Las malas hierbas (2009)

Fotograma: Las malas hierbas (2009)

Los designios del azar son inescrutables, ya que en unas circunstancias bastante extrañas Marguerite Muir (Sabine Azéma) va a encontrar a su media naranja. Al salir de una tienda, un ladrón le roba el bolso y, una vez desvalijado, lo tira en un parking, donde es encontrado por Georges Palet (André Dussollier) que decide llevarlo a la comisaría. Allí se conocen y la atracción que surge entre los dos es muy fuerte, dando paso a una relación romántica llena de obstáculos e infortunios que tendrán que superar si quieren llegar a ser felices.

Valoración: 6,043.

Tráiler de la Película - VOSE



Ficha

Título Original: Les herbes folles.
Director: Alain Resnais.
Guionistas: Laurent Herbiet, Alex Reval.
Reparto: Mathieu Amalric, Sabine Azéma, André Dussollier, Anne Consigny, Emmanuelle Devos, Sara Forestier, Michel Vuillermoz, Annie Cordy.
Productor: Jean-Louis Livi.
Música: Mark Snow.
Fotografía: Eric Gautier.
Montaje: Hervé de Luze.
Nacionalidad: Francia.
Año de Producción: 2009.
Duración Original: 104 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 16 de marzo de 2012.
DVD (Venta): 28 de agosto de 2012.
Distribuidora (España): Karma Films.
Visitas: 0.
Popularidad: 137 / 731.

Cartel: Las malas hierbas (2009)

Comentario

Una cartera extraviada irrumpe como detonante de esta peculiar comedia dramática con la que Alain Resnais participó en el Festival de Cannes el año en el que el certamen galo decidió premiarlo por el conjunto de su imprescindible obra, que incluye títulos tan importantes para la historia del cine como "El año pasado en Marienbad" o "Hiroshima mon amour". El film está protagonizado por dos actores fetiches de Resnais, su esposa Sabine Azéma y André Dussollier. La película está basada en la novela 'El incidente' de Christian Gailly. (Anuario Fotogramas 2013: Gerard A. Cassadó).

Fotograma: Las malas hierbas (2009)

Crítica

16-03-2012 – JOSU EGUREN

Amor loco

Las raíces de la alocada pasión juvenil de Alain Resnais, que a sus 90 años sigue siendo uno de los directores más libres y osados del cine europeo, vuelven a florecer en "Las malas hierbas", un melodrama vulgar, plagado de anotaciones cómicas, donde el francés se excusa en la relación espectral descrita por Mankiewicz en "El fantasma y la señora Muir" para trascender en surrealista una situación aparentemente casual.

Partiendo del cero absoluto -el hallazgo y remite a su dueña de una cartera robada que detonaba la acción en la novela homónima de Christian Gailly-, Resnais teje un denso tapiz de relaciones humanas, tan transparentes que nos obligan a dudar de la voz en 'off' que dicta los pensamientos de su protagonista sobre las imágenes distorsionadas por el filtro onírico del camarógrafo Eric Gautier. A primera vista "Las malas hierbas" relata una historia totalmente accesible -la de un hombre maduro que se obsesiona con una mujer desconocida para soportar el tedio de su rutina matrimonial-, pero a medida que nos hacemos eco de los pensamientos de André Dussollier descubrimos que su personaje es un proyecto de 'serial killer' preso de un 'amor fou' irrefrenable.

Resnais no especula con la cámara, ni torpedea con artificios dramáticos las evidencias hacia las que apunta el guión, pero matiza con sutileza casi imperceptible el tono subterráneo de una cinta que dentro del mismo plano abarca el drama y la comedia con una rotundidad que nos coloca en fuera de juego una vez tras otra. "Las malas hierbas" es una obra libérrima, una espléndida sesión de 'free jazz' dialogado, que no explota con arrebatos pasionales su maravilloso dinamismo dramático, por eso conviene disfrutarla evitando la tentación de descomponerla como un criptograma, porque pese al aburguesamiento crónico en el que se instalan sus protagonistas, todo en ella respira un aroma popular que se concreta en el primer plano de una bragueta desacomplejada.

Comentarios