Entrada destacada

Una noche con mi ex suegro

Martin (Emile Hirsch) es un músico de Los Ángeles cuya cena con el Sr. Gallo (J.K. Simmons), el padre de su novia, Ginnie (Analeigh Tipton), un tenaz hombre de negocios que siempre está ocupado, no salió nada bien. Ahora han pasado seis meses y, tras romper con ella, verá cómo un día su ex suegro se presenta en su casa. La causa es que su hija ha desaparecido, no responde a sus mensajes y Martin es la única persona que conoce en la ciudad. Juntos pasarán una noche de locura buscando a Ginnie mientras se fragua entre ellos una incómoda amistad.

Valoración:5,488.

El Havre (2011)

El Havre (2011)

Marcel Marx (André Wilms) es un escritor bohemio que, harto de esa vida sin alicientes, decide irse a vivir a la ciudad de Le Havre (Francia), en donde se establece como limpiabotas para disfrutar así de la cercanía de la gente y de su adorable esposa. Un día, ayuda a un niño sudafricano y eso le granjea la enemistad de sus vecinos. Cuando su esposa enferma y la policía busca al menor para deportarle, se arma de paciencia y de coraje al enfrentarse a la intolerancia de sus conciudadanos y, finalmente, al propio Estado.

Valoración: 7,090.

TRÁILER DE LA PELÍCULA



FICHA

Título Original: Le Havre.
Director: Aki Kaurismäki.
Guionista: Aki Kaurismäki.
Reparto: André Wilms, Kati Outinen, Jean-Pierre Darroussin, Evelyne Didi, Blondin Miguel, Elina Salo, François Monnié, Pierre Étaix, Jean-Pierre Léaud, Quoc Dung Nguyen.
Productor: Aki Kaurismäki.
Música: Varios artistas.
Fotografía: Timo Salminen.
Montaje: Timo Linnasalo.
Nacionalidad: Alemania, Finlandia, Francia.
Año de Producción: 2011.
Duración: 92 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia, Drama.
Estreno (España): 30 de diciembre de 2011.
DVD (Venta): 21 de marzo de 2012.
Distribuidora (España): Golem Distribución.
Espectadores (España): 108.739.
Recaudación (España): 671.632,11 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 14 / 24.

El Havre (2011)

COMENTARIO

El finlandés Aki Kaurismäki firma una de las películas más brillantes, unánimemente reconocidas y luminosas de toda su filmografía. Un canto a la vida y a la bondad del ser humano que narra la historia de Marcel Marx (personaje encarnado por André Wilms que ya aparecía en "La vida de bohemia" del mismo director), un limpiabotas de El Havre cuya plácida vida se tambalea cuando se cruza con Idrissa (Blondin Miguel) un joven inmigrante ilegal perseguido por la policía. Marcel se dedicará en cuerpo y alma a protegerle. (Anuario Fotogramas 2012: Gerard A. Cassadó).

El Havre (2011)

CRÍTICA

31-12-2011 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Un mundo mejor

El sentimiento que se tiene al terminar la proyección de esta comedia dramática sobre la inmigración es esperanzador. Porque el cineasta finlandés Aki Kaurismäki ("Nubes pasajeras", 1996) está dispuesto en "El Havre" a llevar hasta sus últimas consecuencias la desazón que supone para muchas personas la inmigración ilegal. Un chaval africano recala en el puerto francés al que hace alusión el título, donde es acogido por un limpiabotas. Lo cual da paso a un canto humanista de hondas resonancias actuales, realizado de forma sincera y generosa, en relación con gentes humildes, trabajadoras y honestas, dispuestas a luchar por un mundo mejor.

Sazonada con diálogos de corte poético, el filme jamás cae en el panfleto o en las traicioneras buenas intenciones, puesto que describe con rigor, amor y surrealista sentido del humor un entorno real como la vida misma. Y lo hace sin coartadas pseudointelectuales, ni tremendismos innecesarios, ya que se trata de un cántico solidario sobre gentes a las que no llega nunca la esperanza, deambulando en una sociedad donde los milagros no existen y el hombre es un lobo para el hombre. Es la mirada compasiva de un director que no se conforma con las apariencias, sino que ahonda en la naturaleza humana.

Una película en la que se aprecia el cariño, la piedad, puesto que reconocemos los ambientes cotidianos en los que se desenvuelven los personajes, la verdad sin subterfugios de sus gestos, de sus actitudes y de sus palabras, la frialdad de las luces que los rodean y que producen la impresión de que estamos en un universo de almas selladas, ajenas las unas a las otras, cerradas sobre sus secretos. En "El Havre" el drama permanece, aflora apenas, posee una vida secreta y abisal: es el mismo mundo de Jacques Becker ("París, bajos fondos", 1952), y la cámara de Kaurismäki hace más que transfigurar los poros de la piel de los personajes y la humedad de su mirada; se eleva por encima de su profunda melancolía, a la zona del amor intemporal, vencedor del espacio y del tiempo.

Comentarios