Entrada destacada

El hombre del corazón de hierro

Reinhard Heydrich (Jason Clarke) entró en contacto con la ideología nazi a través de su mujer (Rosamund Pike), una aristócrata alemana. De carácter implacable, Heydrich protagonizó en poco tiempo un ascenso meteórico hasta la cúpula del partido, llegando a ser jefe de las SS, la Gestapo y el principal ideólogo de la Solución Final. Un grupo de luchadores de la Resistencia checa planearía un atentado contra Heydrich en Praga, lo que le convertiría en el oficial nazi de más alto rango asesinado durante la II Guerra Mundial.

Valoración:6,241.


FICHA

Título Original: HHhH.
Director: Cédric Jimenez.
Guionistas: Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez.
Reparto: Rosamund Pike, Jason Clarke, Mia Wasikowska, Jack O'Connell, Jack Reynor, Volker Bruch, Stephen Graham, Enzo Cilenti, Geoff Bell, Thomas M. Wright, Noah Jupe.
Productores: Daniel Crown, Alain Goldman.
Música: Guillaume Roussel.
Fotografía: Laurent Tangy.
Montaje: Chris Dickens.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 1…

La guerra de los botones (2011)

La guerra de los botones (2011)

Durante la II Guerra Mundial, los chicos de dos pueblos franceses colindantes, Longeverne y Velrans, andan con su contienda particular como soldados. En una de tantas batallas entre ambas facciones, Lebrac (Jean Texier), uno de los traviesos líderes del pueblo de Longeverne, se le ocurre una especie de juego que pueda decidir el triunfo final de la guerra: arrancar los botones de los abrigos de los 'prisioneros' como trofeo y el pueblo que contabilice mayor número de piezas será el vencedor.

Valoración: 6,073.

La guerra de los botones (2011)

FICHA

Título Original: La nouvelle guerre des boutons.
Director: Christophe Barratier.
Guionistas: Christophe Barratier, Stéphane Keller, Thomas Langmann.
Reparto: Clément Godefroy, Jean Texier, Théophile Baquet, Laetitia Casta, Guillaume Canet, Kad Merad, Gérard Jugnot, Ilona Bachelier, François Morel, Thomas Goldberg, Marie Bunel.
Productor: Thomas Langmann.
Música: Philippe Rombi.
Fotografía: Jean Poisson.
Montaje: Anne-Sophie Bion, Yves Deschamps.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2011.
Duración: 100 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Aventuras, Comedia.
Estreno (España): 11 de noviembre de 2011.
DVD (Venta): 9 de mayo de 2012.
Distribuidora (España): Alta Films.
Espectadores (España): 76.543.
Recaudación (España): 476.840,84 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 33 / 980.

La guerra de los botones (2011)

COMENTARIO

Tras el éxito de "Los chicos del coro", sus creadores se vuelcan en esta nueva adaptación del clásico de Louis Pergaud ya llevado al cine por Yves Robert (1962), entre otros. Estamos en el terrible periodo de la Segunda Guerra Mundial. Toda Europa se resiente. ¿Toda? No, mientras el continente está en guerra, dos pequeños pueblos franceses tienen sus propios conflictos. Rivales desde siempre, las dos aldeas se retan en un duelo. Un día, un joven tiene una brillante idea: robar los botones de los prisioneros. Quien consiga más botones se erigirá en ganador de esta atípica batalla. (Anuario Fotogramas 2012: Violeta Kovacsics).

La guerra de los botones (2011)

CRÍTICA

22-11-2011 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Juegos de guerra

De nuevo el universo infantil vertido en imágenes, puesto que "La guerra de los botones" es la nueva versión del filme francés del mismo título que Yves Robert rodó en 1962, inspirado a su vez en una novela de Louis Pergaud, a través de la cual se reivindica la ilusión propia de los verdes años, tan necesaria en los calamitosos tiempos que corren. El argumento, situado en la Francia rural, a finales de la Segunda Guerra Mundial, describe las andanzas de un grupo de chavales, sus juegos, sus peleas incruentas, sus colecciones y su forma de relacionarse y aprender. El realizador Christophe Barratier ("París, París", 2008) registra con su cámara las peripecias de todos ellos, observados a cierta distancia por los adultos, incapaces de comprenderlos ni en sueños.

Sus descubrimientos, sus alegrías, sus tristezas y sus inquietudes nos atraen. Los grandes ojos abiertos de la adolescencia poetiza todo lo que abarcan, por muy duro e inclemente que sea el marco donde se desarrolla la historia. Así, menos lograda que "Juegos prohibidos" (René Clément, 1952) y más alegre que la superior "Adiós, muchachos" (Louis Malle, 1987), a esta nueva "Guerra de los botones" le falta dramatismo, percepción humanista, mayor hondura en la definición de caracteres, tal vez por culpa de su relamida fotografía y la escasa consistencia de su escenografía.

De ahí que en el cómputo final, en la película de Barratier se eche de menos un mayor compromiso ético y estético con una época de triste recuerdo: la de Francia en aquellos oscuros años; un tiempo de inaudita tristeza, inmerso en la luz mate y fúnebre de las tierras sin amor. Un mundo clavado en la crueldad y la desesperanza. Sin duda, existe el infierno, y la tierra es a menudo un infierno irrespirable. Tal y como se pudo comprobar durante la Ocupación alemana de una nación humillada y ofendida por el Tercer Reich. Quedan, eso sí, bonitos planos de la campiña gala, una simpática historia de amor entre los adultos y las sonrisas de los niños, que siempre son muy de agradecer.

La guerra de los botones (2011)

Comentarios