No se lo digas a nadie (2006)

Cartel: No se lo digas a nadie (2006)
El Dr. Alexandre Beck (François Cluzet) yace inconsciente mientras su esposa y amor de la infancia Margot (Marie-Josée Croze) es brutalmente asesinada. Ocho años después, Alex todavía no ha superado lo sucedido. Un día recibe un e-mail anónimo con un enlace. Al hacer clic, aparece la imagen en directo de una mujer en una multitud... es Margot. Atrapado entre las sospechas de la policía y el acoso de un equipo de asesinos a sueldo, Alex se lanza a una persecución frenética y mortal para descubrir la verdad.

Valoración: 7,487.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Ne le dis à personne.
Director: Guillaume Canet.
Guionistas: Guillaume Canet, Philippe Lefebvre.
Reparto: François Cluzet, Kristin Scott Thomas, André Dussollier, Marie-Josée Croze, François Berléand, Nathalie Baye, Guillaume Canet, Olivier Marchal, Philippe Lefebvre, Jean Rochefort, Gilles Lellouche.
Productor: Alain Attal.
Música: Matthieu Chedid.
Fotografía: Christophe Offenstein.
Montaje: Hervé de Luze.
Nacionalidad: Francia.
Año de Producción: 2006.
Duración Original: 125 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Thriller.
Estreno (España):
DVD (Venta): 26 de octubre de 2011.
Distribuidora (España): A Contracorriente Films.
Espectadores (España): 0.
Recaudación (España): 0 €.
Vistas: 0.
Popularidad: 761 / 771.

Fotograma: No se lo digas a nadie (2006)

Crítica

28-02-2012 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Tras sus propias huellas

Con "No se lo digas a nadie" estamos ante un ameno 'polar' francés, inédito en nuestras pantallas comerciales, firmado por el actor y director Guillaume Canet, autor de la divertida "Pequeñas mentiras sin importancia" (2010), estrenada la temporada pasada. Su detonante argumental es una intriga diabólica perpetrada por un psicópata. Pero, todo da comienzo cuando Margot, la mujer de Alex, es asesinada. Ocho años más tarde, su asesino se comunica con él por medio de un enigmático e-mail, de imprevisibles consecuencias. La acción, el suspense, las persecuciones y los giros del guión marcan la pauta de una trama que sigue de algún modo la estela dejada en su día por cineastas del calibre de H.G. Clouzot, René Clément o Jean-Pierre Melville.

Son cineastas de indiscutible categoría, garantes de una gloriosa tradicion del 'film noir' clásico dentro de la industria del cine galo, del que el título que hoy nos ocupa es representativo. Por su parte, el realizador Guillaume Canet utiliza con suma habilidad una cámara móvil, muy ágil, dispuesta a atrapar de forma angustiosa la tensión inherente a la intriga descrita, reforzada por la presencia, en el apartado interpretativo, de actores de la valía de André Dussollier, Kristin Scott Thomas y Nathalie Baye, entre otros.

Pespunteado todo ello por la banda sonora de Matthieu Chedidi, que refuerza la ya de por sí tensión acumulada a lo largo y ancho de una trama minuciosa, rápida y violenta, como mandan los cánones. Tal vez, en su tercio final, su máximo responsable se lía un tanto a la hora de ensamblar toda las piezas del confuso 'puzzle' criminal. Lo cual no quita para que, en su conjunto, estemos ante un digno filme policíaco, filmado con tiralíneas, en el que también se habla de amor, del amor perdido en este caso, con lo cual "No se lo digas a nadie", sin ser una obra maestra, es una de esas películas que ocupan un lugar especial en la galería de 'thrillers' que de vez en cuando se rescatan del túnel del tiempo cinematográfico.