Entrada destacada

El hombre del corazón de hierro

Reinhard Heydrich (Jason Clarke) entró en contacto con la ideología nazi a través de su mujer (Rosamund Pike), una aristócrata alemana. De carácter implacable, Heydrich protagonizó en poco tiempo un ascenso meteórico hasta la cúpula del partido, llegando a ser jefe de las SS, la Gestapo y el principal ideólogo de la Solución Final. Un grupo de luchadores de la Resistencia checa planearía un atentado contra Heydrich en Praga, lo que le convertiría en el oficial nazi de más alto rango asesinado durante la II Guerra Mundial.

Valoración:6,241.


FICHA

Título Original: HHhH.
Director: Cédric Jimenez.
Guionistas: Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez.
Reparto: Rosamund Pike, Jason Clarke, Mia Wasikowska, Jack O'Connell, Jack Reynor, Volker Bruch, Stephen Graham, Enzo Cilenti, Geoff Bell, Thomas M. Wright, Noah Jupe.
Productores: Daniel Crown, Alain Goldman.
Música: Guillaume Roussel.
Fotografía: Laurent Tangy.
Montaje: Chris Dickens.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 1…

Todos están bien (Kirk Jones, 2.009)

Todos están bien (Kirk Jones, 2.009)
Todos están bien (Kirk Jones, 2.009)

Calificación:

Crítica: 6,431 Público: 6,989 España: S/C Rugoleor: S/C

Ficha:

Título Original: Everybody’s Fine
Director: Kirk Jones
Guionista: Kirk Jones
Intérpretes:

Robert De Niro, Drew Barrymore, Kate Beckinsale, Sam Rockwell, Melissa Leol Lucian Maisel, Damian Young

Productores: Vittorio Cecchi Gori, Ted Field, Glynis Murray, Gianni Nunnari
Fotografía: Henry Braham
Música: Dario Marianelli
Montaje: Andrew Mondshein
Nacionalidad: Estados Unidos, Italia
Año: 2.009
Duración: 101 minutos
Edad: 7 años
Género: Aventuras, Comedia, Drama
Distribuidora: The Walt Disney Company Iberia, S. L.
Estreno: 01-01-2.010
WEB Oficial: Web Oficial de la película en Estados Unidos
Espectadores: 165.555
Recaudación: 1.030.846,98 €
Visitas: 0
Popularidad: 0,00%
Puesto:  

Sinopsis:

Frank es un padre de familia viudo ya abuelo que, una vez alcanzada la jubilación, quiere reunir a sus cinco hijos alrededor de la misma mesa. Cuando todos fallan para acudir a su casa, decide visitar a sus hijos, descubriendo que sus vidas no son tan perfectas como aparentaban.

Comentario:

Kirk Jones dirige este remake del film homónimo de Giuseppe Tornatore. Robert De Niro sustituye a Marcello Mastroianni al interpretar a un padre que, tras quedarse viudo, decide invitar a todos sus hijos a pasar un fin de semana en familia. Ninguno de ellos acude a la cita, alegando diferentes motivos. El padre emprende entonces un viaje hacia las distintas residencias de sus hijos. Lo que descubre en el trayecto es que todos ellos han tramado una red de excusas para librarse del compromiso familiar.

Crítica:

07-01-2.010 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Padres e hijos

Nunca es fácil mezclar comedia y drama, porque a menudo resulta algo impostado, sin vida, lo cual deriva casi siempre en híbridos de mucho cuidado. Por fortuna, en “Todos están bien” esta mixtura funciona con soltura y elegancia visual, realzada por un más que notable reparto con el veterano Robert De Niro, matizando una vez más sus amplios recursos expresivos, con frecuencia mal utilizados en películas que no le merecían. El desamor, o al menos el desapego de muchos hijos hacia sus padres, es el 'leitmotiv' de toda la historia, reflejada mediante un sutil juego interpretativo, que es lo mejor de la función.

La sociedad paga bien caro el abandono en que deja a muchos padres. Además, hay tan pocos hijos que igualan a sus progenitores y es tan gratificante venir de buena fuente, que resulta obligado reconocer que la gloria les corresponde a ellos. Sea como fuere, son temas de hondo calado emocional, tratados de forma agridulce, con fino sentido del humor por un joven realizador, dispuesto a demostrar que todavía es posible realizar en Hollywood argumentos de fuste, más allá de innecesarios 'remakes' y el aparatoso despliegue de efectos especiales. Lo cual es siempre muy de agradecer.

Una sensibilidad a flor de piel vertebra las imágenes de esta comedia dramática, que durante buena parte de su metraje da la impresión de describir retazos de la vida cotidiana, la de muchas familias corrientes y molientes, capaces de emocionar al común de los espectadores. El resultado es, esta vez, infinitamente superior a “El mejor”. Primero porque el talento de Kirk Jones se manifiesta sin fisuras y segundo porque el trabajo de Robert De Niro es de altos vuelos, como corresponde a un comediante versátil donde los haya, oscarizado por partida doble (“Toro salvaje” y “El Padrino II”), en un alarde expresivo a veces brillante, siempre imaginativo, muy influido por la vieja escuela, la de Spencer Tracy, Henry Fonda o Marlon Brando, a los que De Niro homenajea con generosidad.

Comentarios