Entrada destacada

Una noche con mi ex suegro

Martin (Emile Hirsch) es un músico de Los Ángeles cuya cena con el Sr. Gallo (J.K. Simmons), el padre de su novia, Ginnie (Analeigh Tipton), un tenaz hombre de negocios que siempre está ocupado, no salió nada bien. Ahora han pasado seis meses y, tras romper con ella, verá cómo un día su ex suegro se presenta en su casa. La causa es que su hija ha desaparecido, no responde a sus mensajes y Martin es la única persona que conoce en la ciudad. Juntos pasarán una noche de locura buscando a Ginnie mientras se fragua entre ellos una incómoda amistad.

Valoración:5,488.

Un funeral de muerte (Neil LaBute, 2.010)

Póster: Un funeral de muerte (Neil LaBute, 2.010)


Un funeral de muerte (Neil LaBute, 2.010)

Ficha:

Título Original: Death at a Funeral.
Director: Neil LaBute.
Guionista: Dean Craig.
Intérpretes: Loretta Devine, Peter Dinklage, Danny Glover, Regina Hall, Martin Lawrence, James Marsden, Tracy Morgan, Chris Rock, Zoe Saldana, Columbus Short, Luke Wilson, Loretta Devine, Kevin Hart, Ron Glass, Liam Ferguson, Regine Nehy, Cate Beehan.
Productores: Sidney Kimmel, William Horberg, Chris Rock, Share Stallings, Laurence Malkin.
Fotografía: Rogier Stoffers.
Música: Christophe Beck.
Montaje: Tracey Wadmore-Smith.
País: Estados Unidos.
Lugares de rodaje: California (Estados Unidos)
Año: 2.010.
Duración: 93 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia, Familiar.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España, S. A.
Estreno: 25-06-2.010.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 21.871.
Recaudación: 124.684,55 €.
Calificación: 5,720.

Sinopsis:

Peter Dinklage, Danny Glover, Martin Lawrence, James Marsden, Tracy Morgan, Chris Rock, Zöe Zaldaña y Luke Wilson protagonizan esta divertidísima película de humor negro que nos muestra un funeral para morirse... de la risa. Cuando muere el patriarca de una original familia, su funeral se convierte en un circo. Cadáveres extraviados, chantaje, exhibición obscena y un muerto que no puede permanecer en el ataúd no son más que el principio de esta comedia de infarto. Pero cuando los secretos de familia salen a la luz, se arma un verdadero escándalo.

Comentario:

El polifacético Neil LaBute ("Amigos y vecinos", "Persiguiendo a Betty") aborda el remake de la película homónima que dirigiera Frank Oz en 2.007, situando la acción en el contexto de una familia afroamericana. La vuelta de tuerca sirve para ver juntos en escena a un auténtico dream team de la comedia yanki más irreverente y salvaje, liderado por Martin Lawrence, Chris Rock y el televisivo Tracy Morgan. Humor grueso y mucho caos es lo que rodea al cadáver en torno al que se reúne una familia con más de un secreto.

Crítica:

26-06-2.010 – JOSU EGUREN

A dos metros bajo tierra

En una semana de estrenos de perfil bajo, "Un funeral de muerte" habría sido la mejor noticia de la cartelera si estuviésemos hablando de la comedia homónima dirigida por Frank Oz en 2.007. La fotocopia en blanco y negro manipulada por Neil LaBute es muy pobre, otro insulto a los espectadores que alucinamos con esta moda eterna de los 'remakes', no porque dudemos de la necesidad de readaptar títulos originales al gusto del público americano, sino por la jeta con la que las 'majors' nos revenden un producto de inferior calidad y envuelto en un 'packaging' sensiblemente modificado.

A dos metros bajo tierra del cadáver sepultado por Oz (una película que merece todas las atenciones por parte de los amantes de la comedia inglesa), Neil LaBute dilapida su decreciente prestigio poniéndose al frente de un casting multirracial, pero manifiestamente armado para atraer al público afroamericano. El maridaje entre el humor inglés y actores de características tan acusadas como Regina Hall, Tracy Morgan y Martin Lawrence es un absoluto fracaso, más si tenemos en cuenta que el único intérprete a la altura es Peter Dinklage, y que éste se limita a recitar de memoria un texto que conoce desde hace tres años.

La culpa es del director, incapaz de recontextualizar el sarcasmo británico y muy timorato a la hora de guiar a sus actores por la línea de la contención, una tarea imposible si tenemos en cuenta que quien manda en el set es Chris Rock y no el funcionario de turno que maneja la cámara. LaBute y su tropa se han quedado con la parte más gruesa del original despreciando los matices que delataban su procedencia, e intercambiando el fino humor británico por el gag tosco de raíces escatológicas.

A pesar de todo, que es mucho, "Un funeral de muerte" no matará de aburrimiento a los que no sufran el 'déjà vu', y deja la puerta abierta para que los rezagados recuperen en vídeo una comedia que con el tiempo se convertirá en un clásico.

Comentarios