Entrada destacada

Una noche con mi ex suegro

Martin (Emile Hirsch) es un músico de Los Ángeles cuya cena con el Sr. Gallo (J.K. Simmons), el padre de su novia, Ginnie (Analeigh Tipton), un tenaz hombre de negocios que siempre está ocupado, no salió nada bien. Ahora han pasado seis meses y, tras romper con ella, verá cómo un día su ex suegro se presenta en su casa. La causa es que su hija ha desaparecido, no responde a sus mensajes y Martin es la única persona que conoce en la ciudad. Juntos pasarán una noche de locura buscando a Ginnie mientras se fragua entre ellos una incómoda amistad.

Valoración:5,488.

Mi nombre es Khan (Karan Johar, 2.010)

Póster: Mi nombre es Khan (Karan Johar, 2.010)

Mi nombre es Khan (Karan Johar, 2.010)


Ficha:


Título Original: My Name Is Khan.
Director: Karan Johar.
Guionistas: Shibani Bathija, Niranjan Iyengar.
Intérpretes: Shahrukh Khan, Kajol, Christopher B. Duncan, Steffany Huckaby, Carl Marino, Steffany Huckaby, Jennifer Echols, Adrian Kali Turner, Tanay Chheda, Mel Fair, Sonya Jehan, Parvin Dabas, Michael William Arnold, Douglas Tait, Shane Harper.
Productores: Hiroo Yash Johar, Gauri Khan.
Fotografía: Ravi K. Chandran.
Música: Shankar Mahadevan, Loy Mendonsa, Ehsaan Noorani.
Montaje: Deepa Bhatia.
País: India.
Año: 2.010.
Duración: 130 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Biográfica, Drama, Romántica, Suspense.
Distribuidora: Hispano Fox Film, S. A.
Estreno: 28-05-2.010.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 23.964.
Recaudación: 125.393,68 €.
Calificación: 6,024.


Sinopsis:


Rizvan Khan es un honorable musulmán indio cuya vida está marcada por el síndrome de Asperger, y que se enamora perdidamente de la bella Mandira, una madre soltera hindú que vive su versión del sueño global del éxito. Pero cuando un incalificable acto de cobardía destroza a su familia, Khan emprende desinteresadamente una impactante odisea a través de unos Estados Unidos contemporáneos, que son tan complejos como el mundo del corazón humano. Con toda su ingenuidad se transforma en la encarnación del acto de rebeldía más inverosímil: la paz y la compasión. Proporciona una aleccionadora realidad que afecta a la vida de cada persona con la que se cruza. En el nombre de la mujer que ama, un peculiar desconocido se presenta a sí mismo diciendo simplemente: 'Mi nombre es Khan y no soy un terrorista'.


Comentario:


Repleta de buenas intenciones y de pretensiones algo obvias, este melodrama explica la historia de amor entre Rizwan Khan, un musulmán indio que padece el síndrome de Asperger, y Mandira, una madre soltera también hindú que vive en San Francisco. Su romance se verá sacudido por los atentados del 11-S: Khan es detenido, acusado de terrorismo por la conducta sospechosa que le provoca su enfermedad. Tras una odisea para demostrar su inocencia, buscará entrevistarse con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.


Crítica:


02-06-2.010 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA


El síndrome de Asperger


La ceguera mental es lo que mejor puede definir el síndrome de Asperger: un trastorno del cerebro sufrido por el protagonista de "Mi nombre es Khan", y más común de lo que parece. Sobre todo, entre la clase política. Rodada en Estados Unidos, cuenta los avatares que rodean la vida de un musulmán, tras los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York, el 11-S. Porque Khan es un ser humano con todas las de la ley, capaz de superar a golpe de ternura su obvia incapacidad, hasta el punto de vivir una bella historia de amor, de esas capaces de encandilar al respetable por su sinceridad y capacidad de emoción. Pero hay se detienen lo aciertos del filme, desmantelado por el exceso de almíbar en la resolución de los conflictos, impropia del tema abordado.


El experimentado comediante hindú Shah Rukh Khan interpreta a dicho personaje y lo hace con la brida de su talento bien a punto, matizando hasta el arabesco los diferentes estados anímicos por los que atraviesa, superando las dificultades inherentes a un mundo xenófobo y demostrando, de una vez por todas, que ser persona es lo fundamental en todo ser humano que se precie. A su lado figura un bellezón de la talla de Kajol Devgan, en la línea de la igualmente hermosa Aishwarya Rai, pero más cálida, que esperemos no sea sólo flor de un día.


Visto y comprobado el tono moderado, respetuoso con otras culturas y religiones que "Mi nombre es Khan" atesora, resulta difícil valorar las posibilidades estéticas, rigurosamente cinematográficas de la obra. A partir de ahí, la indignación por el trato a que es sometido nuestro entrañable protagonista se impone sobre la evaluación. Sin embargo, sería injusto no mencionar que el honesto realizador Karan Johar se toma la molestia de evitar que las autoridades gubernamentales resulten demasiado 'malvadas' en el cumplimiento de su deber y que tampoco busca victimizar al bueno de Rizvan Khan, a diferencia de otras películas demagógicas y falsas. 'As-salaam-Alaykum'.


0 Lecturas

Comentarios