. Guionistas: Joe Carnahan, Ian Mackenzie Jeffers. Intérpretes: Liam Neeson, Dermot Mulroney, James Badge Dale, Frank Grillo, Nonso Anozie, Dallas Roberts, Joe Anderson, Ben Bray, Anne Openshaw, Larissa Stadnichuk, James Bitonti, Jonathan Bitonti. Productores: Joe Carnahan, Jules Daly, Ridley Scott, Mickey Lidell. Fotografía: Masanobu Takayanagi. Música: Marc Streitenfeld. Montaje: Roger Barton, Jason Hellmann. País: Estados Unidos. Año: 2.011. Duración: 115 minutos. Edad: No recomendada para menores de 12 años. Género: Acción, Aventuras, Drama, Suspense. Distribuidora: DeAPlaneta, S. L. Estreno: 17-02-2.012. WEB Oficial: Web Oficial de la película en España . Espectadores: 182.499. Recaudación: 1.167,660,34 €. Calificación: 6,048 . Sinopsis: Un grupo de hombres trabajan en el norte de Alaska para una compañía petrolífera. El clima es inhumano, están en mitad de ninguna parte… y