La carretera: The Road (John Hillcoat, 2.009)

La carretera: The Road (John Hillcoat, 2.009) 
La carretera: The Road (John Hillcoat, 2.009)

Calificación:

Crítica: 7,006 Público: 7,283 España: 6,100 Rugoleor: 6,667

Ficha:

Título Original: The Road
Director: John Hillcoat
Guionista: Joe Penhall
Intérpretes: Viggo Mortensen, Robert Duvall, Guy Pearce, Charlize Theron, Garret Dillahunt, Kodi Smit-McPhee, Molly Parker, Michael K. Williams
Productores: Paula Mae Schwartz, Steve Schwartz, Nick Wechler
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Música: Nick Cave, Warren Ellis
Montaje: Jon Gregory
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2.008
Duración: 110 minutos
Edad: 13 años
Género: Aventuras, Drama, Suspense
Distribuidora: Wide Pictures, S. L.
Estreno: 05-02-2.010
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España
Espectadores:  
Recaudación:  
Visitas: 0
Calificación única: 7,117 (952.518 valoraciones)
Puesto / Total: 6 / 28

Sinopsis:

En un gris invierno nuclear, un padre y su hijo viajan hacia la costa buscando un lugar seguro donde asentarse. Los pocos seres humanos que quedan se han vuelto locos o son caníbales.

Comentario:

El australiano John Hillcoat (“The Proposition”) lleva a la gran pantalla la aplaudida novela de Cormac McCarthy, galardonada con el premio Pulitzer, en la que Viggo Mortensen encarna el papel de un sacrificado padre que vaga junto a su hijo a lo largo y ancho de un escenario postapocalíptico, magníficamente fotografiado por Javier Aguirresarobe, resto de un desastre ecológico. En su viaje hacia el mar, sortearán todo tipo de peligros y amenazas, mientras tratan de mantener íntegros sus códigos éticos.

Crítica:

06-02-2.010 – JOSU EGUREN

La humanidad en peligro

Cualquier lector que haya completado con éxito todos los tramos de “La carretera” puede imaginar que su adaptación exige la cooperación de un director capaz de aplacar sus pretensiones autorales. “La carretera” es uno de los últimos clásicos instantáneos de la literatura moderna, que sólo puede ser leído de un tirón a pesar de los escasos atisbos de esperanza que Cormac McCarthy introduce en su poema épico. John Hillcoat lo entiende así, y respeta tanto el punto de vista del escritor como su intención de no violentar la intimidad que surge en la relación de sus personajes.

La música de Nick Cave es la banda sonora de un paisaje apocalíptico en el que un padre y un hijo tratan de sobrevivir a un desastre de orígenes desconocidos que ha difuminado casi por completo todas las virtudes que se le atribuyen a la raza humana. Viggo Mortensen, soberbio en la composición de su personaje, es el padre, un hombre que ha de sopesar los pros y los contras de sobrevivir en un mundo desolado en el que para alimentar el cuerpo hay que racionar al máximo cualquier acceso de humanidad. Y Kodi Smit-McPhee es su hijo, el portador de la llama de la esperanza, un papel que el debutante resuelve sin mostrar signos de vulgaridad. ¿Somos los buenos, padre? Esa pregunta es la que los mantiene unidos y la que frena su tentación de recurrir a la práctica del canibalismo, la que impide que sean derrotados.

Hillcoat no cede al chantaje de los primeros planos, los emplea con desigual acierto, tanto cuando encuadra a sus protagonistas de carne y hueso como cuando centra su atención en la naturaleza devastada, su tercer personaje. A partir de ahí elabora metáforas efectivas pero poco arriesgadas, que emulan la prosa del escritor, aunque no tiene el mismo éxito cuando trata de imitar la fragmentación del relato por medio de 'flashbacks'. En cualquier caso, Hillcoat ha conseguido agitar el fantasma de un mundo completamente deshumanizado. Está cada vez más próximo, notamos su aliento en forma de catástrofes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario