Entrada destacada

Una noche con mi ex suegro

Martin (Emile Hirsch) es un músico de Los Ángeles cuya cena con el Sr. Gallo (J.K. Simmons), el padre de su novia, Ginnie (Analeigh Tipton), un tenaz hombre de negocios que siempre está ocupado, no salió nada bien. Ahora han pasado seis meses y, tras romper con ella, verá cómo un día su ex suegro se presenta en su casa. La causa es que su hija ha desaparecido, no responde a sus mensajes y Martin es la única persona que conoce en la ciudad. Juntos pasarán una noche de locura buscando a Ginnie mientras se fragua entre ellos una incómoda amistad.

Valoración:5,488.

Sombras del tiempo (2004)

Cartel: Sombras del tiempo (2004)
En la India británica, Masha (Tannishtha Chatterjee) y Ravi (Prashant Narayanan) son dos niños esclavos que son explotados en una fábrica de alfombras. En estas condiciones tan miserables van afianzando una gran amistad que se irá convirtiendo, con el devenir de los años, en un amor inquebrantable. Sin embargo, son separados cuando Masha, ya adulta, es vendida a un proxeneta. Prometen desde el momento de la separación que acudirán cada noche de luna llena al mayor templo de Shiva de Calcuta, hasta que algún día puedan por fin reencontrarse.

Valoración: 6,156.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Schatten der Zeit.
Director: Florian Gallenberger.
Guionista: Florian Gallenberger.
Actores: Tannishtha Cahtterjee, Prashant Narayanan, Irrfan Khan, Tillotama Shome, Tumpa Das, Sikandar Agarwal, Biplab Dasgupta.
Productores: Helmut Dietl, Norbert Preuss.
Música: Gert Wilden Jr.
Fotografía: Jürgen Jürges.
Montaje: Hansjörg Weißbrich.
Nacionalidad: Alemania.
Año de Producción: 2004.
Duración Original: 110 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Drama.
Estreno (España): 20 de enero de 2012.
DVD (Venta): 21 de noviembre de 2012.
Distribuidora (España): Divisa Pictures.
Espectadores (España): 4.929.
Recaudación (España): 28.688,29 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 700 / 707.

Fotograma: Sombras del tiempo (2004)

Comentario

El alemán Florian Gallenberger, Oscar al mejor cortometraje en 2000 por 'I Want to Be...", debuta en el largo con este drama romántico ambientado en la India colonial y con un fuerte aroma a Bollywood en el que dos niños que trabajan en una fábrica de alfombras sellan un pacto de amor que intentarán mantener toda la vida, La película llegó a la cartelera española con más de un lustro de retraso, después de acumular premios y aplausos en los festivales de Mons y Marrakech, y de lograr dos estatuillas en los Bavarian Film Awards en 2006. (Anuario Fotogramas 2013: Gerard A. Cassadó).

Fotograma: Sombras del tiempo (2004)

Crítica

25-01-2012 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

La diosa de la danza

Culebrón 'hindi' realizado por un ignoto cineasta alemán con ribetes de crítica social y alusiones a Shiva, diosa de la danza. Estrenada con ocho años de retraso, un poco a remolque del cine que se realiza en estos momentos en Bollywood (más de 600 películas al año), "Sombras del tiempo" tiene muy poco que ver con otras producciones de un país emergente, con dramas al estilo de "Pasaje a la India" (David Lean, 1984), "Salaam Bombay!" (Mira Nair, 1988) o la oscarizada "Slumdog Millionaire" (Danny Boyle, 2008). Porque el argumento se relaciona más bien con los melodramas característicos de dicha cinematografía, a años luz de las raíces del cine hindú establecidas en su día por el gran cineasta bengalí Satyajit Ray ("El mundo de Apu", 1959).

Aquí, de lo que se trata es de darle la vuelta a los folletines populares de enorme éxito comercial en la India y en países limítrofes, con títulos al estilo de "Zubeida", "Asoka" o "Lagaan", al tiempo que se mantiene el tono ingenuo y popular en torno a amoríos, música y danzas, mientras se presta atención al mundo de la infancia, a los amores juveniles y a la fuerza del destino, según la particular concepción de la vida que configura la República India.

Así pues, "Sombras del tiempo" es un título fuera del ídem, que toca muchos temas sin profundizar en ninguno, donde la religión -o las religiones- también tienen un peso específico. Tengamos en cuenta que el 85% de la población practica el hinduísmo, pero otras confesiones religiosas, incluido el islamismo, el cristianismo, el sikhismo, el budismo y el jainismo -además de 300 tribus catalogadas- ocupan un lugar destacado en las creencias de muchos ciudadanos, en una nación que supera ya los mil millones de habitantes. Lamentablemente "Sombras del tiempo" se limita a los aspectos más folclóricos y superficiales de esa cultura milenaria, así como a la vertiente más pintoresca y menos profunda de su particular idiosincrasia vital, política y social.

Comentarios