Entrada destacada

Baby Driver

Baby (Ansel Elgort) es un joven conductor, especializado en fugas, cuya habilidad al volante al ritmo de canciones precisamente seleccionadas le convierte en un valioso activo para la banda de atracadores de bancos que lidera Doc (Kevin Spacey). Su papel en la organización se verá comprometido cuando conozca a Deborah (Lily James), una camarera de la que se enamora. Baby, que empieza a dudar sobre si lo que hace está bien o mal, decidirá dar un último golpe antes de retirarse, un atraco que pondrá en peligro su vida, su amor y su libertad.

Valoración:7,239.


FICHA

Título Original: Baby Driver.
Director: Edgar Wright.
Guionista: Edgar Wright.
Reparto: Kevin Spacey, Jamie Foxx, Ansel Elgort, Lily James, Jon Hamm, Jon Bernthal, Eiza González, Flea, Sky Ferreira, CJ Jones, Lanny Joon, Ben VanderMey.
Productores: Tim Bevan, Eric Fellner, Nira Park.
Música: Steven Price.
Fotografía: Bill Pope.
Montaje: Jonathan Amos, Paul Machliss.
Países Participantes: Reino Unido, Estados Unidos.
Año de Producción: 2…

Paranormal Activity (2007)

Cartel: Paranormal Activity (2007)
Katie (Katie Featherston) y Micah (Micah Sloat) son una pareja joven que acaba de mudarse a un nuevo barrio de la periferia. La aparente tranquilidad de la casa se torna en nerviosismo cuando una extraña presencia comienza a provocar ruidos y fenómenos, especialmente por la noche. Con la intención de descubrir qué es lo que sucede, Micah instala una cámara de vídeo de alta definición a los pies de la cama. Esta obsesión por la actividad paranormal le alejará de Katie, quien se da cuenta de que la situación empeora día a día.

Valoración: 5,910.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Paranormal Activity.
Director: Oren Peli.
Guionista: Oren Peli.
Intérpretes: Katie Featherston, Micah Sloat, Mark Fredrichs, Ashley Palmer, Amber Armstrong, Randy McDowell, Tim Piper, Crystal Cartwright.
Productores: Jason Blum, Oren Peli.
Música:
Fotografía: Oren Peli.
Montaje: Oren Peli.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2007.
Duración Original: 86 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 13 años.
Género: Terror.
Estreno (España): 27 de noviembre de 2009.
DVD (Venta): 16 de junio de 2010.
Distribuidora (España): Emon.
Espectadores (España): 309.495.
Recaudación (España): 1.930.174,71 €.
Popularidad: 166 / 676.

Fotograma: Paranormal Activity (2007)

Comentario

La película que, con un presupuesto de unos 10.000 euros, rompió la taquilla norteamericana, es el negocio más sobrenatural del siglo. La premisa, sencilla por definición, gira en torno a una familia que detecta posibles fenómenos paranormales en su hogar. Deciden instalar una cámara para controlar lo que ocurre mientras duermen. Un invento del israelí Oren Peli, hasta la fecha realizador de videojuegos. (Anuario Fotogramas 2010).

Fotograma: Paranormal Activity (2007)

Crítica

01-12-2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Fantasmas de cartón

A estas alturas de la película el crítico creía estar ya curado de espantos. Pues bien, ahora se estrena en la cartelera comercial "Paranormal Activity" y el grado de estulticia que alcanza esta cinta es de juzgado de guardia. Plagiada con un descaro que clama al cielo de la exitosa "El proyecto de la bruja de Blair", la cosa va de la inevitable casona encantada, habitada por acartonados fantasmas que, al final, son lo que parecen. Penoso asunto, filmado al buen tuntún por un esforzado aspirante a director, que tampoco hace honor al género en el que se inscribe. Es decir, el terror puro y duro; puesto que ni asusta, ni emociona, ni inquieta y ni tan siquiera incluye la casquería o la hemoglobina barata propia de estos casos.

De otro lado, los diálogos se hacen prolijos, insuficientes para explicar bien el contexto en el que tienen lugar los hechos, aparte de sonar a falsos. La realización, por lo general, es mimética, casi rudimentaria, carente de sinceridad y, por supuesto, de impacto visual. El capítulo interpretativo también es muy flojo, no acabando de empastar el ignoto Micah Sloat con esa ilustre desconocida que es Katie Featherston, un actor y una actriz muy deficientes sin una férrea y sabia dirección. Dejados de la mano de Oren Peli, Micah Sloat resulta blandito para su papel y Featherston, muy verde como intérprete, naufraga desasistida de toda ayuda.

Por último, la pretendida ambientación gótica provoca en algún momento la risa involuntaria. Molesta señalar tantos defectos, porque el empeño era arriesgado y contaba con un presupuesto muy modesto. Pero aquí se juzgan los resultados, no las intenciones. Tengamos en cuenta que en "Paranormal Activity" su máximo responsable busca entretener al espectador y encuentra la decepción; mientras que el crítico sensato sólo busca evitar que al público le den gato por liebre. En fin, un verdadero catálogo de errores, destinado al olvido. Pero, quién sabe: un tonto encuentra siempre a otro más tonto que lo admira.

Fotograma: Paranormal Activity (2007)

24-06-2010 – JOSU EGUREN

El ente

El estreno en DVD de "Paranormal Activity" coincide en el tiempo con los últimos coletazos en la producción de su secuela, obra de encargo confiada a Todd Williams, que nos descubrirá de qué forma pueden corromper los dólares un guión escrito para ser rodado en condiciones precarias. Más allá de la duda, razonable, Oren Peli no es más que otro amateur con suerte, emparentado por el éxito inesperado con directores como Robert Rodríguez y Sam Raimi; y tan hábil en el empleo de técnicas de marketing guerrilla como los desaparecidos autores de "Blair Witch Project".

A los pirados amantes del cine de terror que no sean capaces de retroceder en el tiempo más atrás de una década (vayámonos a "Cat People" en los años 40), "Paranormal Activity" les resultará refrescante, o un ladrillo soporífero de proporciones bíblicas, según se mire, porque en las 7/8 partes del material filmado por Peli no ocurre prácticamente nada. Es más, hay que tener una fe inquebrantable en la estupidez del yanqui medio para creerse que un tipo normal quiera formar un triángulo bizarro con su novia y un ente extraño.

El caso es que Peli hace virtud de las limitaciones presupuestarias, sin aspavientos, y espaciando los movimientos de cámara ampulosos de tal manera que consigue lo que se propone: impregnar a su obra de una estética de falso documental dominada por el plano medio. Colocando la cámara sobre un trípode casero, desde el cual el espectador tiene una visión limitada/privilegiada de las pesadillas nocturnas de la pareja, el debutante invoca un recurso expresivo desterrado de los manuales del cine de género contemporáneo, el 'espacio en off', es decir, la no filmación de las apariciones de un poltergeist que aterrorizará al público en la medida en que este sea capaz de autosugestionarse. Dando por hecho que el punto de vista que adopta el filme no es casual, sí que se aprecian interferencias propias del cine exhibicionista a las que Peli no puede aspirar por razones obvias, un 'defecto' de forma al que deberá renunciar en futuras apariciones.

Comentarios