Entrada destacada

El hombre del corazón de hierro

Reinhard Heydrich (Jason Clarke) entró en contacto con la ideología nazi a través de su mujer (Rosamund Pike), una aristócrata alemana. De carácter implacable, Heydrich protagonizó en poco tiempo un ascenso meteórico hasta la cúpula del partido, llegando a ser jefe de las SS, la Gestapo y el principal ideólogo de la Solución Final. Un grupo de luchadores de la Resistencia checa planearía un atentado contra Heydrich en Praga, lo que le convertiría en el oficial nazi de más alto rango asesinado durante la II Guerra Mundial.

Valoración:6,241.


FICHA

Título Original: HHhH.
Director: Cédric Jimenez.
Guionistas: Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez.
Reparto: Rosamund Pike, Jason Clarke, Mia Wasikowska, Jack O'Connell, Jack Reynor, Volker Bruch, Stephen Graham, Enzo Cilenti, Geoff Bell, Thomas M. Wright, Noah Jupe.
Productores: Daniel Crown, Alain Goldman.
Música: Guillaume Roussel.
Fotografía: Laurent Tangy.
Montaje: Chris Dickens.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 1…

Enemigos públicos (2009)

Cartel: Enemigos públicos (2009)
John Dillinger (Johnny Depp) es lo que puede llamarse un héroe fuera de la ley. Líder de una banda de gángsters, se ha ganado la simpatía de los ciudadanos estadounidenses por atracar bancos y mantener en jaque a las autoridades. Son tiempos complicados para la economía del país y, aunque las hazañas de Dillinger sirvan para distraer a la población, el agente Melvin Purvis (Christian Bale) está obsesionado con atraparle. El amor, la traición y el crimen se van a cruzar en el destino de dos hombres que lograron hacer historia. Adaptación de un libro de Brian Burrough titulado: 'Public Enemies: America’s Greatest Crime Wave and the Birth of the FBI, 1933-34'.

Valoración: 6,868.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Public Enemies.
Director: Michael Mann.
Guionistas: Ronan Bennett, Michael Mann, Ann Biderman.
Actores: David Wenham, Christian Stolte, Jason Clarke, Johnny Depp, James Russo, John Judd, Stephen Dorff, Michael Vieau, John Kishline, Wesley Walker, John Scherp, Elena Kenney, William Nero Jr., Channing Tatum, Christian Bale, Rory Cochrane, Madison Dirks, Len Bajenski, Adam Clark, Carey Mulligan, Andrzej Krukowski.
Productores: Michael Mann, Kevin Misher.
Fotografía: Dante Spinotti.
Música: Elliot Goldenthal.
Montaje: Jeffrey Ford, Paul Rubell.
Diseño de Producción: Nathan Crowley.
Vestuario: Colleen Atwood.
Países Participantes: Estados Unidos, Japón.
Lugares de Rodaje: Estados Unidos.
Fechas de Rodaje: 17 de marzo de 2008.
Año: 2009.
Duración: 141 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 13 años.
Género: Biográfica, Crimen, Drama, Histórica, Suspense.
Estreno (España): 14-08-2009.
Película Online (España): AtresPlayer.
Película Online (España): Yomvi (Canal +).
DVD (Venta): 10-12-2009.
Distribuidora: Universal Pictures International Spain, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores (España): 1.234.911.
Recaudación (España): 7.369.948,86 €.
Calificación / Nota: 6,650.

Fotograma: Enemigos públicos (2009)

Comentario

Máximo estilista de thriller americano, Michael Mann se vuelca ahora en el cine de gángsters para llevar a cabo un curioso experimento: una película de guión clásico realizada con las más avanzadas cámaras digitales que sumergen totalmente al espectador en acción. Johnny Depp brilla en la piel del primer delincuente consciente de su público. Christian Bale es el hombre del FBI que le da caza, también en un momento de cambio, cuando las nuevas tecnologías se implantan en la agencia de Hoover. (Anuario Fotogramas 2010).

Fotograma: Enemigos públicos (2009)

Crítica

15-08-2009 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Cerco de odio

Con "Enemigos públicos" estamos ante un filme policiaco clásico, en su estilizada descripción de la vida de uno de los gangsters más célebres de la Gran Depresión americana, John Dillinger, apodado 'Jackrabbit' ('Liebre'). Filmado como si de una novela 'hard-boiled' se tratara, el 'thriller' de Michael Mann se enmarca en una Norteamérica corrupta, apocalíptica, una jungla de asfalto y neón donde impera la ley del más fuerte. Los nombres de Moran, Legs Diamond, Capone, Bonnie & Clyde, Ma Baker o Dillinger, temidos y reverenciados, se rodean de un halo legendario. Es precisamente en esta longitud de onda con la que Mann resuelve su película.

En el fondo, el gangster arriesgaba su vida para que la rubia platino siguiera masticando chicle. Este aforismo nos permite comprender bien a las claras la intríngulis de un título como "Enemigos públicos", puesto que hampones, policías, mujeres fatales y detectives letales se persiguen y destruyen repitiendo constantemente un idéntico movimiento, trazando un ballet sangriento, enloquecido, que acaba configurando una especie de enfebrecida pesadilla expresionista, resuelta con brío por su máximo responsable.

La historia podía haber sido tratada de manera sórdida, y el modo con que son fotografiados unos decorados voluntariamente sombríos hace, en un primer momento, creer que va a ser así; por el contrario, la elegancia visual de Mann, la ternura con que contempla a su protagonista y la conmovedora forma con que es encarnado por Johnny Depp, convierten a la película en una de las más notables reflexiones sobre la dificultad de vivir vistas últimamente en una pantalla. Violento final de una auténtica leyenda urbana, atrapada al final de una noche que no tenía mañana posible, con las venganzas satisfechas y después de tanto delito, de tanto crimen, de tanto muerto, de tanta traición y de tantas injusticias e intrigas desmelenadas. Pasen y vean, el espectáculo está no solamente servido, sino asegurado.

Fotograma: Enemigos públicos (2009)

17-12-2009 – JOSU EGUREN

Imprimir la leyenda

No es casual que Michael Mann se haya fijado en John Dillinger para imprimir la leyenda de uno de los más míticos asaltadores de bancos de EE UU. Dillinger era una estrella, un rebelde del sistema, el modelo que inspiró los hábitos de muchos gángsteres de la gran pantalla, carne de cine, y su episodio final, aunque ha sido mil veces traducido en imágenes, merecía ser revisitado por un director capaz de alternar una mirada renovadora hacia el género con una visión iconoclasta y refundadora del mito.

El proyecto de Mann es titánico, tanto que a veces la ilación queda fuera de foco, si bien es cierto que la cinta no pretende ser rigurosamente fiel al esquema narrativo clásico de ascensión, gloria y caída. Lo realmente interesante es un tema de psicología. Sus movimientos de cámara revelan más detalles del estado anímico y emocional de su personajes que todos los diálogos de la película, algo que puede producir una sensación de extrañamiento en los espectadores acostumbrados a celebrar como otros directores remueven el 'pathos' con burdos artificios melodramáticos.

En el fondo, el relato que tiene Mann entre manos está por encima de los nombres propios, la cámara es la protagonista y se mueve al ritmo que marca un contexto histórico que aparece retratado con ferocidad hiperrealista. Lo artificioso que puede parecer el Chicago de los años 30 es producto de un trabajo bien documentado, aunque puede achacársele cierta miopía en la descripción de las condiciones socioeconómicas que dieron lugar a la entronización del forajido, pero todo se olvida en el momento que Mann descubre las infinitas posibilidades que ofrecen las cámaras digitales cuando se trata de filmar cacerías nocturnas. Capítulo aparte merece el viaje onírico de Dillinger. Puede que "Enemigos públicos" sea una película imperfecta, a la que desequilibra un casting que no está a la altura del visto en "Heat" (Michael Mann, 1995), pero Mann ha sido fiel al espíritu del personaje zarandeando un género que le debe mucho.

Comentarios