Esto es la guerra (2012)

Fotograma: Esto es la guerra (2012)
FDR Foster (Chris Pine) y Tuck (Tom Hardy), amigos íntimos, son considerados como los dos mejores agentes especiales de la CIA. Ambos mantienen una competencia sana a diario, intentando demostrar quién de los dos es el mejor hasta que aparece una bella mujer (Reese Witherspoon). Tanto uno como otro intentarán conquistarla por todos los medios, incurriendo en métodos deshonestos para desbaratarse los planes entre sí. Los dos amigos se comportan como enamorados celosos y lo que empieza siendo un juego se convierte en una misión, a todas luces, real.

Valoración: 6,237.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: This Means War.
Director: McG.
Guionistas: Timothy Dowling, Simon Kinberg.
Reparto: Chris Pine, Reese Witherspoon, Til Schweiger, Angela Bassett, Tom Hardy, Chelsea Handler, Rosemary Harris, Abigail Spencer, Laura Vandervoort.
Productores: Simon Kinberg, James Lassiter, Robert Simonds, Will Smith.
Música: Christophe Beck.
Fotografía: Russell Carpenter.
Montaje: Nicolas De Toth.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2012.
Duración Original: 98 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia, Acción, Romántica.
Estreno (España): 9 de marzo de 2012.
DVD (Venta): 7 de noviembre de 2012.
Distribuidora (España): 20th Century FOX España.
Espectadores (España): 215.605.
Recaudación (España): 1.333.160,64 €.
Vistas: 6.
Popularidad: 675 / 778.

Cartel: Esto es la guerra (2012)
Comentario

«¿Qué pasaría si James Bond y Ethan Hunt fuesen los mejores amigos del mundo, viajasen juntos a todas las misiones... y de repente se pusieran a luchar por la misma chica?» Así define McG ("Los Ángeles de Charlie", 2000) su primera aproximación a la comedia romántica, que mantiene, no obstante, su habitual gusto por el cine de acción. Chris Pine ("Star Trek") y Tom Hardy ("El Topo") encarnan a dos agentes de la CIA brutalmente enfrentados por el amor de Reese Witherspoon, en una guerra sin cuartel que traerá de cabeza a la ciudad de Nueva York. (Anuario Fotogramas 2013: Gerard A. Cassadó).

Fotograma: Esto es la guerra (2012)
Crítica

15-03-2012 – ANTON MERIKAETXEBARRIA
Espías a la fuerza

Dos agentes de la CIA colados de la misma chica son los protagonistas de esta descafeinada comedieta sobre la guerra de sexos, en la que se insertan asimismo ribetes del cine de espionaje, con ridículos resultados. McG (pseudónimo de Joseph McGinty Nichol), populachero responsable que fue de la versión para la gran pantalla de la teleserie "Los ángeles de Charlie", es el encargado de rendir creíbles las destrozonas peripecias del trío protagonista, al que da vida un terceto de intérpretes resultones, pero carentes del más mínimo sentido del ridículo. Porque, dígámoslo alto y claro, "Esto es la guerra" es un increíblemente pretencioso y fallido enredo, a mitad de camino entre la bufonada y la más ramplona caricatura.

El director juega a la vez al cine de acción y a rendir homenaje a la tira de películas de éxito taquillero y pierde de forma sistemática todos los envites. Para más 'inri', una intriga policial más bien tediosa, aderezada con las inevitables gotitas 'sexys' a cargo de la almibarada Reese Witherspoon, es la dudosa base con que cuenta esta cinta tan poco distinguida. Y como sea que ni siquiera la factura técnica se diferencia demasiado de cualquier telefilme del montón, se comprenderá que los alicientes resultan escasos, por no decir nulos.

Persecuciones, tiros, explosiones, malabarismos de todo tipo y diálogos para besugos, según se puede esperar de semejante 'troupe', servidos por su máximo responsable con toda la chirriante parafernalia digital propia del caso, sin elevar ni un ápice el plano esquematismo de un guión que parece comprado en el hipermercado. Antaño, la poderosa industria del cine de Hollywood hubiera hecho un producto bien manufacturado, con villanos en tres dimensiones (a poder ser capitaneados por James Mason), ironía a raudales y un tonificante espíritu aventurero. Sin embargo, en estos tiempos de estulticia y corrupción se cubre el expediente con rutina y formulismo, de lo que conviene huir como de la peste.

Comentarios