Entrada destacada

El hombre del corazón de hierro

Reinhard Heydrich (Jason Clarke) entró en contacto con la ideología nazi a través de su mujer (Rosamund Pike), una aristócrata alemana. De carácter implacable, Heydrich protagonizó en poco tiempo un ascenso meteórico hasta la cúpula del partido, llegando a ser jefe de las SS, la Gestapo y el principal ideólogo de la Solución Final. Un grupo de luchadores de la Resistencia checa planearía un atentado contra Heydrich en Praga, lo que le convertiría en el oficial nazi de más alto rango asesinado durante la II Guerra Mundial.

Valoración:6,241.


FICHA

Título Original: HHhH.
Director: Cédric Jimenez.
Guionistas: Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez.
Reparto: Rosamund Pike, Jason Clarke, Mia Wasikowska, Jack O'Connell, Jack Reynor, Volker Bruch, Stephen Graham, Enzo Cilenti, Geoff Bell, Thomas M. Wright, Noah Jupe.
Productores: Daniel Crown, Alain Goldman.
Música: Guillaume Roussel.
Fotografía: Laurent Tangy.
Montaje: Chris Dickens.
País Participante: Francia.
Año de Producción: 2017.
Duración: 1…

OSS 117: Perdido en Río (Michel Hazanavicius, 2.009)

OSS 117: Perdido en Río (Michel Hazanavicius, 2.009)
OSS 117: Perdido en Río (Michel Hazanavicius, 2.009)

Calificación:

Crítica: 6,122 Público: 6,367 España: 5,237 Rugoleor: 5,739

Ficha:

Título Original: OSS 117: Rio ne répond plus
Director: Michel Hazanavicius
Guionistas: Michel Hazanavicius, Jean-François Halin
Intérpretes: Jean Dujardin, Louise Monot, Alex Lutz, Rüdiger Vogler, Ken Samuels, Reem Kherici, Pierre Bellemare
Productores: Eric Altmeyer, Nicolas Altmeyer
Fotografía: Guillaume Schiffman
Música: Ludovic Bource
Montaje: Reynald Bertrand
Nacionalidad: Francia
Año: 2.009
Duración: 100 minutos
Edad: Todos los públicos
Género: Acción, Aventuras, Comedia
Distribuidora: Kiss Comunicació, S. L.
Estreno: 05-02-2.010
WEB Oficial: Web Oficial de la película en Francia
Espectadores: 1.929
Recaudación: 12.413,00 €
Visitas: 0
Calificación única: 6,455 (80.204 valoraciones)
Puesto / Total: 19 / 36

Sinopsis:

Doce años después de El Cairo, OSS 117 vuelve para una nueva misión. Tras la pista de un microfilm comprometido para el Estado francés, el más célebre de los agentes galos debe formar equipo con una seductora teniente coronel del Mosad.

Comentario:

Si el Reino Unido tiene a 007, Francia a OSS 117. Cuando han pasado doce años de su misión en El Cairo, el espía Hubert Bonisseur de la Bath (Jean Dujardin), más conocido como OSS 117, viaja a Brasil con el objetivo de recuperar un microfilm con información comprometida para su país. No trabajará solo, sino que deberá hacer equipo con la irresistible agente del Mosad (Louise Monot). Comedia, acción y romance bajo el Cristo de Corcovado para esta nueva versión fílmica del personaje de las novelas de Jean Bruce.

Crítica:

11-02-2.010 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Un espía en Copacabana

Tontorrona secuela de “OSS 117: El Cairo, nido de espías”, resuelta en el mismo tono paródico a lo James Bond y sucedáneos (Flint, Matt Helm, etc.), pero sin pizca de gracia. Asimismo, el embolado se basa en el afrancesado personaje de Hubert Bonniseur de la Bath, creado por el prolífico escritor galo Jean Bruce en 1.949, cuya primera incursión cinematográfica data de 1.956, con el filme “OSS 117 N'est pas mort”, dirigido por Jean Sacha y protagonizado por Yvan Desny. A partir de ahí, “OSS: 117: Perdido en Río” vuelve a incidir en las insustanciales aventuras del metepatas agente protagonista, chulesco y bien 'maqueao', dispuesto a armarla en Copacabana, en la bahía de Guanabara, en Corcobado, en Ipanema o en otros hermosos lugares de Brasil.

Encarnado con hortera desparpajo por el histriónico actor Jean Dujardin, la película del destajista Michel Hazanavicius incluye la tira de situaciones grotescas, personajes estrambóticos, abundancia de estereotipos ridículos y el obligado despelote de lindas 'garotas' brasileiras, en un conjunto de mero consumo, trufado de chistes y juegos de palabras, que en muchos casos se pierden en la versión doblada, pergeñando al fin intrascendentes gansadas, destinadas al público poco exigente.

Siguiendo las pautas de otros títulos del mismo estilo, su máximo responsable ha filmado una especie de “Austin Powers, la espía que me achuchó” más o menos pasota, pero sin el toque desmelenado e incluso surrealista del imprevisible espía inglés. De manera que estamos ante un 'slapstick' o astracanada, una superguindez de mucho cuidado, buscando en todo momento la risa fácil y la complicidad por parte del espectador. Porque es bien sabido que el exceso, en cualquier rama de la bellas artes, siempre es un arma de doble filo, ya que ese pasarse de rosca desequilibra de tal forma el producto que éste se convierte irremediablemente en un mero compendio repetitivo de peripecias irreflexiva y torpemente expuestas.

Comentarios