Nico, el reno que quería volar (2008)

Nico sabe que su padre es uno de los renos que tiran del trineo de Papá Noel, pero nunca ha tenido la suerte de conocerle. Decidido a cumplir su sueño, el pequeño emprende un viaje en compañía de Julius, una ardilla voladora que se ha convertido en su mejor amigo, y Wilma, una comadreja con mucho descaro que se conoce a la perfección las montañas. Los tres llegarán a las tierras de Papá Noel sin saber que el Lobo Feroz y sus secuaces tienen un plan para acabar para siempre con la Navidad.

Valoración: 5,616.

FICHA

Título original: Niko - lentäjän poika.
Directores: Michael Hegner, Kari Juusonen.
Guionistas: Marteinn Thorisson, Hannu Tuomainen.
Reparto: No hay actores (Animación).
Productores: Petteri Passanen, Hannu Tuomainen.
Música: Stephen McKeon.
Fotografía: No hay (Animación).
Montaje: Per Risager.
País participante: Finlandia, Alemania, Dinamarca, Irlanda.
Año de producción: 2008.
Duración: 80 minutos.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Infantil.
Estreno (España): 23 de diciembre de 2009.
DVD (Venta): 15 de junio de 2010.
Distribuidora (España): Filmax.
Espectadores (España): 183.289.
Recaudación (España): 1.046.984,84 €.
Visitas: 10.
Popularidad: 3 / 97.

COMENTARIO

Una de dibujos animados a la finlandesa para celebrar la navidad. Nico es un reno que no conoce a su padre. Tan solo sabe por su madre que es uno de los renos mágicos de Santa Claus, y que vive con los otros en su guarida. Tras haber puesto accidentalmente en peligro a la manada, decide partir en busca de su padre, acompañado eso sí de su amiga la ardilla. Una buena película para esos niños que tienen que aprender el valor del esfuerzo y del sacrificio. (Anuario Fotogramas 2010).

CRÍTICA

27-12-2009 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Navidades blancas

Como era de prever, carece de la prestancia de las producciones Pixar esta modesta coproducción animada europea, centrada en las peripecias de Nico: uno de los renos que tiran del trineo de Papá Noel cuando éste sale a repartir los regalos navideños. Sin embargo, el animalito en cuestión sólo tiene un gran deseo: conocer a su padre, del que apenas sabe nada. Con pimpante banda sonora de Stephen McKeon, Nico, el reno que quería volar es un título muy adecuado para la mentalidad infantil, al tiempo que se intenta inculcar a los pequeños de la casa nociones tan necesarias como la amistad, la honradez, el sentido de la responsabilidad, e incluso un tema que estaba siempre muy presente en las películas de John Huston, sobre la vanidad del éxito y la pasión del esfuerzo.

Así pues, educativo cuento de Navidad con ribetes morales, donde los protagonistas principales son los animalitos que pueblan la tundra salvaje, cubierta por un sempiterno manto de nieve. Lo cual redunda en la vistosidad de la cinta, resuelta mediante trazos claros y sencillos, sin las brillantes soluciones plásticas de títulos como Toy Story, La Sirenita (Ron Clements, John Musker, 1989) o El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001), es cierto, pero con el suficiente encanto y bonhomía como para que pueda ser degustado por la gente menuda.

Por otra parte, el filme de Hegner y Juusonen entronca con el cine familiar al uso, sobre todo por lo que respecta a otra producción del mismo estilo, pero con personajes de carne y hueso, Blizzard, el reno mágico (LeVar Burton, 2004). Porque los máximos responsables de este reno mágico al menos cuidan los detalles visuales y argumentales, donde el sentido del humor también cuenta. Hay alguna concesión a lo sentimentaloide, pero, en general, sin ser nada del otro jueves, la película se deja ver. De todas formas, a estas alturas algunos aún piensan en el cine de animación como un cine exclusivamente infantil. Cuando lo cierto es que más bien se trata de historias para todos los públicos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Al otro lado (2007)

Un don excepcional (2017)

La guerra del planeta de los simios (2017)