El hombre de los puños de hierro (RZA, 2.012)

Póster: El hombre de los puños de hierro (RZA, 2.012)


Ficha:

Título Original: The Man with the Iron Fists.
Director: RZA.
Guionistas: Eli Roth, RZA.
Intérpretes: RZA, Russell Crowe, Lucy Liu, Pam Grier, Dave Bautista, Rick Yune, Chia Hui Liu, Cung Le, Daniel Wu, Byron Mann, Osric Chau, Celina Jade, Jin Auyeung, Dennis Chan, Mary Christina Brown, Grace Huang, Brian Yang.
Productores: Marc Abraham, Eric Newman, Eli Roth.
Fotografía: Chi Ying Chan.
Música: Howard Drossin.
Montaje: Joe D’Augustine.
Países: Estados Unidos, Hong Kong.
Año: 2.012.
Duración: 95 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Acción.
Distribuidora: Universal Pictures International Spain, S. L.
Estreno: 23-11-2.012.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en Estados Unidos.
Espectadores: 3.478.
Recaudación: 25.908,11 €.
Calificación: 5,867.

Sinopsis:

Cuenta la épica historia de un grupo de guerreros, un clan de asesinos y un solitario forastero en la China del siglo XIX a los que nos les quedará más remedio que hacer fuerza común si quieren acabar con el traidor que quiere deshacerse de todos. Desde su llegada al Pueblo de la Selva, en China, el herrero (RZA) se ve obligado a elaborar sofisticadas herramientas de destrucción para diferentes facciones tribales. Cuando la guerra se hace realidad, el forastero canaliza una antigua energía para transformarse en arma humana. Mientras lucha al lado de héroes icónicos contra villanos desalmados, deberá aprender a controlar este poder para convertirse en el salvador del pueblo que le acogió.

Crítica:

24-11-2.012 – JOSU EGUREN

Kung-Fu hip-hop

Desde un punto de vista estrictamente conceptual, siempre inmune a las consideraciones ideológicas, "El hombre de los puños de hierro" trata de encajar en la definición del neo-exploitation indagada por Quentin Tarantino a través de "Kill Bill" y derivadas, una empresa a la que se han sumado autores y/o arribistas como Eli Roth ("Hostel"), Larry Bishop ("Hell Ride") y Robert Rodriguez ("Machete"). Ninguno de los anteriores alcanza a emular el sabor genuino, instantáneo y chirriante de las producciones setenteras, aunque directores como Rob Zombie, Ti West y el propio Tarantino, en "Death Proof" (su obra más madura), han conseguido apropiarse de los códigos del género contenedor para dotarlo de una identidad propia.

En el caso de RZA, aspirante a obrador de ficciones exploit en cinematografías periféricas como la hongkonesa, la influencia de Tarantino es tan nítida como su admiración por maestros del wu xia de la talla de Gordon Liu y los hermanos Saw, aunque tiene problemas para asimilar el potencial deconstructor de la herencia tarantiniana. El resultado es un vómito, caliente y sabroso, con el que el espectador cinéfago va a disfrutar rebañando los restos de un spaghetti western oriental especiado con un toque de John Carpenter.

RZA venera a sus ídolos, al punto de clonar a personajes como Yuki Kashima ("Lady Snowblood") y el trío salvaje de "Shogun Assassin", pero rara vez consigue estresar el tono de una película que raya por debajo del que es su competidor más inmediato: el "Kung-Fu Panda" de Mark Osborne. Ingenioso en el manejo de la autocita musical diferida, RZA compone un espectáculo visual generoso en escorzos y tirabuzones, enredando a Russell Crowe en el cableado de un delirante puesta al día de un cine marcial que baila al ritmo de hip-hop. Un aperitivo frugal antes de atacar el regreso a la casa del tigre de la mano de Wong-Kar Wai y su espectacular biografía de Yip Man.

0 Lecturas