[·REC] 2 (Jaume Balagueró, Paco Plaza, 2.009)

Póster: [·REC] 2 (Jaume Balagueró, Paco Plaza, 2.009)

[·REC] 2 (Jaume Balagueró, Paco Plaza, 2.009)


Ficha:


Título Original: [•REC] 2.
Directores: Jaume Balagueró, Paco Plaza.
Guionistas: Jaume Balagueró, Manu Díez, Paco Plaza.
Intérpretes: Manuela Velasco, Óscar Zafra, Juli Fàbregas, Javier Botet, Ferrán Terraza, Jonathan Mellor, Àlex Batllori, Andrea Ros, Pablo Rosso, David Vert, Ana Isabel Velásquez, Alejandro Casaseca, Carlos Olalla, Juli Fàbregas, Pep Molina, Ariel Casas.
Productor: Julio Fernández.
Fotografía: Pablo Rosso.
Música: Carlos Ann.
Montaje: David Gallart.
Nacionalidad: España.
Año: 2.009.
Duración: 88 minutos.
Edad: 18 años.
Género: Suspense, Terror.
Distribuidora: Castelao Productions, S. A. (Filmax).
Estreno: 02-10-2.009.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 860.543.
Recaudación: 5.254.417,46 €.
Calificación: 5,778.


Sinopsis:


Han pasado tan solo unos minutos desde que las autoridades perdieron el contacto con las personas encerradas en el edificio en cuarentena. Nadie sabe exactamente qué ocurre en su interior. Fuera reina el caos… Una unidad de GEOS se adentra en el interior de la casa para controlar la situación y determinar qué está ocurriendo. Una misión aparentemente rápida y fácil. Pero ya se sabe. A veces, las apariencias engañan... ¿Te atreves a volver?


Comentario:


La esperada secuela de [·REC] no decepcionó a los fans de la primera entrega. La pérdida del factor sorpresa quedó compensada con la multiplicación de cámaras y puntos de vista, a saber las del equipo G.E.O. que se introduce dentro del ya célebre edificio del Eixample para comprobar si queda alguien vivo, y también para averiguar qué demonios ha pasado, cuál es el maldito origen de la infección.


Crítica:


03-10-2.009 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA


Las 'niñas' también matan


Los G.E.O. que inspeccionan un patio de vecindad, digno de Roman Polanski, en un principio sin mayores problemas, se encuentran de golpe y porrazo con espantosos zombis, dispuestos a dar matarile a los incordiantes merodeadores que profanan su inmueble. A partir de tan leve premisa argumental, los realizadores utilizan de nuevo una estética de reportaje para impactar al espectador con escenas de fuerte tensión emocional, al surgir tremebundas criaturas del averno, intensificando la acción trepidante y un suspense de muchos quilates. Filme de género con todas sus consecuencias, que no engaña a nadie en su espantosa derrota hacia una especie de solución final, realizado cámara en mano y utilizando sombrías iluminaciones -cortesía del arriesgado camarógrafo Pablo Rosso-, que ahora sale al encuentro de los públicos más diversos.


Así que la niña Medeiros (Javier Botet) ataca de nuevo, ahora con macabras intenciones, en un despliegue de efectos aniquiladores que hará las delicias de los amantes del género. Sin duda, ya próximo su desenlace, el guión se resquebraja, pierde 'punch' y carece del factor sorpresa del "[·REC]" original, pero en cualquier caso, el filme resulta tan inquietante como brutal.


Tampoco falta la ironía, como corresponde a los responsables de "Los sin nombre" y "El segundo nombre'" dispuestos a demostrar que también en nuestro país se puede hacer cine de terror a nivel internacional. Por lo demás, "[·REC] 2" no se anda con chiquitas a la hora de estremecer al público, de atornillarle a su butaca mediante secuencias-choque, provocando temblores sin cuento, en el que los personajes, violentados por la presencia de lo anormal, envueltos en sombras amenazantes, son meros comparsas, figuras de gran guiñol, cuyos gritos se precipitan en los abismos de noches sin fondo. Son, en suma, víctimas propiciatorias de bestiales devoradores, capaces de relacionarse con los demonios interiores que todos llevamos dentro.


20-05-2.010 – JOSU EGUREN


Continuará...


Para mantener intactos todos los méritos de "[·REC]", lo lógico hubiese sido retirarse a tiempo y dejar que el espectador rumiase la aparición espectral de la niña Medeiros. Una tentación absurda cuando se tiene entre manos la gallina de los huevos de oro, de ahí que no proceda sorprenderse por el hecho de que la secuela transcurra en el mismo edificio barcelonés, con personajes del mismo corte dramático y estirando al límite las posibilidades de la visión subjetiva en primera persona; cualquier otra cosa hubiese sido decepcionante, tanto para la crítica como para sus millones de seguidores.


El reto para Balagueró y Plaza era doble: despejar las incógnitas no resueltas en la primera parte y decidir si el tono de la saga sería definitivamente paródico. La respuesta de los guionistas, admirable, pasa por prestar atención a todo lo que sucede en el fuera de campo. Los catalanes no se escaquean y aceptan el desafío de filmar la continuación en un espacio temporal, que se solapa con el de la primera entrega, utilizando 'flashbacks' atípicos que debilitan una trama principal recelosa de la obligación de compartir plano con sus ramificaciones. Pero hay más, un humor intraducible (atentos a 'Tócate las pelotas') y muy lejos del alcance de los previsibles 'remakes' que se discuten en el repaso de la pista sonora.


Los ecos del pasodoble 'Suspiros de España' y el sonido inconfundible que produce una zombie poseída por un demonio cañí batiendo huevos para la cena, tienen tanto de bufonadas irónicas como de reivindicaciones patrióticas a favor de la españolidad del género. Travesuras como la nacionalización forzosa del padre Karras, el retorno de Manuela Velasco y el escarmiento que sufren unos mocosos 'youtuberos' son ejemplos, muy poco crípticos, de la voluntad de los directores de hacer una crítica virulenta de los temas de actualidad empleando todas las armas del género. Que el final (heredero de 'Hidden') es un continuará... flagrante no se discute, que "[·REC] 2" sigue siendo un tobogán emocionante tampoco.


0 Lecturas